10 transformaciones que necesita Bogotá para afrontar el nuevo siglo

10 transformaciones que necesita Bogotá para afrontar el nuevo siglo

Esto recomiendan expertos para enfrentar retos en medioambiente, migrantes, seguridad, entre otros.

Panorámica Bogotá

Bogotá crece a pasos agigantados, pero necesita hacerlo con la mayor planeación y, lo más importante, responder a cada una de las necesidades de su población, de cambios demográficos y migratorios.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

Por: Bogotá
15 de julio 2019 , 09:05 p.m.

Una ciudad que envejece, que recibe migrantes en condiciones adversas, que crece desordenadamente en algunos sectores y que se enfrenta a retos en seguridad, medioambiente y movilidad debe estar preparada para el futuro. Conozca las recomendaciones de los expertos a continuación:

Un lugar atractivo para migrantes profesionales

El tema de las migraciones ocupa ya un primer lugar en la agenda mundial. En Colombia, como lo recuerda la exsecretaria de Integración, Cristina Vélez, la llegada de venezolanos puso en evidencia que ciudadanos de diferentes países del continente asiático o africano arriban por diferentes situaciones. “Es muy probable que este sea el tema del siglo XXI”, dice la experta.

Como Bogotá no es ajena a la situación, lo que plantea, en primer lugar, es solucionar los temas de normas, como por ejemplo convalidar los títulos profesionales de manera que sea un sitio atractivo para profesionales del mundo. “Esto nos hace crecer el mercado, ser más creativos, innovadores y competitivos”. Y entender que “siendo abiertos podremos estar inmersos en el planeta globalizado”. E, incluso, “ser un contrapeso de la nación en caso de ser necesario”.

Rediseño y reinversión en sistemas laborales

Iván Daniel Jaramillo, experto del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, destaca la importancia de la transformación de empleos. “Está medido que el 30 % de los puestos a los que van a aspirar los niños, que hoy tienen un año de edad, en la actualidad no existen. Hay que rediseñar el sistema hacia la adaptación del trabajo por las nuevas tecnologías”, señala.

Está medido que el 30 % de los puestos a los que van a aspirar los niños, que hoy tienen un año de edad, en la actualidad no existen. Hay que rediseñar el sistema

Esto significa que se debe combatir la velocidad de los cambios con procesos de automatización y digitalización los cuales “evitarán la pérdida de puestos de trabajo”. Asimismo, dice que para atender la demanda debe haber rutas específicas con particularidades propias de los jóvenes en el sistema público de empleo. “Es necesario que haya una conexión en los sistemas educativos, el mundo laboral y la acreditación de experiencia, que suele ser una barrera para empezar el recorrido en ese mundo”.

Urbanismo: desarrollo desde nuevos microcentros

Para Doris Tarchópulos, directora de la maestría en Planeación Urbana y Regional de la Universidad Javeriana, una de las claves del desarrollo urbano está en la creación de centros o microcentralidades.

“Es interesante apostarle a sectores autosuficientes a escala local. Los existentes podrían complementarse con características urbanísticas que permitan resolver necesidades de la vida cotidiana a pie
, al contar con comercios y servicios de proximidad. Así se reducirían los desplazamientos motorizados a otras áreas”, dice Tarchópulos.

La académica también menciona otros proyectos urbanos necesarios, como la recuperación de los corredores de líneas férreas abandonadas, para crear una nueva red complementaria de transporte urbano y regional; la regeneración del centro histórico, la rehabilitación de las plazas de mercado y la mejora del espacio público, peatonal y vehicular.

Calidad de vida para el adulto mayor

Según la Encuesta Multipropósito Bogotá 2017, del total de nuestros habitantes, el 11 % son de 60 años y más (881.725). En el 2050 habrá 160 personas de más de 60 años por cada 100 menores de 15 años. Por eso, el departamento estadístico recomienda la implementación de políticas públicas focalizadas.

Según los expertos, hay que ofrecer mejores condiciones laborales, pues muchos mayores aún trabajan sin un contrato laboral (el 16,10 % lo hacen como independientes y el 7,40 %, como asalariados), también ofrecerles una mejor atención médica.

Abuelos en Bogotá

Habrá 160 personas de más de 60 años por cada 100 menores de 15 años.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

Unos 50.000 enfermos crónicos no tienen ningún control de salud. Según Integración Social, otra meta es reducir a cero el número de habitantes de la calle; según el VII censo (2017), hay 781 personas mayores de 60 años en esta condición. Otro tópico a tratar es superar la violencia en contra de los ancianos, con pedagogía y atención oportuna. Solo en el 2018, las 34 comisarías de familia recibieron entre el 1.° de enero y el 30 de abril de 2018 a 679 víctimas de violencia intrafamiliar.

Finalmente, asesores del Distrito advierten que solo una tercera parte de la población tiene acceso a la pensión y que este es otro tema a considerar para recibir el nuevo siglo.

Las mujeres desean caminar sin miedo

Para Martha Sánchez, experta en políticas públicas de la fundación Sisma Mujer, Bogotá le debe apuntar a temas como la seguridad en el espacio público, en el privado, en el sistema de transporte masivo, y necesita mejorar la iluminación en las calles.

Según ella, también es importante promover la participación democrática de las mujeres y reconocer la diversidad de las mismas, pues en Bogotá “habitan muchas afro, negras palenqueras, indígenas y ROM”. Finalmente, sugiere apoyar los proyectos relacionados con la paz y el territorio liderados por gestoras.

La salud ambiental del próximo milenio

El experto en salud pública y profesor asociado de la Universidad de los Andes Luis Jorge Hernández nos recuerda que “Bogotá está entrando aceleradamente en transición demográfica que se va a caracterizar por envejecimiento de los habitantes”.

Sin embargo, advierte que a la par va a haber un “bono demográfico adicional por migración interna y externa de población joven”. En este sentido, señala el experto, “será la prevención en un escenario de polarización de epidemiología donde coexistirán tres cargas de enfermedad y mortalidad: enfermedades crónicas no transmisibles, como cardiovasculares y cáncer; enfermedades transmisibles y el complejo trauma de violencia”.

Para poder atender cargas, Hernández sugiere que se haga a través de la combinación de acciones preventivas. “Sobre todo desde la salud ambiental que será el nuevo nombre de la salud pública”. Y también “desde una medicina cada vez más individualizada basada en la genómica, epigenómica, proteomica, medicina cuántica y nanomedicina”.

Seguridad y convivencia ciudadana

Andrés Preciado, consultor del Centro de Análisis Político de la Universidad Eafit y de Estrategia & Territorio, explicó que en materia de seguridad, los retos para Bogotá deben enfocarse en reducir el hurto a personas, teniendo en cuenta que los homicidios, dada la reducción que ha ocurrido en los últimos años, ya no son el primer generador de percepción de inseguridad en la capital del país.

Los ciudadanos son víctimas de hurtos especialmente en el transporte público y la calle, ese es el principal problema, hay que aumentar el nivel de denuncia, que está en el 41 %

“Los ciudadanos son víctimas de hurtos especialmente en el transporte público y la calle, ese es el principal problema, hay que aumentar el nivel de denuncia, que está en el 41 %”, manifestó Preciado.

Sobre el tema de convivencia, dijo que el desafío tiene que ver con el consumo de drogas.
“En Colombia, el consumo no está penalizado en los ámbitos privados, y esto sigue generando tensiones en copropiedades. Hay tensiones por temas de basuras, pero sobre todo en temas de consumo”, concluyó el experto.

La inclusión social, una meta ligada a la salud, movilidad y educación

Carmen Fernández, profesora de la maestría en Discapacidad e Inclusión Social de la Universidad Nacional, considera que se debe priorizar la movilidad y los sistemas de salud para las personas discapacitadas y los pueblos que migran y residen en Bogotá.

Berny Bluman, consultor en temas relacionados con la accesibilidad de personas en condición de discapacidad, expresa que la capital del país debe reconocer las habilidades de esta población para descubrir sus necesidades y suplirlas.

D

Entre los temas considerados como un reto está la movilidad y el sistema de salud.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Por otro lado, Doris Mejía, subdirectora para asuntos LGBTI de la Secretaría de Integración Social, dice que la prioridad para diminuir la discriminación por la orientación sexual es trasformar los imaginarios que se tienen sobre esta por medio de la educación.

Medioambiente y cultura: consolidar el trabajo realizado

El reto que tiene Bogotá en materia de medioambiente de cara al próximo siglo es un trabajo en dos dimensiones. Así lo considera Carlos Devia, profesor de la facultad de Estudios Ambientales de la Javeriana. “Debemos entender qué es el ambiente y reconocer lo factores negativos hacia la vegetación y el aire”, aseguró.

El ambiente no debe ser visto como un agente pasivo sino como uno activo

Según el experto, los esfuerzos se deben concentrar en trabajar por un ambiente que mejore la calidad de vida de las personas. “El ambiente no debe ser visto como un agente pasivo sino como uno activo”, señaló. Devia considera que otro punto fundamental en términos ambientales es el río Bogotá.

“Este asunto no solo debe tratarse de la conservación del afluente para su uso recreativo, también es clave minimizar el impacto que tiene sobre la salud de las personas que viven río abajo”, concluye.

Respecto a la cultura, Daniel Casas, periodista especializado en cultura y música, y director del Rock al Parque entre 2005 y 2009, opina que la capital debe seguir fortaleciendo los eventos masivos y gratuitos. “Bogotá debe trabajar por festivales públicos y privados dentro de distintos géneros artísticos, el incremento de la oferta mediante la apertura de espacios y una consolidación de la actividad académica”.

También indicó que se debe velar por un vínculo cada vez más fuerte con la ciudadanía. “Es fundamental el trabajo en la integración de lo público y lo privado para consolidar proyectos sólidos que permitan la expansión de todas estas expresiones y así cautivar nuevos públicos”, concluyó.

Movilidad eléctrica y más líneas de metro
Buses eléctricos Bogotá

Prueba con buses eléctricos en la ciudad de Bogotá.

Foto:

Cortesía Codensa

Para Edder Velandia, profesor de Movilidad Sostenible de la Universidad de La Salle, lo principal es tener un plan maestro de movilidad urbano-regional que integre todos los modos de transporte, que defina la hoja de ruta en temas relevantes, como las siguientes fases de metro (teniendo en cuenta que quede lista la primera) y el tren de cercanías, integración y uso masivo de la bicicleta, acciones para racionalizar el uso del vehículo particular y desestimular el crecimiento de la motocicleta.

A esto se suma que “las necesidades de desplazamiento no se detienen, y las acciones, obras y medidas de control deben ser permanentes, sin importar el gobierno de turno”, agregó. Otro punto importante es la transición tecnológica hacia vehículos eléctricos en todos los modos.

BOGOTÁ
En Twitter:@BogotaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.