Así es como otras ciudades mejoran la calidad del aire

Así es como otras ciudades mejoran la calidad del aire

El pico y placa no es una de las medidas más efectivas, según experiencias internacionales.

Aire

Bangladés, Pakistán e India son los países con peor calidad del aire. China, en algunas zonas, sigue en crisis, pero les apuesta a la reducción de contaminantes industriales y a fuentes alternativas.

Foto:

iStock

Por: Bogotá
15 de marzo 2019 , 06:30 a.m.

Las últimas emergencias ambientales en Bogotá por la baja calidad del aire sorprendieron al país, pero no al mundo. Contingencias como esta suceden desde mediados del siglo XX, y varias ciudades ya tienen claros los pasos para enfrentarlas.

“La receta para mejorar está documentada. Lo que falta en algunos países en vías de desarrollo es voluntad política para implementarlas”, afirma Eduardo Behrentz, vicerrector de la Universidad de los Andes y experto en calidad del aire.

Behrentz resume la ‘fórmula’ en tres factores: combustibles de calidad, filtros para diésel y control de fuentes industriales. Y, en efecto, estas han sido las directrices en algunas de las ciudades con episodios de crisis en América Latina, como Santiago de Chile y Ciudad de México.

Santiago de Chile

Según la lista mundial de peor calidad de aire 2018 de Air Visual, Chile ocupa el puesto 26, superado por Perú en la región.

Pero, entre sus ciudades más contaminadas no está su capital. A inicios de milenio asumió una estrategia que se ha evaluado para aplicarla en Colombia.

“Identificaron fuentes prioritarias para reducir emisiones con una normativa dura”, dice Néstor Rojas, director del grupo de investigación de calidad del aire de la Universidad Nacional.

Según Rojas, uno de sus focos fueron las emisiones de tráfico: “Hicieron un plan para optimizar la flota de transporte con mejor calidad de combustible, y luego lanzaron un programa de instalación de filtros de partículas para buses”.

También crearon el Centro de Control y Certificación Vehicular 3CV para probar ellos mismos las tecnologías de vehículos importados. “En Colombia, por el contrario, ingresa cualquier vehículo con certificado exterior. Pero, no se hacen exámenes internos que revisen que se cumple la norma”, apunta.

Por si fuera poco, esta capital apunta a tener 40 % de su flota de transporte público con tecnologías eléctricas para 2050.

Ciudad de México

México fue una de las víctimas de la desindustrialización de EE. UU. y Europa cuando se vieron ahogados de partículas.

Allí llegaron fábricas que desencadenaron, en los 80, las primeras crisis ambientales. Así lo explica Mauricio Ángel, experto en la materia: “Hicieron un diagnóstico en una red de monitoreo similar a la de Bogotá. Y actuaron sobre industrias y flotas de transporte: hubo control, filtros y revisiones técnico-mecánicas bastante estrictas”.

Para 2015, la optimización de calidad del aire era sorprendente, según un análisis histórico de Harvard compartido con el Clean Air Institute. El costo anual de estas políticas se estima en 90 millones de dólares anuales, pero los beneficios superan los 150 millones. El mismo estudio revela Como también revela que se han salvado 80 vidas por prevención de enfermedades respiratorias.


Los Ángeles, California

Esta ciudad es referente por excelencia para los académicos. Según Behrentz, entre los 70 y 80, L. A. fue una de las urbes más contaminadas del mundo por su enorme actividad industrial urbana y flota de transporte. Pero vio mejorías por seguir la ‘receta de tres pasos’ y contar con una de las legislaciones más exigentes de EE. UU.

El pico y placa no es la clave

Si en algo coinciden los expertos y los estudios consultados es en que una restricción de la movilidad de vehículos particulares no tiene un impacto real al enfrentar crisis ambientales.

“Aunque una mejor velocidad sí produce menos contaminantes por trayecto, lo cierto es que el impacto de los vehículos particulares en cuanto a emisión de material particulado es mínimo”, dice Mauricio Ángel.

Esto se evidencia, por ejemplo, en Ciudad de México. Allí no se habla de pico y placa, sino de futuras zonas de baja emisión. El Foro Internacional de Transporte (ITF), en su lugar, recomendó fortalecer los sistemas de filtros, mejorar el transporte público sustentable y adoptar normas de emisiones de última generación para vehículos pesados a diésel.

Lecciones para Bogotá

Para Behrentz, el énfasis debe darse en los vehículos de carga pesada, el transporte público y las industrias. “La obligatoriedad de la norma es lo principal. Si no, nunca veremos avances importantes”, agrega.

Conocer los errores de los sectores más contaminados del mundo es clave para no repetir malas prácticas. Bangladés, el peor, según Air Visual, cae por quema de basuras y biomasa. En California, los avances en política pública ambiental podrían perderse por fuertes incendios forestales en la región

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.