Los carros piratas fueron la causa de los desmanes en Usaquén

Los carros piratas fueron la causa de los desmanes en Usaquén

Habitantes aseguran que no cuentan con transporte público y por eso utilizan los vehículos ilegales.

carros ilegales usaquen

Son 80 Conductores informales que hacen rutas hasta la autopista Norte con calle 183.

Foto:

Andrés Zapata / El TIEMPO

Por: Redacción Bogotá
26 de febrero 2019 , 02:03 p.m.

Con preocupación, angustia e incertidumbre los habitantes de los barrios el Verbenal, Lijacá, el Codito y otras zonas aledañas de la localidad de Usaquén, permanecen con temor por lo sucedido la tarde del pasado miércoles; cuando los residentes del sector y comerciantes se armaron con palos y piedras para impedir que la Policía de Tránsito de Bogotá inmovilizara algunos carros que prestaban el servicio de transporte informal en el sector.

carros ilegales usaquen

Así amaneció el barrio Verbenal el pasado jueves después de los disturbios.

Foto:

Andrés Zapata / El TIEMPO

La batalla campal comenzó alrededor de las 4 de la tarde del miércoles. En ese momento uniformados de la Policía de Tránsito llegaron hasta el barrio Verbenal para recuperar el espacio público y controlar el transporte ilegal.

"Todo fue un caos, lanzaban objetos, piedras y gases por todas partes", aseguró Martha Rojas, dueña de un establecimiento público, quien complementó que fue tan grave la situación que hasta el lugar debió llegar el Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD, para controlar la situación que terminó a las 9 de la noche.

Según Gonzalo Vargas, líder comunitario de la zona, los uniformados llegaron para hacer unos procedimientos de espacio público con los vendedores informales, pero también arremetieron contra los conductores quienes los transportan a diario, porque no hay rutas de servicio público que lo hagan. 

El enfrentamiento causó que varios locales se vieran afectados en sus ventas y que varias personas aprovecharan la situación para robar, generar vandalismo y disturbios”, dijo Vargas, quien aseguró que “se deben seguir haciendo las mesas de trabajo con la Policía Metropolitana y la Policía de Tránsito para ver qué soluciones le pueden dar a las personas que prestan el servicio de transporte informal", indicó Vargas, vocero de la comunidad

Llevo 15 minutos esperando la ruta del Sitp pero nada que pasa, hace poco subió un bus y debo esperar a que se devuelva, por hay otros 20 minutos más

La odisea que viven los habitantes de los cerros de Usaquén

Los vecinos aseguran que a las 5 de la mañana cuando salen de sus casas y van hacía la autopista Norte con calle 183, no pasa ningún bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y que, los que aparecen, se demoran más de 30 minutos.

"Llevo 15 minutos esperando la ruta del SITP pero nada que pasa, hace poco subió un bus y, debo esperar otros 20 minutos a que se devuelva", aseguró Angie Arcos, una residente del barrio el Codito, quien además, manifestó que ella estudia en la universidad y llega a la autopista Norte con calle 183 a las 10 de la noche y lo único que la sube hasta el barrio son los carros ilegales.

"Si quitan esos carros, no le serviría para nada a la comunidad. La solución es que pongan más buses y más rutas a ver si se soluciona", dijo Arcos. EL TIEMPO estuvo en el paradero de los Sitp en el barrio El Codito, durante dos horas y en ese tiempo la ruta 330, se demoró 45 minutos en llegar.

carros ilegales usaquen

Los buses del SITP se demoran hasta media hora en pasar, la entidad aseguró que el tiempo máximo es de 20 minutos. 

Foto:

Andrés Zapata / El TIEMPO

¿Qué dice TransMilenio?

La entidad se pronunció al respecto y, aseguró que el Servicio Urbano 330 La Estrellita - El Uval, pertenece a las zonas de Usme y Usaquén; es operado por el concesionario CONSORCIO EXPRESS S.A.S., y tiene cerca de 50 buses para operar este servicio. Entre los problemas más comunes que afectan la operación están los trancones, accidentes, buses varados, operadores enfermos y las manifestaciones en la vía, cada uno con diferente grado de afectación.

Sin embargo, con el fin de mitigar el impacto de dichas afectaciones disponen de personal operativo que monitorea a diario en tiempo real las condiciones de las rutas, entre ellas el cumplimiento de los intervalos de paso, lo cual, permite identificar las posibles desviaciones que se presenten en la operación por diferentes variables y tomar acciones que permitan cumplir con los horarios programados.

"Los reportes y seguimientos que se tienen de este servicio indican que las frecuencias se encuentran entre los 8 y 12 minutos, pero de acuerdo con lo expuesto anteriormente, es posible que se puedan presentar algunos retrasos. (20 minutos mayor tiempo registrado)", aseguraron en la entidad.

Además, informaron que el servicio 330 reporta una demanda de 17.000 usuarios al día aproximadamente, aunque iniciaron un seguimiento a esta ruta con el propósito de determinar con mayor precisión el comportamiento del servicio.

¿Quiénes son los conductores informales?

Los conductores de los vehículos ilegales aseguran que llevan más de ocho años prestando el servicio de transporte porque los ciudadanos no cuentan adecuadamente con uno.

Los que manejamos somos residentes de los mismos barrios, hace años al ver que no teníamos el servicio, tomamos la opción de colocar nosotros transporte para subir y bajar a nuestras familias, amigos y vecinos desde la autopista hasta el mirador", dijo Wilson Vargas, líder de los conductores informales.

EL TIEMPO conoció que los carros informales trabajan desde las 4 de la mañana hasta las 11 de la noche, hay una persona encargada de controlar que cada tres minutos salga un vehículo desde el mirador 330 (arriba en el barrio El Codito), cobran entre 1.000 y 1.500 pesos por llevar a los usuarios hasta el centro comercial Santa Fe y se devuelven.

"Somos una ruta rotativa que no utilizamos el espacio público, para no incomodar las viviendas ni los establecimientos de comercio", agregó Wilson, líder de los conductores, quien además contó que tienen un sistema de comunicación interno que sirve para ayudar a la seguridad de las personas.

"Los usuarios se sienten seguros con nosotros, porque si vemos algo extraño nos hablamos entre nosotros y de inmediato llamamos a la policía para que hagan control, porque no nos conviene que nos roben también a nosotros", puntualizó Wilson, quien invitó a la Alcaldía a que se siente con ellos y hablen para llegar a una solución del problema. 

Andrés Zapata
REDACCIÓN BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.