Secciones
Síguenos en:
La minga le ‘entregó’ la plaza de Bolívar al comité del paro
AUTOPLAY
Total normalidad durante la jornada de movilizaciones en BogotáTotal normalidad durante la jornada de movilizaciones en Bogotá.
Paro nacional 21 de octubre Bogotá

Óscar Murillo. EL TIEMPO

La minga le ‘entregó’ la plaza de Bolívar al comité del paro

La mayoría de los indígenas que llegaron a Bogotá el domingo pasado se despidieron de la ciudad.

Bogotá vivió una nueva jornada de protestas, y como ocurrió el lunes pasado con la minga indígena, transcurrió en paz. Ayer hubo tres puntos de encuentro en horas de la mañana: el parque Nacional; el monumento a los Héroes, en la calle 80, y la Sevillana, en el sur. Todos se dirigieron y concentraron en la plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad.

En este lugar, líderes de la minga –que llegó a la ciudad el domingo pasado y buena parte ya se regresó a sus territorios– les entregaron simbólicamente la plaza de Bolívar a los promotores del paro nacional, tras haberse manifestado en este sitio emblemático de la ciudad.

(Le puede interesar: 'Sí podemos, si no se estigmatiza movilización social': Claudia López)

“Las chivas salen en estos momentos de Bogotá por la Autosur. En la plaza de Bolívar finaliza de manera festiva la jornada convocada por el paro nacional”, manifestó en su cuenta de Twitter, sobre las 3:30 de la tarde, Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno de Bogotá.

El recorrido desde el parque Nacional, que estaba citado para las 9 a. m., comenzó a eso de las 10:30 a. m. Esperaron a que llegara el mayor número de manifestantes para empezar el recorrido.

Por la carrera 7.ª se movilizaron sindicatos, indígenas, comunidades afro, campesinos, organizaciones sociales y jóvenes, y en ningún momento se presentó un hecho de vandalismo en el tránsito hacia la plaza principal de la ciudad. “La minga nos dio un enorme ejemplo de civismo, de organización social, de pacifismo. Durante cuatro días marchó dos veces absolutamente en paz, nos devolvió el Palacio de los Deportes limpio y no hubo infiltrados del Eln, ni de las Farc, ni francotiradores”, dijo anoche la alcaldesa Claudia López.

Paro nacional 21 de octubre 2020

La marcha del paro nacional llega a la plaza de Bolívar.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

(Además: De forma pacífica, finaliza el paro nacional en Bogotá)

Así lo entendieron también algunas personas que acompañaron a los indígenas. “La minga está dando un ejemplo de dignidad, esta marcha es pacífica, no tenemos interés de afectar el orden público”, le dijo un manifestante a EL TIEMPO.

Adicionalmente, Fecode, el sindicato de profesores, realizó caravanas vehiculares desde las 9 a. m. La primera partió desde el monumento a los Héroes y la segunda, desde la autopista Sur, en la Sevillana, y se unieron a la gran movilización en el parque Nacional.

Tras las dos jornadas de marchas y el paro de 48 horas, Nelson Alarcón, presidente de Fecode, dijo: “Vamos a seguir trabajando por la educación y si es necesario, volveremos a recurrir a paros, esta vez de mayor duración, hasta que el Gobierno Nacional cumpla con lo pactado en el 2019, y comprenda que en este momento no están las condiciones para volver a las aulas”. Se espera que las nuevas jornadas de protesta se lleven a cabo el 21 de noviembre, un año después del paro nacional de 2019, en el marco de las movilizaciones que anunció el comité nacional del paro.

Paro nacional 21 de octubre 2020

Manifestantes en el paro nacional del 21 de octubre de 2020.

Foto:

Milton Díaz. EL TIEMPO

(Para seguir leyendo: 'La minga apenas comienza': delegados indígenas)

Entrada la tarde, en la plaza de Bolívar, los estudiantes que llegaron a este lugar prepararon un sancocho para despedir a los indígenas que estuvieron alojados en el Palacio de los Deportes y que continuarán manifestándose desde sus territorios. “Fue muy gratificante ver el recibimiento que nos dieron en Soacha y en Bogotá. La gente se nota que quiere un cambio, nos está apoyando, sobre todo que la lucha sigue y ver que esos 11 días de minga, de parar en Cali, en Armenia, en Ibagué, hasta llegar aquí, valieron la pena, el cansancio a uno se le olvida”, reflexionó Valentina, una joven que se unió en Armenia a la movilización indígena.

BOGOTÁ Y VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.