Y los jóvenes hablaron... / Voy y vuelvo

Y los jóvenes hablaron... / Voy y vuelvo

Lo que vale la pena resaltar es cómo logró traslucirse el interés de los muchachos por la política.

Miguel Uribe y Carlos Fernando Galán

Los candidatos Miguel Uribe y Carlos Fernando Galán.

Foto:

EL TIEMPO

Por: Ernesto Cortés Fierro
01 de septiembre 2019 , 01:08 p.m.

Pocos debates entre los candidatos a la alcaldía de Bogotá han estado tan concurridos como el que tuvo lugar este viernes en el coliseo deportivo de la Universidad Javeriana.

No menos de 600 estudiantes colmaron las gradas del escenario. Allí estaban los de Ciencia Política, los de Relaciones Internacionales, los de Comunicación y muchos más. Lo más interesante de todo es que se trató de un debate concebido y llevado a cabo por los mismos muchachos, entre ellos, los del movimiento Corbata y Tenis, que agrupa a jóvenes de distintas universidades y que fueron los encargados de armar los cuestionarios.

Para ello tuvieron en cuenta, además, a estudiantes de los colegios de la ciudad.
Por problemas de agenda, la aspirante Claudia López no pudo asistir, y Hollman Morris se excusó por estar participando en el cabildo abierto sobre el POT, que, entre otras cosas, y por lo que cuentan, resultó aburrido y caótico. Poco de POT, pero sí mucho aspirante a edil y al Concejo haciendo política.

Volviendo al debate, lo que vale la pena resaltar es cómo logró traslucirse el interés de los muchachos por la política, por los temas que realmente los afectan y por el interés que despierta la contienda electoral.

Los medios solemos caer siempre en la obviedad a la hora de abordar a los candidatos, pero acá lo que se advertía eran vientos refrescantes y preguntas simples y directas: “¿Ustedes, como alcaldes, cómo van a mejorar la relación entre la policía y los jóvenes que protestan?”, preguntó Esteban. “Futuro alcalde, ¿usted qué prefiere: mil colegios con infraestructura perfecta o cinco con excelente calidad?”, cuestionó, al rompe, Vanesa, una joven javeriana.

Michelle no se puso con rodeos: “Antes de preguntarles, quiero que nos cuenten algo diferente a lo que tanto repiten, quiero que nos hablen sobre educación y empleo, que ustedes lo tienen muy bien pero en el papel”. Y agregó: “A medida que aumenta el nivel educativo de un joven, aumenta la espera por un empleo, ¿cómo superar esa brecha?”.

Apoyados en nuevas tecnologías no les perdieron rastro a los comentarios por redes sociales, donde hubo opiniones de todos los tonos, pero siempre en el marco del respeto. “Estamos rompiendo reduro”, dijo Esteban tras confirmar que el debate ya era tendencia nacional.

Si bien temas como movilidad y seguridad parecen insalvables en un encuentro de estos, escuchar a una población que los padece a diario es también, por decirlo de algún modo, revelador. “¿A qué le apostarían más: a sistemas férreos o a buses articulados?”. O esta otra: “¿Cómo incentivarían el uso del carro compartido?”.

Futuro alcalde, ¿usted qué prefiere: mil colegios con infraestructura perfecta o cinco con excelente calidad?

Un momento que resultó impactante fue cuando se le propuso al auditorio, atestado de pelados, que levantaran la mano aquellos que habían sido víctimas del hurto de su celular; los que habían sido testigos de una riña callejera o los que habían consumido licor u otras sustancias en el espacio público. Ante cada pregunta hubo silencio... y una a una se fueron levantando prácticamente todas las manos. Contundente. Miguel Uribe y Carlos Fernando Galán, los candidatos presentes, también levantaron las suyas con lo del hurto.

Los jóvenes defendieron el barrio como lugar seguro, pero el transporte público y las zonas de aglomeración son concebidos como peligrosos para ellos.

Estefanía, del colegio Menorah, lazó otra pregunta difícil: “¿Es posible mejorar el sistema de transporte público sin aumentar tarifa y sin más troncales?”.

En cuanto a los aspirantes, hay que decir que estaban en su salsa: público joven, irreverente, frentero, sin filtros. Los aplausos se repartieron por igual, sonoros para Uribe cuando habló de ponerle fin al plástico, de apostar por el emprendimiento y de establecer una tarifa plana en el transporte público para los estudiantes. Galán, por su parte, conquistó con su estrategia de adelantar una campaña sin agravios, de poner más atención a la protección de las mujeres, de construir juntos, de no dejar a un lado a los discapacitados.

Así, los jóvenes alcanzaron su objetivo: ser tenidos en cuenta. La reflexión final que cabe tras este encuentro es lo complejo que resulta para los candidatos armar un discurso en una ciudad con tantos matices y tantos intereses de por medio.

Es mi impresión o... ¿el decreto que restringe el consumo de licor en espacio público prácticamente deja las cosas como están?

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor jefe de EL TIEMPO
Twitter: @ernestocortes28

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.