Las nuevas formas de la ciudad

Las nuevas formas de la ciudad

Con trabajos de gran envergadura el Distrito quiere concretar proyectos que por años se han exigido.

Así se verá Bogotá desde el metro elevadoAsí se verá Bogotá desde el metro elevado
La transformación de Bogotá

EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN BOGOTÁ
23 de julio 2018 , 04:56 a.m.

Las inversiones en obras de infraestructura que ejecuta Bogotá suelen medirse en vías, troncales, puentes, edificios y demás. Pero hay otros componentes que están lejos de los micrófonos, las estadísticas e, incluso, muchas veces de la polémica y que, sin embargo, generarán un impacto mayor o igual que el de los demás.

Uno de ellos, y de gran envergadura, es la apuesta por la recuperación del río Bogotá. Décadas enteras, mares de tinta y folios con sentencias judiciales no habían sido suficientes para que las autoridades emprendieran una acción decidida para la descontaminación del mismo. Lo propio sucede con los humedales, los cuales suelen ser referenciados como lugares invadidos y en pésimas condiciones.

Así mismo, más allá del debate político que suscita el sector, no cabe duda de que en materia de salud, el cambio en el modelo de prestación del servicio ha propiciado hechos como la disminución de las filas a la hora de pedir servicio en casi un 90 por ciento.

La seguridad, en términos de homicidios, muestra que Bogotá en este frente supera a las demás capitales del país, y este año la tasa podría quedar por debajo de 14 homicidios por cada 100.000 habitantes –10 puntos menos que la media nacional–. Una de las razones para tales mejoras es el incremento del presupuesto en seguridad, que pasó de 177.000 millones de pesos en el 2015 a 540.000 millones en el 2018. No sucede lo mismo con el atraco callejero y el hurto de vehículos, pero la unificación de cifras por las autoridades podría permitir que se tracen estrategias más efectivas para combatirlos.

La recuperación de humedales

La recuperación de humedales ha pasado a ser prioridad.

Foto:

Cortesía: Alcaldía de Bogotá

En materia de recreación, los parques, por sí solos, generan un impacto local que no necesariamente trasciende al resto de la ciudad. Desde el 2016 hasta junio del 2018, la Alcaldía, a través del IDRD, ha intervenido 362 escenarios de estos en la capital, ha adecuado o construido 159 juegos infantiles en 148 prados y 82 gimnasios al aire libre en 77 escenarios; más de 150 parques vecinales y de bolsillo han recibido mantenimiento y se han realizado actualizaciones de 18.966 luminarias en casi 1.000 parques de toda la ciudad.

A esto hay que agregar la recuperación que se lleva a cabo de escenarios icónicos para los bogotanos como el velódromo Primero de Mayo y la pista de patinaje del complejo El Salitre.

Tal vez por todo esto, la administración del alcalde Enrique Peñalosa habla hoy de “la nueva Bogotá”, porque es la que simboliza el cambio que empieza a vivir la ciudad y con el cual la Administración quiere sentar un precedente: haber sacado adelante una serie de proyectos que no necesariamente gustan a todos, pero que estaban en mora de acometerse por el bienestar y la felicidad del grueso de la ciudadanía, según ha señalado el propio mandatario.

Salud en Bogotá.

El nuevo esquema de salud comienza a mostrar sus frutos.

Foto:

Cortesía.

Muchas iniciativas están en proyectos, otras en diseños, y algunas más ya se ejecutan o empiezan a entregarse, como las mismas canchas, colegios, centros de atención prioritaria en salud (Caps). Dos de las más importantes –las avenidas Bosa y la ampliación de la Ciudad de Cali– fueron puestas al servicio esta semana.
Ahora comienza una etapa decisiva para devolverles a los humedales y al río su razón de ser.

Para este último, ya está abierta la licitación para el diseño, construcción y puesta en marcha de la Estación Elevadora Canoas, necesaria para sanear el afluente. El río Bogotá “dejará de ser la alcantarilla de la ciudad para ser el corazón palpitante y la columna vertebral” de la capital, ha dicho el propio Alcalde. En el caso de los humedales, las inversiones ascienden a 15.600 millones de pesos para su recuperación y mantenimiento. Y, más recientemente, el propio presidente Juan Manuel Santos ha dicho que pasarán a ser ecosistemas de categoría Ramsar, lo cual eleva su importancia en el ámbito mundial.

Al otro lado de la ciudad avanza TransMiCable, un medio de transporte aéreo que movilizará a 7.200 pasajeros por hora a través de cuatro estaciones en Ciudad Bolívar y 163 cabinas que volarán a 20 kilómetros por hora. De esta construcción se beneficiarán más de 700.000 habitantes del sur de la capital. “Esto le cambiará la cara al sector. Seguramente habrá más turismo, más seguridad. La comunidad tiene la voluntad de cuidar esta obra”, afirmó Eulises, a quien hoy le toma más de 40 minutos llegar desde Mirador del Paraíso hasta el portal Tunal.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.