Los placeres urbanos y estéticos que ofrece Múnich

Los placeres urbanos y estéticos que ofrece Múnich

Hay un vuelo directo desde Bogotá hasta la capital de Baviera (Alemania).

Los placeres urbanos y estéticos que ofrece Múnich

El BMW Welt alberga un museo y muestra de carros último modelo.

Foto:

Felipe Motoa. EL TIEMPO

Por: Felipe Motoa Franco
07 de diciembre 2018 , 04:08 p.m.

Tan pronto llega al aeropuerto Franz Josef Strauss de Múnich (vuelo de 11 horas y media desde Bogotá), el viajero se encuentra con opciones que lo favorecen. La más curiosa, sin duda, es la oferta de cabinas pagas para tomar una siesta reparadora, o napcabs, como se lee en el aviso.

Son unos cubículos a los cuales se accede pagando con tarjeta de crédito o débito, con un costo que depende del tiempo que se requiera usar la cama (incluye un baño sencillo). Esta opción es ideal para quienes tienen alguna conexión hacia otros destinos y deben esperar horas –desde la terminal parten vuelos, incluso, hasta Singapur y Los Ángeles (EE. UU.), además de múltiples destinos en países de Europa–. Es el segundo aeropuerto más ocupado del país germánico, después del de Fráncfort.

Desde su inauguración, en 1992, el F. J. Strauss ha obtenido diversos premios, incluido el de mejor aeropuerto de Europa. Entre los aciertos que lo han hecho merecedor de tales reconocimientos aparecen las múltiples tiendas que el viajante se topa tras recoger su equipaje (es decir, antes de salir de la edificación).

“En la mayoría de terminales del mundo, estos comercios solo están disponibles en las zonas que preceden las salas de abordaje, pero en nuestro aeropuerto queremos darles muchas opciones a nuestros usuarios”, explica Corina Born, directora internacional de relaciones mediáticas.

“Además, en el área comercial contamos con una oferta gastronómica amplia, en la que hay restaurantes temáticos y gourmets, no solo las grandes cadenas. Por ejemplo, uno de estos está inspirado en el montañismo y la comida de los Alpes; es muy popular porque a la gente le gustan las buenas experiencias como esta”, detalla.

En noviembre pasado, la aerolínea Avianca inauguró su vuelo directo Bogotá -Múnich -Bogotá, que ya cuenta con cinco frecuencias semanales.

Arte y cultura

La capital bávara es reconocida en el mundo por sus cervezas (Oktobert Fest incluido, con los vestuarios y música tradicionales de la región), su variedad de salchichas, otras comidas, el Zugspitze (pico más alto de Alemania, en la imponencia de los Alpes, desde donde se pueden apreciar cumbres nevadas de Italia, Austria e Italia) y, por supuesto, el club de fútbol Bayern Múnich. Pero hay mucho más que eso.

Para los turistas y estudiantes interesados en el arte es una suerte de paraíso, pues cuenta con al menos 22 museos de variadas temáticas –algunos con acceso gratuito– que compiten en el alto nivel de los artistas con las grandes galerías de París, Madrid, Roma y Londres.

Mención especial hay que hacer de la Pinakothek der Moderne (Pinacoteca Moderna), donde se aprecian cuadros de genios como el ruso Vasili Kandinski, los españoles Pablo Picasso y Salvador Dalí, el británico Francis Bacon y otros monstruos de la pintura.

Para alguien con un poco de sensibilidad, la experiencia estética es sobrecogedora, pues en las pinturas –y esculturas– se transita del drama a la alegría, del dolor a la esperanza y de la vitalidad a la oscuridad; para todos los gustos.

Junto a ellos, una exposición de diseño contemporáneo (motos, carros, muebles, electrodomésticos y más piezas selectas) complementa la colección, en la que se puede invertir una jornada completa (o más, o menos, según el interés particular).
Un punto a favor de la Pinakothek, destaca la guía del recorrido, es que, no obstante la alta calidad de las obras, “los espacios no permanecen saturados de gente, a diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo”, como los museos del Vaticano, el Louvre (París) o el Prado (en la capital española).

En contraste con las grandes obras modernas, también se puede ir al Museo de Arte Urbano y Contemporáneo.
Por estos días exponen una serie de 50 fotos de alta calidad en las que se capturaron representativos grafitis de toda Alemania, al tiempo que aparecen en las imágenes los artistas urbanos –muchos con el rostro oculto para mantener la esencia alternativa de su lenguaje–, generando una nueva e interesante composición.

El BMW Welt, para los fanáticos de los autos, será impresionante: allí se alojan el pasado, presente y futuro de la tradicional marca de automotores. Exposiciones y pruebas se dan espacio dentro de unos edificios que, sin exagerar, parecen sacados de la serie animada Los Supersónicos.

Estas galerías, además de la riqueza arquitectónica del centro de la ciudad –imperdibles son el Teatro de la Ópera y la plaza de Santa María, con su edificio neogótico del Nuevo Ayuntamiento, en el que se aprecia un reloj animado con figuras de tamaño humano que a las 11 de la mañana, 12 del día y 5 de la tarde representan un festival medieval– hacen de esta urbe un lugar idóneo para caminantes y exploradores urbanos, quienes encontrarán un eficiente servicio de tranvía para ahorrar tiempo y desplazarse de un lugar a otro sin complicaciones.

Felipe Motoa Franco
En Twitter: @felipemotoa
*El periodista viajó a Múnich por invitación de Avianca y el aeropuerto de esa ciudad. 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.