Las redes sociales sembraron pánico durante toque de queda

Las redes sociales sembraron pánico durante toque de queda

Publicaciones que circularon en la web generaron zozobra y comportamientos peligrosos en la ciudad.

Residentes de Bogotá

Residentes de un barrio de Bogotá, armados con palos y bates, patrullaron la noche del viernes su sector para cuidar sus casas.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Por: EL TIEMPO
23 de noviembre 2019 , 10:00 p.m.

El temor, la xenofobia y la desinformación inundaron las redes sociales la noche del viernes y mostraron sus efectos en la vida de carne y hueso: ciudadanos de la capital, estimulados por videos, advertencias y mensajes de alerta que circularon digitalmente durante el toque de queda que decretó la Alcaldía de Bogotá, se armaron con palos, cuchillos, armas de fuego e incluso espadas para resguardar sus residencias de supuestos vándalos que estarían robando conjuntos residenciales.

Sin embargo, el secretario de Seguridad del Distrito, Jairo García, informó el sábado que habían atendido una gran cantidad de llamadas, pero “muy pocos casos efectivos de hurto o intentos de ingresos”. De hecho, la Alcaldía también presentó recomendaciones en las que indica que de presentarse casos así, la gente debería informar a las autoridades de inmediato y abstenerse de publicarlo en redes sociales para no generar ese pánico.

“Un poco la perspectiva del ciudadano es ‘yo tengo miedo, comparto el miedo para saber si otros lo tienen y si eso puede tener alguna solución’, al tiempo que me valido viendo que muchos están sintiendo o pensando como yo. Ahí es cuando se condensa la potencia de las redes y su peligro a la hora de propagar el miedo”, explicó a EL TIEMPO el analista de medios de la U. Javeriana Mario Morales.

En este sentido, el secretario general de la Alcaldía, Raúl Buitrago, informó que su Administración identificó 612 llamadas que se hicieron a la línea de emergencias 123 con patrones de generación de pánico y que, de estos actos, al cierre de esta edición, no se había identificado ninguno como verídico.

La información que circula en redes, comenta Sebastián Silva, magíster en Comunicación Digital de la U. de La Sabana, “no necesariamente se pone o comparte con mala intención, pero si es compartida sin ningún tipo de contexto ni criterio, al ser reproducida por miles, da la sensación de ser más relevante de lo que normalmente es”. Uno de los videos que circularon, por ejemplo, fue atribuido a cuatro localidades diferentes de Bogotá.

(Le recomendamos: ¿Qué hacer o a quién acudir si alguien intenta entrar en su casa?)

Además de los robos de los que los ciudadanos pretendían defenderse, otra de las informaciones falsas que circularon era que la Policía estaba llevando vándalos en sus camiones, hecho desmentido por esta autoridad, la cual aclaró que ha usado sus camiones para trasladar a sus viviendas a la gente, por no haber transporte público.

La Policía también llamó la atención sobre los comportamientos xenofóbicos en redes, que se tradujeron en algunos ataques contra personas de nacionalidad venezolana. En el sector de Patio Bonito, un fotógrafo de este diario documentó que desnudaron a una persona venezolana y la cortaron en varias partes de su cuerpo.

“Los prejuicios están incrustados en nuestra cultura desde temprana edad. Y lo que pasó el viernes fue un marco en el cual esos prejuicios se desataron a través de las redes”, explica Morales.

Por su parte, Sebastián Silva resalta que el pánico en redes se alimenta –peligrosamente– de que la gente no sabe a quién recurrir para averiguar si un hecho es real o no, y actúa por instinto.

Juan Camilo Díaz, analista de medios y cultura digital de la Universidad de La Sabana, remata: “Hemos encontrado en las redes, y especialmente en Twitter, el escenario perfecto para ventilar pasiones, miedos, prejuicios y odios. Son plataformas sin filtros y como ha quedado demostrado en estos días, las consecuencias las pagamos todos”. Así que el llamado es a un uso responsable de estas tecnologías.

La Alcaldía recomienda...

No reenvíe videos, audios, fotos o textos con información que pueda crear alarma sobre hechos de orden público, pero que no está confirmada, ni mucho menos aclarada.

Haga una red con sus contactos más cercanos de WhatsApp y explíqueles que compartir contenidos alarmistas simplemente porque ‘me lo envió un amigo’ solo contribuye a acrecentar el miedo.

Si es testigo de un hecho delictivo, si sospecha de una situación irregular, si siente que está bajo amenaza, reporte de inmediato a las autoridades. Grabar un video y mandarlo a los amigos o subirlo a Facebook no ayuda en nada si usted no informa a quienes tienen la obligación legal de responder.

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.