Secciones
Síguenos en:
Mujer de 26 años lideraba peligrosa banda de asesinos en Bogotá
Los capturados tendrán que responder por concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y homicidio agravado.

Los capturados tendrán que responder por concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y homicidio agravado.

Foto:

Policía de Bogotá

Mujer de 26 años lideraba peligrosa banda de asesinos en Bogotá

Tomó el control de ‘los Parnaso’ y es acusada de participar en al menos 12 homicidios.

‘Francy’, una mujer de 26 años, con dos hijos y oriunda de Puerto Nare, Antioquia, era el cerebro detrás de una peligrosa banda delincuencial que, a través de asesinatos, controlaba el microtráfico de drogas en Diana Turbay, Molinos II y Rincón del Valle, en la localidad Rafael Uribe Uribe, en el sur de Bogotá.

El grupo de homicidios de la Sijín de la Policía Metropolitana le siguió la pista a esta persona desde octubre del 2019, y hace dos semanas, después de identificar su sanguinario modus operandi, la capturó junto con tres personas más de su grupo criminal, denominado ‘los Parnaso’.

Esta banda empezó hace algunos años, cuando alias Pocho llegó al Rincón del Valle en busca de un apartamento para arrendar. Él empezó a vender drogas en la zona y desde la vivienda que alquiló organizó un plan para apoderarse de ese barrio y de otros cercanos.

Un joven de la zona, que notaba movimientos extraños en esa residencia (llegada y salida de motos, grupos de personas que entraban y se iban rápidamente), un día decidió preguntarle a ‘Pocho’ a qué se dedicaba. Este le dijo que controlaba la olla del barrio y le ofreció trabajo. De inmediato aceptó y se fue convirtiendo en uno de los hombres de confianza.

(Lea también: Ladrones usaron gas pimienta para reducir a sus víctimas en Bogotá)

Como él, varios jóvenes empezaron a trabajar para ‘Pocho’ vendiendo drogas en esquinas y parques. Pronto quisieron ampliar sus fronteras, por lo que decidieron ingresar al barrio Molinos II, donde se desató una guerra a muerte con otros traficantes que controlaban esa zona.

Burbuja era un persona que cometía en la mañana un homicidio y en la tarde estaba haciendo cacería a otros. Decía: ‘Estoy como un león en el barrio, tengo aquí a los vendedores ubicados’

Las autoridades notaron que en ese sector los homicidios estaban aumentando, pero no tenían claro quiénes estaban detrás, así que decidieron empezar a indagar. Los investigadores asignados al caso comenzaron a recorrer el sector y hablar discretamente con los vecinos, hasta que llegaron donde un joven que trabajaba para ‘los Parnaso’ como taquillero, pero que había sido torturado por haber perdido una mercancía.

“Ellos tienen una forma mala de tratar a los muchachos que les trabajan. Si hay un operativo, o la policía les incauta la droga, pues ellos no tienen cómo responder, entonces los golpean, los maltratan, los torturan con electricidad. Muchos de los que estaban cansados de esa situación son los que encontramos y ellos nos ayudan”, narró uno de los agentes que estuvieron al frente del caso.

Fue justamente uno de estos jóvenes quien, en una declaración formal, empezó a contarles a las autoridades cómo operaba esa banda, cuáles eran sus rutas, quiénes eran y qué roles cumplían sus integrantes.

Los investigadores se enfocaron en alias Burbuja, un hombre de 30 años que era el encargado de ejecutar los asesinatos. ‘Pocho’ lo reclutó cuando quiso apoderarse de Diana Turbay y Molinos II. Este hombre estaba cumpliendo una condena de prisión domiciliaria después de haber pasado un año y medio en la cárcel por porte ilegal de armas. Después de que se interceptó su línea telefónica, los agentes empezaron a escuchar cómo se planeaban y ejecutaban los homicidios.

“ ‘Burbuja’ era un persona que cometía en la mañana un homicidio y en la tarde estaba haciendo cacería a otros. Decía: ‘Estoy como un león en el barrio, tengo aquí a los vendedores ubicados’ ”, cuenta un uniformado.

Uno de los 12 asesinatos que las autoridades creen que cometió ‘Burbuja’ fue el de una pareja a finales del año pasado. El hombre ubicó la residencia de sus víctimas, entró sigilosamente y los asesinó.

Gracias a que las líneas telefónicas estaban interceptadas, las autoridades evitaron algunos asesinatos. Por ejemplo –explicó un investigador–, en enero pasado escucharon cómo ‘Burbuja’ citó a un tatuador, que además vendía marihuana, en una esquina en Molinos II, supuestamente para cuadrar un negocio. Sin embargo, su plan era asesinarlo.

Aunque la policía no sabía quién era la víctima, decidieron enviar patrullas a recorrer la zona donde iba a ocurrir el encuentro a la hora en la que se había acordado por vía telefónica. La presencia policial evitó que la reunión se diera.

Ellos tienen una forma mala de tratar a los muchachos que les trabajan. Si hay un operativo, o la policía les incauta la droga, pues ellos no tienen cómo responder, entonces los golpean

En medio de la espiral de sangre que estaba protagonizando ‘Pocho’ de la mano de ‘Burbuja’, el líder de esta banda fue asesinado hace un mes, cuando salía de una vivienda del barrio Rincón del Valle. Recibió 10 disparos. Para la Sijín, este asesinato lo cometió alias Rey, un delincuente que estuvo en prisión mientras ‘Pocho’ tomaba el control de estos sectores de Rafael Uribe Uribe. La principal hipótesis es que ‘Rey’ volvió a recuperar su territorio.

Ante la muerte de ‘Pocho’, ‘Francy’, su esposa, tomó su lugar. Lejos de intimidarse, aumentó el negocio (tenía ganancias de 1 millón de pesos diarios), incluyó más personas en la banda y les hizo frente a sus enemigos.

“Como tal esa banda es un poco amplia, por ahí unas 10 personas, pero se capturaron cuatro. Hubiese sido bueno capturar a todos, pero requería más tiempo, y últimamente ya no era un homicidio cada 15 días, sino dos un fin de semana, o tres por semana”, explicó la Policía respecto al operativo de captura que realizó.

Las cuatro personas capturadas fueron alias Francy y Burbuja, y Jessica y Kevin, una pareja de esposos que tenía a cargo identificar las personas que se dedicaban a la venta de drogas en estos barrios e informar en detalle a ‘Burbuja’ para que él los asesinara.

Fueron tres los allanamientos adelantados por los investigadores, donde encontraron más de 7 kilos de marihuana y cerca de 1 kilo de cocaína, así como elementos para la fabricación y distribución de estupefacientes.

En la audiencia, la Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y homicidio agravado. Gracias a las pruebas recopiladas por la Sijín de Bogotá, un juez los envió a la cárcel, con medida de aseguramiento.

Pero este operativo todavía no termina. Aún falta capturar a seis integrantes de esta banda. Por lo pronto, según la Policía, desde que se hicieron estas detenciones, hasta el momento no ha vuelto a ocurrir un homicidio en la zona.

En la localidad de Rafael Uribe Uribe, donde ocurrió todo este operativo, en el mes de enero aumentaron en un 180 por ciento los asesinatos. Mientras que en el primer mes del 2019 hubo cinco homicidios, este año fueron 14, es decir, nueve hechos más.

Con la desarticulación de ‘los Parnaso’, se espera que las cifras de muertes violentas disminuyan significativamente.


REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO
Twitter: @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.