La incoherencia de no dejar hacer / Opinión

La incoherencia de no dejar hacer / Opinión

La infraestructura urbana es la base de la trasformación física, económica y social de las ciudades.

Gremios hacen un llamado para no paralizar el desarrollo de Bogotá

Foto del conjunto residencial altos de la Cabrera, que puso una acción popular contra TransMilenio por la carrera 7a.

Foto:

ARCHIVO EL TIEMPO

Por: Sandra Forero Ramírez
26 de mayo 2019 , 09:11 p.m.

La infraestructura urbana es la base de la trasformación física, económica y social de las ciudades. La visión de ciudad corre el riesgo de quedarse en un ideal colectivo de papel si no se da la ejecución efectiva de los proyectos. Lo que necesita la ciudad en infraestructura y proyectos estratégicos debe desligarse de la pesada carga de prosa que unos pocos usan como elemento distractor para no dejar hacer y aislar la objetividad y el sentido colectivo de ciudad.

Este es el caso de nuestra querida Bogotá. Ciudad que aporta una cuarta parte del PIB, alberga 20 por ciento de la población y genera 4 millones empleos.

Nuestra Bogotá, ciudad de todos los colombianos, no puede parar la ejecución de su infraestructura y mucho menos caer en una discusión política e ideológica que no construye consensos, y sí mina la confianza, la inversión y hace de la infraestructura un escenario bipolar que limita el desarrollo urbano formal.

Proyectos como la primera línea del metro, el corredor de TransMilenio por la carrera 7.ª, la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), el acceso por la autopista Norte y la carrera 7.ª, son planes en los que no cabe discusión sobre su necesidad y la oportunidad de ponerlos en marcha. Más ejemplos: la planta de tratamiento de aguas residuales Ptar Canoas con la cual se tratará el 70 por ciento de las aguas residuales, el Distrito Creativo del Bronx, Lagos de Torca, los hospitales, colegios y los Centros Felicidad.

A meses de cambio de administración, es frustrante ver cómo se bloquean los proyectos más importantes.

El balance es nefasto: 54 por ciento de la inversión en infraestructura urbana está bloqueada judicialmente. Acciones de nulidad, acciones populares, entre otras medidas judiciales, se han convertido en herramienta de confrontación política de quienes no ven el desarrollo urbano formal y el bienestar general como derechos colectivos legítimos. Muy respetables los fallos de los jueces, pero nuestra ciudad se estanca; y mientras más pedimos a gritos infraestructura urbana, unos pocos cantan victoria a los ojos de todos los bogotanos, bloqueando el desarrollo y celebrando de manera infame esa incoherencia de no dejar hacer.

SANDRA FORERO RAMÍREZ
Presidenta ejecutiva de Camacol

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.