Qué hay para el centro en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT)

Qué hay para el centro en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT)

Expertos coinciden en que la clave para el sector está en la articulación de esfuerzos.

El futuro de Bogotá está en un centro conectado y vibrante

El centro concentra el 40 por ciento de los bienes de interés cultural y el 35 por ciento de la oferta cultural de la ciudad.

Foto:

Carlos Ortega y Rodrigo Sepulveda / EL TIEMPO

Por: Bogotá 
29 de noviembre 2018 , 11:27 p.m.

Nada más vertiginoso, contradictorio, apasionante, desordenado, miedoso y al mismo tiempo tan lleno de oportunidades como el centro de Bogotá.

Modernos edificios que se levantan al lado de lo que antes fueron o aún son ollas de droga y prostitución, estudiantes que llegan a vivir entre el caos, el ruido y las ganas de formarse en alguna de las 19 universidades, imaginarios de inseguridad en medio de ofertas culturales en 35 museos, 30 iglesias y 10 bibliotecas. Esto sin contar con los restaurantes y sitios de rumba.

Es toda una amalgama histórica, social, cultural, política, ambiental, en donde hoy cabe la pregunta: ¿de quién es el centro y para dónde va?

De cara a la presentación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), la carta de navegación en el desarrollo de la ciudad en los próximos 12 años, EL TIEMPO consultó sobre el asunto a varios expertos. Las conclusiones apuntan a que la zona necesita una entidad que lidere, articule y oriente los recursos, pues la sensación que hay es que el centro es de nadie.

Ómar Oróstegui, director de programa Bogotá Cómo Vamos (BCV), advierte que la clave está en la gobernanza “para evitar que pasen cosas como la peatonalización de la 7.ª”, una obra de más de 40.000 millones de pesos y que hoy está abandonada.

Si bien para los expertos, residentes, líderes gremiales y sociales, así como para los comerciantes, el sector está en plena transformación y la gente está regresando a vivir y se palpa la pujanza, el sentir de la ciudad en general es que lo que se está haciendo se hace de forma desordenada, y eso genera la sensación de que es tierra de nadie.

Para responder a estas y otras preguntas relacionadas con el desarrollo urbano del centro de la ciudad, el director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), Mauricio Uribe, quien lidera desde la Administración lo que se conoce como el Plan Especial de Manejo y Protección (Pemp), que no es otra cosa que POT local, contó a EL TIEMPO que la propuesta es que el centro histórico incluya “la verdadera zona que va desde Egipto hasta el Voto Nacional entre el barrio Las Cruces y San Diego”.

Uribe cuenta que el Pemp es una obligación legal contenida en la ley general de cultura y que, en la práctica, es el instrumento para la protección de los 45 centros patrimoniales de Colombia. “Le llegó el momento a la ciudad de pensar el futuro desde la planeación con el POT y simultáneamente al centro histórico con el Plan Especial de Manejo y Protección, que estaba en mora”, dijo el funcionario.

Este instrumento de gestión, que será presentado en los próximos días al Ministerio de Cultura para su aprobación y luego debe articularse con el POT de la ciudad, sirve “para que haya inversión pública y privada, para que mantengamos a los residentes actuales y traigamos nuevos habitantes, para que el centro sea vivo y para que la movilidad sea ejemplar”, precisó Uribe.

Para Hilda María Henao, líder del Centro Internacional y presidenta de Asosandiego, el POT requiere una discusión alrededor de la unidad de las normas “porque cuando un mismo territorio tiene normas diferentes, es una colcha de retazos porque quienes planifican y gestionan se enredan en las decisiones”.

“Le llegó el momento a la ciudad de pensar el futuro desde la planeación con el POT y simultáneamente al centro histórico con el Plan Especial de Manejo y Protección, que estaba en mora

De ahí que su propuesta esté encaminada a que el Estatuto Orgánico de Bogotá redelimite las localidades de tal forma que el centro histórico sea una sola localidad.

El debate también está de cara al tema del espacio público, una de las mayores complejidades. Para el profesor y consultor experto en planeación urbana y regional de la universidad Javeriana, Humberto Molina, el POT debe garantizar la recuperación integral y equilibrada, tanto en el centro como tal como en las zonas circunvecinas de impacto, como San Martín, La Macarena o Chapinero.

De otro lado, dijo que la decisión de la construcción del sendero de las Mariposas en los cerros es acertada, pues muy pocas ciudades del mundo tienen la posibilidad de tener el corazón financiero a escasos metros de los cerros, como sucede en Bogotá.
“Eso le da a la capital inmensas posibilidades”, afirmó, y criticó, en la peatonalización de la 7.ª, la falta de intervenciones integrales con el entorno.

El director del Instituto de Patrimonio responde que el Pemp “es la carta de navegación. Es un proyecto estratégico y urbano, es la oportunidad de pensar la ciudad histórica en el siglo XXI, perfectamente integrada”.

En el centro viven hoy poco más de 150.000 personas, hay 9 quebradas, 24.000 árboles, y pasan más de un millón y medio de personas, “pero la meta es que vivan un millón y sea un sector fiable, y eso lo logramos con la aprobación del Pemp”, sostuvo Uribe.

Según cálculos oficiales del Instituto de Patrimonio, en la zona, en los últimos cuatro años, se han invertido o comprometido 1,4 billones de pesos.

Lo que está en marcha

Al hacer una revisión de las obras que se adelantan hoy y de las que están proyectadas en el centro de la ciudad, hay que comenzar por la ampliación del teatro Colón sobre la calle 11 entre carreras 5.ª y 6.ª, que tendrá parqueaderos, comercio, restaurantes y salas alternas para conciertos. Además, la ampliación de la Cinemateca Distrital, en la calle 19 con carrera 3.ª; el Centro Cívico de los Andes, en lo que antes era una estación de policía sobre la calle 22 con carrera 3.ª. En el barrio La Concordia se avanza en la recuperación integral de la plaza de mercado, la cual es un monumento de la ciudad, así como en las inversiones que se realizan en la basílica menor del Voto Nacional.

En Las Nieves se levantan modernos edificios para residencias de universitarios. En camino están, entre otros proyectos, la construcción del Triángulo de Fenicia, el de los ministerios sobre la carrera 10.ª entre las calles 7.ª y 10.ª, para revitalizar la zona. Además, los planes parciales del Voto Nacional, de San Bernardo y la Sabana. Y
el denominado ‘Bronx’, Distrito Creativo, que se espera sea el símbolo de la esperanza.

Redacción Bogotá
Hugo Parra 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.