La tienda que comercia con apellidos e historia medieval

La tienda que comercia con apellidos e historia medieval

Este negocio surgió después de una conversación de amigos en tiempos de crisis económica.

Samuel Cabanzo

Samuel Cabanzo artesano y fabricante de escudos familiares Bogotá.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Por: SEBASTIÁN RAMÍREZ
05 de enero 2020 , 12:47 a.m.

En el barrio 12 de Octubre se pueden encontrar carpinterías, tapicerías, comercios de muebles, restaurantes, una plaza de mercado y una tienda medieval en la que hacen escudos con los apellidos de la gente.

Por fuera es una casa de dos pisos, que no es muy ancha y está pintada de rojo. Las puertas están rodeadas por una franja amarilla que se asemeja a la punta de la torre de un castillo. Tiene un letrero pequeño que se resiste a ese viaje en el tiempo y que reza un escueto “abierto”, pero también hay otro, más desvaído, que promete: “El escudo y la historia de su apellido”.

Efectivamente, adentro está lleno de escudos. En llaveros, en pocillos, en madera y en piedra. Los dueños encantan a los clientes con sus historias. Para cualquiera es emocionante pensar que si su apellido es Arias, es porque desciende de un caballero español que trepaba muros. O que, si se trata de un Morales, sus antepasados eran condes y marqueses.

“Al menos en Bogotá no conocemos a nadie que tenga un negocio parecido”, señala Martha Ortiz, que junto a su familia ha estado frente al negocio desde que empezó a funcionar, en eventos esporádicos. Hace unos diez años que abrió la tienda del 12 de Octubre, junto a su esposo, Samuel Cabanzo, quien es un experto en heráldica, el campo de estudio que se encarga de rastrear los hilos de la historia a través de los apellidos y los escudos.

Su origen viene del arte militar europeo. “Casi todos los países de Europa tienen una heráldica”, dice Samuel Cabanzo. Explica que algunas selecciones de fútbol conservan los colores de antiguas dinastías, aunque estos no están en sus banderas. “Ese es el caso del naranja de la selección holandesa y del azul que usan los italianos”.

Pero la heráldica y los blasones no son las únicas curiosidades de la tienda. También ofrecen figuras de caballeros, dagas y panoplias, que son colecciones de armas que se cuelgan a las paredes. Están hechas de zamak, una aleación de zinc, aluminio, magnesio y cobre.

“Es muy decorativo. No debe ser muy fuerte”, dice Samuel. “Aunque un porrazo de esos sí debe dejar una llaguita, ¿cierto?”, pregunta riéndose.

La cadena productiva de estos artefactos tiene muchos participantes: un calígrafo, que escribe las historias de los apellidos a mano; una curtiembre, que les provee las pieles de becerro; y una carpintería, donde cortan y tallan la madera.

Por supuesto, Martha y Samuel también cumplen un rol. Hacen los detalles finales de muchos de sus productos. Trabajan el zamak con moldes especiales. Y a la madera le aplican betún de Judea, un químico que se convierte en tiempo, porque envejece las superficies.

Estos trabajos han atraído a clientes de todas las índoles. Desde militares de alto rango interesados en el honor hasta intelectuales picados por la curiosidad. Y, sin embargo, Samuel dice que la labor que él y su familia ejercen hoy es casi un milagro.
“Yo trabajaba en la Academia Colombiana de Historia cuando hubo una crisis económica. Recé para encontrar otra entrada, algo en lo que pudiera trabajar. Un día me encontré con un sacerdote que era mi amigo, que también tenía un interés por la heráldica. Me mostró un escudo que él había pintado a mano”, cuenta Samuel.

“Si alguien en Colombia hiciera esto, sería una maravilla, ¿no le parece?”, le preguntó el sacerdote.

Entonces, Samuel Cabanzo le dio las gracias a Dios.


SEBASTIÁN RAMÍREZ
PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.