Dos buenas noticias / Voy y vuelvo

Dos buenas noticias / Voy y vuelvo

Una encuesta de Cultura Ciudadana trae datos alentadores en cuanto a tolerancia.

Estación de Transmilenio Portal de las Américas

Los ‘Transmilenials’ es una iniciativa de jóvenes que quieren recuperar el concepto de cultura ciudadana en el sistema de buses de servicio público.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

Por: Ernesto Cortés
01 de diciembre 2018 , 10:15 p.m.

Esta semana hubo dos noticias buenas en Bogotá. Buenas si queremos ver el vaso medio lleno. Por un lado, la Encuesta de Cultura Ciudadana trae datos alentadores en cuanto a tolerancia: disminuye el rechazo hacia los drogadictos, menos personas reportaron vecinos ruidosos, menos personas se muestran dispuestas a desobedecer la ley, hay más tolerancia con la comunidad LGBTI y baja el porcentaje de quienes justifican la violencia contra la mujer.

Claro, el estudio también revela cosas preocupantes, como la falta de confianza en el otro, la justificación de ciertas prácticas corruptas y el pesimismo: el 76 por ciento no cree que se pueda superar el problema de la corrupción, por ejemplo.

Pero como les digo, es bueno ver el vaso medio lleno y confiar en que es posible recuperar la confianza.

Hacerlo va a depender de un cambio en la narrativa de la ciudad. Y ello tiene que ver con la construcción de un nuevo lenguaje que permita destacar lo bueno sin desconocer lo malo y en reconocer los logros del otro antes que ignorarlos. Tarea difícil para nuestros políticos, pero no imposible. Para ello habría que comenzar por superar la polarización, que se ha llevado muchas cosas buenas al abismo.

La otra noticia alentadora corrió por cuenta de los ‘Transmilenials’, una iniciativa de jóvenes pilos que quieren recuperar el concepto de cultura ciudadana en el sistema de buses de servicio público.

Para ello, diseñaron una estrategia a base de incentivos para que la gente corrija conductas como colarse, no respetar la linea amarilla, no dejar que los pasajeros bajen primero y cosas por el estilo.

Es tal el entusiasmo y la creatividad que esta semana, en un foro en la Universidad de los Andes donde tuve la oportunidad de interactuar con ellos y con personalidades de la academia y el Distrito, me quedó claro que lo que esta ciudad necesita son más jóvenes entusiastas que nos enseñen a ver las cosas sin tanto dramatismo y con mucha esperanza.

Varios de los muchachos presentes nos hablaron de sus pequeños gestos de heroísmo ciudadano, como llamar la atención del otro cuando hace algo reprochable o convertir una situación mala en algo bueno. Justamente así nació Transmilenials: de un altercado entre uno de los jóvenes con una de las operadoras. Hoy, la actitud es distinta.

Figuras como la Paca Zuleta, Alejandro Gaviria, Jorge Torres, Ángela Garzón, Víctor Manuel Rodríguez, María Consuelo Araújo terminaron confesando también sus muestras de civismo. Fue aleccionador. Y estoy seguro de que hay miles de ciudadanos, millones, que todos los días tienen una pequeña o una gran acción con la ciudad, con su vecindario, con su edificio o en su trabajo, lo que pasa es que no lo notamos. Pero sé que pueden ser muchos, y eso me alivia.

¿Es mi impresión o... los mismos que dicen que el país se está desbaratando son aquellos que con sus trinos ayudan a dinamitarlo todos los días?

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe de EL TIEMPO
En Twitter: @ernestocortes28

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.