Los administradores de bares que drogaban y robaban a sus clientes

Los administradores de bares que drogaban y robaban a sus clientes

Gracias a la denuncia de una víctima la banda pudo ser desarticulada.

Los administrados de bares que se unieron para drogar a sus clientes

Los ocho capturados fueron presentados ante la autoridad competente por los delitos de secuestro extorsivo  y sucesivo en concurso heterogéneo, declarándoles medida intramural.

Foto:

Gaula

Por: Bogotá
23 de agosto 2019 , 04:42 a.m.

La denuncia de un ciudadano quien dijo haber salido en compañía de sus amigos a disfrutar de una fiesta en un concurrido sector de la capital fue vital para desarticular a una banda que escopolaminaba a sus clientes.

(Le puede interesar: Armas de largo alcance en Bogotá, ¿para qué iban a ser usadas?)

El ciudadano contó que lo único que recordaba era haber entrado a un bar donde pidió algo de beber. Lo que le pasó después fue que despertó en su casa, sin sus pertenencias. No tenía sus joyas, ni sus tarjetas de crédito. No recordaba nada.

Nada que hacer. Había sido víctima de un atraco. Luego vino lo peor. Se dio cuenta que habían hecho varias compras con sus tarjetas en una joyería ubicada en el sector de San Victorino.

Lo que le pasó después fue que despertó en su casa, sin sus pertenencias. No tenía sus joyas, ni sus tarjetas de crédito. No recordaba nada

Gracias a todos esos indicios los investigadores del Gaula iniciaron labores de inteligencia e investigación criminal para desarticular a la organización criminal.

Las autoridades comenzaron a atar cabos y para eso comenzaron a atender otras denuncias similares. Había una coincidencia que fue determinante: siempre se hacían compras en la misma joyería y con tarjetas robadas.

Los administrados de bares que se unieron para drogar a sus clientes

Solo en Bogotá se encontraron ocho predios y nueve establecimientos con razón social, producto de las diferentes actividades delictivas realizadas a las víctimas.

Foto:

Gaula

Así descubrieron una relación muy estrecha entre uno de los empleados de la joyería, conocido como ‘Richard’, con dos hombres conocidos en el bajo mundo con los alias ‘Chachito’ y ‘Mono’, quienes en compañía de una mujer conocida como ‘La Parcera’, eran los administradores de dos bares situados en la localidad de Kennedy y otro muy cerca de la joyería en el centro de la ciudad.

Luego los investigadores detectaron también a una mujer conocida como ‘Mami’, esposa de ‘Richard’, quien tendría la función principal de ser el señuelo aprovechando sus encantos.

Ella era la encargada de atraer a hombres y llevarlos a los bares en donde operaba la banda. Allí los convencía para beber bebidas alcohólicas contaminadas con escopolamina.

Cuando la víctima ya estaba indefensa los secuestraban por varias horas en una habitación dentro de los mismos bares, donde los despojaban de sus pertenencias y se las entregaban a otros dos integrantes de la banda, identificados ‘Cachetón’ y ‘Moya’.

Estos hombres, con las tarjetas de crédito, débito y con las claves de los cautivos en sus manos, realizaban retiros por medio de cajeros automáticos y compras en almacenes de cadena por cuantías que oscilaban entre los 3 hasta los 110 millones de pesos.

‘Cachetón y ‘Moya’ también operaban como ‘haladores’, hombres que se ubican en las puertas de los bares. Ellos detectaban a los clientes en estado de alicoramiento para ingresarlos a los bares, escopolaminarlos y hurtarlos.

Las autoridades del Gaula concluyeron que alias ‘Richard’ era el líder de la banda ‘Los Transportadores’. Este hombre era el encargado de direccionar toda la estrategia.

En compañía de alias ‘Mami’ eran los únicos autorizados de acceder al datáfono de la joyería donde se realizaban las compras con las tarjetas hurtadas. Todo lo anterior con el pleno conocimiento de la dueña del establecimiento, conocida como ‘La Tía’, dijeron las autoridades.

Luego de reunir decenas de pruebas,  el Gaula desplegó un operativo simultaneo en la capital del país, donde se allanaron los tres bares que administraban los integrantes de esta banda, encontrándose más de 20 tarjetas de crédito y débito, alucinógenos, 304 botellas de licor adulterado que pudieron acabar con la vida de muchas personas, drogas sintéticas, 5 celulares y cerca de 10 millones de pesos.

Los ocho  capturados fueron presentados ante la autoridad competente por los delitos de secuestro extorsivo agravado en concurso homogéneo y sucesivo en concurso heterogéneo, declarándoles medida intramural.

Pero la investigación continuó. Se estableció que detrás del actuar de esta banda había una lucrativa empresa criminal que estaba consolidando esta banda delincuencial.

Solo en Bogotá se encontraron ocho predios y nueve establecimientos con razón social, producto de las diferentes actividades delictivas realizadas a las víctimas. Todo lo anterior por un monto superior a los 20 mil millones de pesos, a los cuales se les realizó extinción de dominio.

REDACCIÓN BOGOTÁ CON INFORMACIÓN DEL GAULA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.