La contaminación sigue siendo tema polémico en nueva flota de TM

La contaminación sigue siendo tema polémico en nueva flota de TM

Vea en esta historia entrevista con la gerente de TransMilenio transmitida por Facebook.

Buses eléctricos en el mundo

En Bogotá, distintos sectores han pedido buses eléctricos para TransMilenio.

Foto:

Archivo. EL TIEMPO

Por: Redacción Bogotá
07 de noviembre 2018 , 08:54 a.m.

Ante la polémica que se ha desatado tras la adjudicación de los 1.133 vehículos –672 con tecnología diésel Euro V (59 por ciento) y 461 de gas natural Euro VI (41 por ciento)–, la administración distrital ha sostenido que con esta nueva flota se reducirá en un 84 por ciento la emisión de material particulado.

Pero ¿cómo el Distrito va a certificar que los nuevos buses que usan diésel y gas tendrán esta altísima reducción en las emisiones?

Según la empresa TransMilenio, “las emisiones actuales del componente troncal son de aproximadamente 15,5 toneladas al año, y las emisiones de este componente con la nueva flota serían de cerca de 2,4 toneladas por año”.

Para obtener este cálculo, el Distrito aseguró que se toman en cuenta las variables como número de buses, los kilómetros que recorren durante un año y la cantidad de material particulado que emiten por kilómetro transitado, y luego se contrastan con las de la nueva flota ya adjudicada, que viene con estándares Euro V y Euro VI.

Eder Velandia, profesor de la Universidad de La Salle y experto en movilidad sostenible, piensa otra cosa y asegura que solo cuando operen este tipo de buses se podrá saber su impacto ambiental, y no con datos teóricos obtenidos de pruebas en laboratorio con condiciones ideales y controladas.

Darío Hidalgo, conocedor del tema TransMilenio desde sus inicios, describió que cada bus Euro II emite hasta 0,15 gramos kilovatio/hora y un bus Euro III emite 0,10 kilovatio/hora, mientras que cada bus Euro V emite hasta 0,02... “es decir, una reducción de 87 % respecto a Euro II y de 80 % respecto a Euro III”.

Para el caso del Euro VI o gas, la emisión es de hasta 0,01 kilovatios por hora, lo que significa una reducción del 93 % respecto a Euro II y de 80 respecto a Euro III. “Así las cosas, la combinación de nuevos buses Euro V y Euro VI generará una reducción de emisiones de material particulado superior a 80 por ciento. Para avanzar en tecnología cero emisiones de tubo de escape se requiere apoyo nacional”, describió Hidalgo.

Pero los críticos van más allá y señalan que este combustible (diésel) tiene agentes cancerígenos y está restringido en algunos países desarrollados; sin embargo, la empresa ha sido enfática en anunciar desde la licitación que estos nuevos buses traerán un filtro obligatorio que reducirá hasta el 75 % de estas partículas.

Transmilenio

Hoy, en el sistema hay 2.054 buses; de estos, 1.400 serán reemplazados con la nueva licitación.

Foto:

Mauricio León

Sobre el diésel que hay en el país, Ecopetrol dijo que el compromiso es entregar diésel de la mejor calidad mundial (estándar Euro VI, 10 partículas por millón de azufre) a toda la flota nueva. Y también producir todo el gas natural que requiera. Por su parte, Gas Natural anotó que con más de 480 buses con esta tecnología en la renovación de la flota, Bogotá traza el camino hacia la introducción de tecnologías limpias en su transporte masivo.

¿Y los eléctricos?

Otro asunto que ha generado controversia es que en esta licitación no se adjudicaron buses eléctricos y se presentó un solo oferente (Green Bogotá). Sobre esto, TransMilenio dijo que existieron dos razones para que el proponente que presentaba la tecnología eléctrica no fuera exitoso en la adjudicación.

“En principio, este oferente había ofertado para tres patios, y verificadas las garantías, vimos que solo cumplía para el patio de Suba. Posteriormente, en la competencia se le asignaron los 400 puntos de tecnología limpia, pero en el área económica la propuesta que ganó fue la de gas”, aseguró TransMilenio.

El alcalde Enrique Peñalosa terció en el debate y dijo: “No podíamos de ninguna manera ser irresponsables en adjudicar a dedo y decir que todos los buses tenían que ser eléctricos, cuando era prácticamente entregárselos a un solo oferente”.

Si bien es cierto que hay ciudades como Shenzen (China) con flota completamente eléctrica, también lo es que hoy la mayoría de buses en Europa funcionan a base de diésel y biodiésel, según estudio del Reporte del Panorama de Mercado de Buses en Europa 2017.

Las tareas pendientes después de adjudicar la licitación

Luego de la adjudicación de los 1.133 buses que reemplazarán los de las fases I y II de TransMilenio –el 59 por ciento de estos de diésel Euro V y el 41 restante de gas natural vehicular Euro VI–, el Distrito aún tiene algunas tareas.

Entre los proyectos que debe ejecutar figuran la apertura de un proceso licitatorio abreviado para adjudicar los 260 buses biarticulados para el patio Américas, que fue declarado desierto en la licitación pasada.

María Consuelo Araújo, gerente de TransMilenio, aseguró que para este nuevo proceso siguen abiertas las posibilidades de tener buses con energías limpias y que se espera que esté listo al final de este año.

La otra tarea pendiente es la ampliación de 46 estaciones del sistema para que los nuevos buses biarticulados puedan hacer las paradas. Además, la ubicación externa de tres taquillas.

Exposición fotográfica en TransMilenio

TransMiCable, va del portal Tunal al barrio Paraíso, en Ciudad Bolívar, y beneficia a 750.000 residentes.

Foto:

Felipe Durán / Archivo TransMilenio

Según el cronograma que maneja el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), estas adecuaciones se harán en cuatro contratos.

Para el primer paquete, que incluye 22 estaciones, el inicio de la parte de los estudios y diseños se adjudicó en febrero pasado. Se espera que en diciembre del 2018 sean entregados, la construcción empiece en julio del 2019 y la obra se entregue en junio del 2020.

Para el segundo paquete que contempla nueve estaciones, el contrato de estudios, diseños y construcción se dio en octubre pasado, en febrero del 2019 se finalizará, y las obras se entregarán en marzo del 2020.

En el caso del tercer paquete, que son seis estaciones, se estima que los estudios y diseños estén listos en marzo del 2019; y las obras ya completas, en diciembre del mismo año. Por último, para las restantes nueve estaciones, el inicio del contrato de estudios, diseños y construcción será en febrero del 2019; y las obras terminadas, en marzo del 2020. La ampliación de estas estaciones, según el IDU, tiene un costo cercano a los 110.000 millones de pesos.

REDACCIÓN BOGOTÁ
Síganos en Twitter como @BogotaET y en Facebook BogotáET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.