Drama de madre por encontrar al dueño del perro que mordió a su hija

Drama de madre por encontrar al dueño del perro que mordió a su hija

Marianma sufrió el ataque de un pitbull hace un mes. Le pusieron 30 puntos en su cara.

Mordida de pitbull

A Michelle le tuvieron que aplicar 70 puntos de sutura internos y 30 externos.

Foto:

 Cortesía

Por: Camilo Andrés Castillo
18 de julio 2019 , 02:39 p.m.

Marianma Michelle Romero sufrió un desgarro con profundidad en un costado de su cara después de que un perro clavara sus colmillos sobre su rostro hace más de un mes. Su madre, Diyireth Romero, lucha por encontrar a los dueños del canino y hacerlos responder.

Eran las 9 de la mañana del jueves 6 de junio cuando un perro de raza pitbull se abalanzó sobre la niña de 10 años que con su madre caminaban por un andén del barrio Milenta en la localidad Puente Aranda. Venían de un velorio y se dirigían hacia la tienda.

El perro, que se encontraba frente a un sitio de comidas rápidas en el que sus dueños compraban algo, mordió a la niña pese al intento de Diyireth por esquivarlo, y le provocó una herida en el costado derecho de su cara.

"El animal estaba en la calle sin bozal", sostiene la madre de la menor, quien recuerda que el animal estaba junto a otras cuatro personas: "había tres hombres y una mujer comprando comida en un local de alitas, uno de ellos es el dueño del pitbull".

Según el relato de Diyireth, cuando logró que el animal soltara el rostro de su hija, y tras ver la gravedad de la herida, la mujer que acompañaba a los hombres se acercó y les ofreció ayuda. "La muchacha dijo que era médico, que me iba a ayudar".

Después, la mujer se ofreció a llevarla en su vehículo hasta un centro médico. "Ella abrió una de las puertas traseras de su carro, de inmediato noté que había una sábana sobre la silla y me negué a subir a Marianma", dice. La razón por la que Diyireth desistió es contundente: "el perro acababa de morder a mi niña, no entiendo como pretendían subirla al mismo carro en el que iba a ir el animal".

Ante la negativa de la madre, esta mujer se ofreció a limpiar la herida, sin embargo, Diyireth le manifestó que prefería esperar a una ambulancia. Apenas pasaron unos segundos cuando esta persona les dijo a los tres hombres que la acompañaban que metieran el canino dentro de la camioneta y se fueran del sitio.

"Los cuatro huyeron, se fueron en dos carros: un vehículo Mazda y una camioneta Renault Duster. Esta es la hora en la que no sé nada de ellos", relata la madre, hoy desesperada por encontrar a los responsables del animal para que respondan.

Los cuatro huyeron del sitio y se fueron en dos carros: un vehículo Mazda y una camioneta Renault Duster. Esta es la hora en la que no sé nada de ellos

La ambulancia nunca llegó, por lo que la niña fue conducida a urgencias de la Clínica Colombia en un vehículo particular, en donde le aplicaron 70 puntos de sutura internos y 30 externos. Sobre la actuación de las autoridades, indica que, pese a que hay una investigación en curso, los resultados no han sido los que ella esperaba. "El día del ataque, la Policía jamas llegó. Vinieron a visitarnos después de dos días", manifiesta.

Consciente de esta situación dice que ha investigado por su propia cuenta. "No me he quedado quieta, los he buscado por redes sociales, hemos encontrado vIdeos de vigilancia y fotos en donde aparecen los carros".

Está segura de poder reconocerlos si se los cruza por la calle y además, dice tener una foto del que parece ser el dueño del perro. "Gracias a la colaboración de los vecinos del barrio tenemos algunos indicios, pero por ahora no podemos asegurar nada", dice.

El ataque no solo dejó heridas físicas en la boca de Marianma, también dejo secuelas psicológicas en la vida de la menor. “Su vida no ha sido fácil después del ataque, no acepta salir a la calle y ve a cualquier perro como una amenaza”.

A los problemas que salud que enfrenta su hija, se suma la situación económica que atraviesa, y que en este momento, no le permite costear una cirugía que es fundamental para Marianma.

"Llevo 5 años sin trabajo y no tengo como pagar la cirugía que mi hija necesita. A ella le ha empezado a salir una callosidad debajo de la cicatriz, por lo que deben operarla antes de 1 año, de lo contrario hay una enorme posibilidad que toque un nervio importante de su cara".

"Hay muchos niños que como mi hija han sido mordidos, creo que este tipo de animales deberían estar censados y tener un seguro", concluye la madre Marianma Michelle Romero. Hoy, después de 32 días, Diyireth y su familia siguen sin conocer la identidad del dueño del perro. 

Registro de razas potencialmente peligrosas

Tras la expedición del nuevo Código de Policía, se estableció en el artículo 127 que los dueños de caninos potencialmente peligrosos deben asumir “la total responsabilidad por los daños y perjuicios que ocasione a las personas, a los bienes, a las vías y espacios públicos y al medio natural”. Además, en el artículo siguiente se estipula que estos animales deben ser registrados en los censos que las alcaldías realizan.

CAMILO ANDRÉS CASTILLO
Twitter: @camiloandres894
REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.