Lo que se vive al lado de una olla en el barrio La Favorita

Lo que se vive al lado de una olla en el barrio La Favorita

Comerciantes y residentes atrapados en medio de expendios de drogas, bala y motos robadas.

Olla de La Favorita

Los habitantes de La Favorita se sienten intimidados por la venta de drogas.

Foto:

Ilustración: Juan Sebastián Villegas

Por: Bogotá
20 de enero 2019 , 10:22 p.m.

Cada vez que se va la luz en el barrio La Favorita, en el centro de Bogotá, dicen los vecinos, suenan disparos. Las familias se asustan, las mamás corren a coger a sus niños para que no se asomen a las ventanas y los más grandes se resguardan. Zozobra.

El martes pasado 15 de enero, relata un joven que habita por allí, fueron por lo menos cuatro detonaciones las que silenciaron las calles. Eran poco más de las 9:30 de la noche.

“Eso es frecuente por aquí”, nos cuenta un vecino que lleva más de 20 años viviendo en uno de los edificios que hay entre las calles 14 y 18, entre avenida Caracas y la carrera 18.

“Nadie sale, nadie se asoma, ni se parpadea, nadie puede salir a comprar el pan o la leche. Nadie se mueve, nadie llama a la Policía”, explica el hombre, que sin pensarlo dos veces aclara: “Por estos lados todos nos acostumbramos al miedo”.

Muchos padres de familia sienten que se quedaron atrapados en un abismo sin fondo y temen que sus hijos caigan en manos de las bandas de delincuentes, en las drogas o que los ataquen como ya le ha sucedido en dos oportunidades a Darío*, un adolescente que a sus 17 años recibió la primera golpiza a manos de otros menores de edad.

“Cuando salgo de la casa me echo la bendición para pedir que no me pase nada. En la entrada del edificio se acuestan los habitantes de la calle a fumar bazuco (basura de cocaína) y si uno les dice algo, lo amenazan. A mi mamá le da mucho miedo. Si yo salgo a comprar un pan, ella me llama varias veces”, dice el joven, en medio del temor que le genera esta entrevista.

 En la entrada del edificio se acuestan los habitantes de la calle a fumar bazuco (basura de cocaína) y si uno les dice algo,
lo amenazan

Testimonios recogidos por EL TIEMPO durante varios días señalan que en la zona operarían al menos tres ollas de microtráfico a lo largo de las calles 15, 17A y 18.
También se habla de desguazaderos de motos, venta y compra de elementos robados y bandas de delincuentes que llegan a comprar droga o a esconderse de las autoridades en alguna de las residencias de mala muerte que pululan en el sector.

Aquí se ven pasar a los –extorsionistas– que roban las motos y llaman a los dueños para que les den plata para devolverlas. Eso todo el mundo lo sabe. Los avisos están en los postes. Cuando ellos –los delincuentes– no se reparten bien lo que cobran, se agarran a puñal”, cuenta un trabajador del sector.

De día, las calles están dominadas por la invasión casi que total del espacio público. A lo largo de los andenes y de la vías hay motos estacionadas para la venta que permanecen durante toda la jornada, estanterías con lujos importados, vallas publicitarias, ciclomotores acondicionados como almacenes rodantes, cajas de herramienta y todo tipo de elementos que no permiten el paso de los transeúntes ni de los clientes.

Por aquí no se puede caminar, nadie puede pasar, los clientes no entran o compran en la calle sin saber la procedencia de esos artículos

Por aquí no se puede caminar, nadie puede pasar, los clientes no entran o compran en la calle sin saber la procedencia de esos artículos”, afirma una comerciante, afectada también por los vecinos del local aledaño que sacan las mercancías al andén para competir con las ventas informales.

En medio de toda esa maraña de personas se camuflan los atracadores, los expendedores de droga y toda suerte de problemas que han terminado por deteriorar la zona.

Cifras estimadas de la alcaldía local de Los Mártires señalan que hay negocios en la calle que tienen más de 30 millones de pesos en mercancías y que ya ocupan más del 80 por ciento de las vías.

Aunque comerciantes legales, residentes, trabajadores y propietarios han sido testigos de los operativos que las autoridades han hecho contra las organizaciones criminales y los establecimientos ilegales, en La Favorita todos coinciden en que esto no puede ser flor de un solo día.

Uno de los golpes más grandes se llevó a cabo a finales de septiembre del 2017, cuando por aire y tierra le cayeron a La Casona, un edificio de almacenamiento y distribución de drogas sobre la 17A. Ese día, 23 personas fueron capturadas por los uniformados y puestas a órdenes de la justicia.

La Secretaría de Seguridad y Convivencia reporta que entre julio y diciembre del 2018 en ese sector de la ciudad se hicieron 35 operativos a establecimientos de comercio, se impusieron 18 sellos por falta de documentos para el funcionamiento, se hallaron dos motocicletas remarcadas, una hurtada y en tres allanamiento se incautaron 568 autopartes.

El pasado mes de noviembre, un fallo les ordenó al Estado y a los comerciantes la recuperación del espacio público de la zona. Hoy muchos que esperan que ese sea el inicio de la recuperación integral de la zona (ver nota anexa).

* Nombre cambiado por seguridad del ciudadano.

Tribunal ordena la recuperación

En fallo de segunda instancia a una acción de cumplimiento, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca les ordena a los propietarios de seis establecimientos de motos retirar del anden de forma inmediata vallas, estanterías y elementos de mecánica so pena de incidente de desacato.

También obliga a los otros comerciantes a abstenerse de facilitar o promover la ocupación con motos o vehículos. Con esta decisión, que fue proferida en primera instancia por el Juzgado 13 Administrativo Oral del Circuito, se amparan los derechos a la movilidad y la libre circulación de los peatones.

La sentencia le da un mes al Distrito para hacer campañas pedagógicas y un plazo máximo de seis meses para que esté libre de ocupación. Si pasado este tiempo no se cumple, la Policía Metropolitana y las entidades distritales deberán “realizar los operativos y las actuaciones administrativas para recuperar el sector comprendido entre las calles 15 a 17 y la avenida Caracas hasta la carrera 17”.

Raúl Esteban, alcalde de la localidad de Los Mártires, dijo a este diario que ya se avanza en la coordinación institucional de todas las acciones para hacer cumplir este fallo.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.