Secciones
Síguenos en:
Así era el Palacio del Colesterol en Bogotá
Galería
Palacio del Colesterol
Archivo particular

Después de que se conocieran denuncias por parte de concejales de Bogotá que alertaban sobre el posible fin del Palacio del Colesterol, un emblemático grupo de comerciantes que se ubicaba en inmediaciones al estadio El Campín, la ciudad volteó su mirada hacia ellos.

No es para menos. Por décadas, el Palacio del Colesterol fue para muchos de los hinchas del fútbol una parada obligatoria antes o después de un partido.

Palacio del Colesterol
Archivo particular

El Palacio del Colesterol se creó en los años 60 en un predio aledaño al Estadio El Campín (inaugurado en 1938). Allí, decenas de comerciantes firmaron en 1962 los primeros contratos con el Distrito para arrendar el espacio. 
En los 70 los acuerdos se hacían con el Fondo de Ventas Populares y, décadas más tarde, pasaron a hacerse con el IDRD bajo la figura de aprovechamiento económico del espacio público. 

Palacio del Colesterol
Archivo particular

"Antes vendían sobre la carrera 24 y sobre la calle 57. Esto lo hicieron nuestros abuelos en vista de ver todas esas comidas en la calle... fue el Alcalde Jorge Gaitán Cortés, quien dijo que tocaba colocar las ventas en un solo punto. Él dio este sitio, nuestros abuelos acudieron a las embotelladoras de Bavaria y ellos dieron materiales. Nuestros abuelos pusieron la mano de obra y trabajaron aquí", cuenta Carlos Julio Parra, hijo de Maria Otilia, una de las primeras cocineras que llegó al Palacio. 

Palacio del Colesterol
Archivo particular

Y así, año a año, los comerciantes originarios de Bogotá, Cundinamarca y otras parte del país construyeron este espacio que se volvió popular entre los hinchas de fútbol. 

Abrían sobre las 7 a.m. y atendían a los hinchas, que entraban a las 3:30 p.m. a los partidos. Tenían clientela antes, durante y después de los encuentros. La fiesta de la comida frita terminaba hacia las 10 p.m. 

Palacio del Colesterol
Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

El Palacio, desde 1962, ha alimentado a hinchas de todos los equipo con cuchuco con espinazo, morcilla, longaniza, chicharrón totiao, chicharrón cocho, fritanga, gallina y todo lo que haga feliz a los corazones que laten por el fútbol.

Palacio del Colesterol
Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Hoy, sin embargo, un proyecto de renovación de El Campín y sectores aledaños los tiene en jaque.De acuerdo a la directora del Instituto Distrital de Recreación y Deportes (IDRD), Blanca Durán, se trata de “un proyecto de alianza público privada que inició evaluación en 2018 y que ya este año está en factibilidad. Es un proyecto que incluye la reforma del Estadio El Campín, la construcción del Auditorio de la Filarmónica, unas obras de urbanismo para generar espacios públicos, unos escenarios deportivos... Toda esta obra requiere que nosotros solicitemos los predios de ese sector que son propiedad del IDRD”. 

Palacio del Colesterol
Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Entre esos predios, está el Palacio. Hoy, los comerciantes insisten en buscar una alternativa que les permita ser parte del proyecto y permanecer en el lugar, con sus clientes de siempre y con el sonido del fútbol de fondo. 

Bogotá 26 de septiembre de 2021 , 03:55 p. m.

Así era el Palacio del Colesterol en Bogotá

Esta plazoleta de comidas, ubicada justo detrás de El Campín, quedó cerrada desde marzo de 2020.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.