Escenarios que le esperan al secretario de Movilidad en el Concejo

Escenarios que le esperan al secretario de Movilidad en el Concejo

Unos piden su renuncia; otros, una moción de censura, y también están quienes lo defienden.

Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad

El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, defiende el programa de taxi inteligente y dice que ya hay empresarios comprometidos con él.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

17 de septiembre 2018 , 10:32 p.m.

Tres fuerzas se mueven hoy en el Concejo de Bogotá de cara a la gestión del secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo: dos buscan que deje su cargo y una tercera lo respalda.

Por un lado están los concejales de oposición, en cabeza del Polo Democrático, que anunciaron que van a promover una moción de censura contra el funcionario.
Cuestionan las decisiones que ha tomado en asuntos relacionados con la modernización de los semáforos, asunto al que le apareció una carta falsa de la Procuraduría enviada a Movilidad, que no se sabe dónde se originó.

También critican el programa de taxi inteligente, la prórroga a la salida de los buses del SITP provisional y la demora para implementar el sistema público de bicicletas.

Otro grupo de concejales, como Daniel Palacios Martínez, del Centro Democrático, le pide que renuncie. Esta sería una salida política para evitar desgaste institucional, pero, sobre todo, para no dejar que la moción prospere y sea la izquierda la que se lleve el triunfo de haber tumbado al Secretario.

Hay una tercera fuerza que rechaza cualquier intento de boicoteo y respalda la gestión del funcionario. Consideran que en administraciones anteriores pasaron cosas tan graves como el cartel de la contratación o funcionarios procesados por corrupción, pero que ahí sí no hubo ninguna moción de censura, como lo afirma Lucía Bastidas, del partido Alianza Verde.

La situación no tendría nada de atractivo y no pasaría de ser más que unos anuncios, de no ser porque la ciudad está de cara a una contienda preelectoral en la que están en juego la Alcaldía y las curules del cabildo, y se está cuidando el capital político de todos los sectores.

EL TIEMPO entrevistó al funcionario el viernes pasado, minutos antes de que abordara un avión hacia Corea, programado hace varios meses, y que le impidió asistir a un debate sobre el taxi inteligente. Explicó que hace mes y medio le pidió al cabildo aplazar la citación, pero le negaron la solicitud y él no podía cancelar el viaje.

Bocarejo salió en defensa del programa de taxi inteligente, dijo que no hay inseguridad jurídica y que lo que existen son problemas de forma que debe resolver el Ministerio de Transporte. Habló de “maniobras leguleyas” que buscan entrabar el proceso y de “palos en la rueda” de sectores que quieren que nada cambie.

¿Cuál es el lío jurídico del taxi inteligente?

En abril el Consejo de Estado suspendió la resolución del Ministerio del Transporte sobre el taxi de lujo, y lo hizo porque el Ministerio la expidió antes de recibir un concepto de la Superintendencia de Industria y Comercio, que hubiera podido aceptar o no aceptar. Desafortunadamente los taxistas ayudan a crear mantos de que esto no es sólido jurídicamente, pero sí tiene toda la solidez jurídica. Lo único es que tuvo ese primer problema.

¿Y qué pasó con esa suspensión?

Nosotros le pedimos al Consejo de Estado que modulara la suspensión o que la aclarara porque hay gran cantidad de empresas, de personas naturales que han hecho inversiones y que han trabajado para implementar el taxi inteligente, en un marco total de legalidad. En este momento hay inversiones desde el sector privado que pueden llegar a ser de 15.000 millones de pesos, sin contar todo lo que pudo haber costado haber desarrollado 20 plataformas (aplicaciones) para el sistema.

¿Y qué pasó con esa petición?

Como nosotros le pedimos modular la suspensión, el Consejo de Estado no solo la modula sino que la revoca. Dice queda revocada la suspensión. A partir de eso nosotros avanzamos. Eso fue el 9 de agosto.

¿Y ahora por qué se vuelve a aplazar el cronograma?

Lo que sucede hace dos días es que el Ministerio pide (al Consejo de Estado) una aclaración y eso obviamente genera que nosotros debamos parar esos plazos que estábamos implementando. Lo que pide aclarar el Ministerio es si realmente está revocada esa suspensión o no. Para nosotros claramente estaba revocada.

Lo que pide aclarar el Ministerio es si realmente está revocada esa suspensión o no. Para nosotros claramente estaba revocada

Ahora nos toca esperar que el Consejo de Estado dé esa claridad al Ministerio. Lo otro que le quiero contar es que las plataformas (aplicaciones), para que nosotros las podamos usar en el taxi inteligente, primero las homologó el Ministerio de Transporte, para taxi de lujo y para taxi corriente.

¿Qué es lo que pasa, por qué tanto problema?

Lo que estamos viendo es algo que desafortunadamente sucede en el país en todos los ámbitos, y es que uno quiere hacer cualquier cosa y le ponen palos en la rueda de todas las maneras posibles. Hemos atendido más de 20 tutelas, no sé cuántos derechos de petición de los taxistas y todo ha salido a favor nuestro. Los taxistas pusieron una demanda en un juzgado y les negó la medida cautelar, porque todos los elementos jurídicos que soportan el tema del taxi inteligente son sólidos.

¿En manos de quién está hoy la decisión?

Aquí hay dos momentos. Uno es que necesitamos que el Consejo de Estado dé claridad al Ministerio, que confirme la derogatoria de suspensión. Eso nos sirve mucho, pero lo fundamental es que el Ministerio vuelva a sacar la resolución, cumpliendo con todo el trámite en el que se equivocó. Pero hay un mensaje muy fuerte para todos los taxistas y es que los que ya tienen el sistema lo tienen que seguir utilizando. Ellos han visto que hay muchos beneficios.

¿Quién está detrás de estos palos en la rueda?

Algunos líderes que tienen muy poca fuerza, pero están haciendo lobby permanente, se están moviendo por todos lados, y no quieren que pase nada.

¿Cuál ha sido el impacto de todo esto para la Secretaría?

Siempre es estar expuestos y ser vulnerables a todas estas maniobras leguleyas para tratar de impedir que se generen los cambios. Nos preocupa que permanentemente se estén metiendo recursos, tutelas, simplemente para no dejar avanzar. Ojalá que estos señores que representan un grupo muy pequeño de taxistas realmente tuvieran claridad de una visión que pueda mejorar las cosas y no simplemente estar torpedeando iniciativas que ya está siguiendo la mayoría.

EL TIEMPO le preguntó, vía WhatsApp, qué tiene que decir a la petición de renuncia de algunos concejales. “No me puedo poner a especular”, respondió.

Redacción Bogotá
Con reportería de John Cerón y Hugo Parra

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.