Secciones
Síguenos en:
Gobierno alista proyecto de seguridad ciudadana para combatir crimen
AUTOPLAY
Balance de seguridad en BogotáEn vivo: análisis de cómo va la seguridad en la capital.
Balance del Plan de Choque en Bogotá

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Gobierno alista proyecto de seguridad ciudadana para combatir crimen

El ministro de Defensa, Diego Molano, anuncia que la norma busca frenar la reincidencia.

En diálogo con EL TIEMPO, el ministro de Defensa, Diego Molano, reconoce que ha habido un incremento de la inseguridad en el país, particularmente en los centros urbanos, algo que, según él, se repite en varias partes del mundo fruto de la situación derivada de la pandemia.

Por eso, anuncia medidas como un decreto que meterá en cintura el uso de armas de fogueo y un proyecto de ley para evitar la reincidencia de los delincuentes, el ataque a servidores públicos y el control de armas.

(Le puede interesar: Solo 20 % de los capturados en Bogotá van a prisión mientras son procesados)

¿La inseguridad en Bogotá es un tema de percepción?

Es muy importante poder hacer un ejercicio de percepción de qué es lo que está pasando en Bogotá y qué está sucediendo en Colombia. Tuvimos hace 10 días una cumbre de seguridad ciudadana con varios alcaldes del país donde se dispararon las tasas de homicidio. Hay una conclusión importante de lo que sucede en Colombia y está pasando en el mundo. Después de la pandemia se han incrementado los delitos: homicidio y hurtos. Son varias razones atribuibles a ese escenario. El incremento de homicidios en Europa, Nueva York, América Latina, se ha dado simultáneamente pospandemia.

Diego Molano, Ministro de Defensa

Foto:

Mauricio Moreno


Tres factores influyen, un primer factor, llamémoslo social por el incremento del desempleo, lo cual genera incremento de pobreza y violencia, ahí hay un factor; el segundo es fisiológico, que tiene que ver con el encierro y el nivel de violencia que se ha visto en la actividad criminal posterior a la pandemia, y hay varios estudios. Incluso ahorita durante los paros me enviaron varios documentos, que señalaban comportamientos agresivos después de un periodo de encierro grande que ha sufrido la sociedad y eso aumenta los niveles de violencia . Y lo tercero es un análisis que hicimos con la Policía Nacional, inclusive en las discusiones que ha tenido Interpol, en el cual hay una reconfiguración del crimen que se da especialmente después del vandalismo y los bloqueos en ciertas ciudades y municipios. Esa tendencia hemos buscado comenzar a revertirla y por eso la intervención en los últimos 20 días; hemos logrado bajar la tasa de homicidios y la tasa de hurtos, comparado con el año 2019. Sin embargo, cuando se presentan hechos dramáticos como los que hemos visto, eso a la gente le sigue generando temor y a pesar de que se comiencen a revertir las tendencias, nosotros no podemos estar satisfechos.

¿No es hora de pensar en qué hacer con los parrilleros en moto?

En algunas oportunidades sintiera uno que la respuesta es desmontar siempre el parrillero, pero es muy importante entender qué está pasando con el crimen y en dónde está pasando. Por ejemplo, qué identificamos: en cada ciudad no es una práctica generalizada, sino que está muy focalizado en Bogotá, en Medellín o en Cali, en unas comunas, en unas horas y en unos días de la semana. ¿Dónde tenemos concentrados los homicidios en los últimos meses? Estamos entre jueves, viernes y domingo especialmente a nivel urbano, a nivel rural lo tenemos entre sábado y domingo en la tarde en unas veredas, en unas localidades. Lo que se definió es utilizar ese tipo de medida como restricciones administrativas, por ejemplo, con horarios para los bares o como restricción del parrillero en unas zonas específicas donde se han identificado que puede haber este tipo de comportamiento delictivos, pero no se considera una práctica generalizada sino focalizada y por eso se hacen estos comandos situacionales, y lo que estamos haciendo en Bogotá, con la llegado de los cinco generales, es que esas especialidades están buscando concentrarse en este proceso y desmantelar las estructuras criminales, no solo los dos de la moto, sino la estructura criminal que está detrás.

(Para seguir leyendo: Robo en el norte de Bogotá terminó en persecución y disparos)

En el caso de Bogotá preocupan las cifras de hurto a personas, 40.000 casos en el primer semestre de este año, con violencia, con armas de fuego, en la calle, a la luz del día.

Cuando hay homicidio o hurtos con armas de fuego, lo que está detrás no es un ladrón individualmente sino una organización delictiva. Lo primero es desmantelar con mucha inteligencia y policía judicial esas organizaciones. Por eso, parte de los 1.523 policías que llegaron a Bogotá en esta intervención de choque que estamos haciendo tienen un componente alto en investigación judicial; de hecho, en el caso de Dijín y Dipol que vienen el general Murillo y el general Mujica, están dedicados a determinar cuáles son las bandas o las diferentes especialidades. Lo segundo, armas de fuego, lo que está claro es que cuando hay armas de fuego lo que tenemos aquí son organizaciones que tienen recursos. Tiene mucho que ver con el microtráfico y rentas criminales que están utilizando y nosotros hemos evidenciado ese crecimiento de rentas de microtráfico y por eso lo contamos. Después de un mes y medio, de varios consejos de seguridad, tenemos ya un decreto para el control de armas traumáticas. Fueron hechos varios comentarios, yo espero que la próxima semana ya queden más de 300 comentarios, con publicación recibida se implementará para darle control de armas traumáticas que es un fenómeno que facilita el hurto.

¿Cómo se controlaría?

Vamos a tipificar que el arma traumática tiene las mismas reglas que se le aplicaría a un arma de fuego, eso quiere decir que las personas tendrían que aplicar a porte, uso y servicios especiales.

(Además: Iván Duque, vestido de policía, hizo visita sorpresa a varios CAI de Bogotá)

¿Es cierto que la inseguridad en Bogotá obedece a que en el país vecino soltaron a una cantidad de presos y esas personas se metieron a Colombia o eso es un mito urbano?

Cuando uno sale a recorrer los barrios, la comunidad, los consejos de seguridad, se menciona mucho la presencia de extranjeros en la comisión de actividades delictivas. Sin embargo, en los resultados generales cuando hay información y son capturados no pasan del 5 % del total de delitos. Lo que sí hay es un uso de bandas colombianas con extranjeros, y en este caso con venezolanos. No solo son venezolanos, hay una mezcla en este caso. El presidente Duque ha sido totalmente solidario. De hecho, con este permiso especial temporal de protección, lo que se permite es garantizar dos aspectos que son fundamentales, para que aquellas personas venezolanas que están en Colombia tengan la oportunidad de formalizarse y trabajar y aprovechar los beneficios de sociales.

Hay una verdad de a puño y es que muchos delincuentes están quedando libre por decisiones judiciales. ¿Cómo cambiar eso?

Esa apreciación era una de las que expresaban los policías anoche (jueves) en los diferentes CAI, ahí estábamos premiando y reconociendo a un patrullero del CAI del Galán que había hecho 30 capturas, pero habían soltado, creo, casi al 70 por ciento de los que él había capturado. Ayer lo decía el general Vargas, de 1.142 capturas que se han hecho en ese plan de intervención especial, 20 % han quedado con medida intramural, internos, otros con medidas domiciliarias y los otros, precisamente por el tipo de delito, por fuera. No podemos desfallecer y hay que permanecer en ese esfuerzo importante, hacer capturas y hacer buen proceso de judicialización. Vamos a presentar un proyecto de seguridad ciudadana al Congreso de la República que está siendo preparado por los ministros de Justicia, del Interior y Defensa en donde vamos a trabajar tres temas: la reincidencia, el tema de ataque a servidor público, algo relacionado con los bloqueos, y este control de armas menos letales.

¿Cuándo estará listo?

Estamos en las discusiones internas, lo queremos presentar en esta legislatura, yo estimaría que máximo a finales de septiembre debe estar presentado en el Congreso.

Ha habido muchos robos a comercio y restaurantes, por eso los comerciantes piden presencia del Ejército para disuadir a los delincuentes. ¿Eso es posible?

Nosotros utilizamos la figura de asistencia militar especialmente cuando hay graves alteraciones del orden público, como lo que sucedió entre el 28 de abril hasta julio; usamos la figura de asistencia militar, de presencia militar, sobre todo con tres objetivos: proteger a activos estratégicos; segundo, proteger entradas de la ciudad y tercero, en algunas zonas hacer patrullajes conjuntos. En Bogotá se utilizó especialmente en la protección de activos estratégicos en algunos puntos de patrullaje, en los días más críticos, sobre todo de la protección de las URI. No se ha discutido con la administración distrital, pero lo que sí estamos haciendo es reforzar los esfuerzos. ¿Qué estamos haciendo en el caso de Bogotá? Especialmente con el general Cárdenas, que es el encargado a nivel nacional de Gaula y tiene la zona norte de la ciudad, con algunos de los comerciantes y también un trabajo articulado con el Secretario de Seguridad, se están buscando mecanismos para dar más seguridad y presencia de esos 1.523 policías adicionales que se tienen.

EL TIEMPO 

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.