Una opción distinta a El Redentor para jóvenes infractores

Una opción distinta a El Redentor para jóvenes infractores

Con el aval del juez y la víctima, el menor entra a proceso distinto a la privación de la libertad.

Menores infractores

Los jóvenes que ingresan a la justicia restaurativa cumplen su ciclo con intervenciones artísticas.

Foto:

Cortesía Secretaría de Seguridad

Por: Óscar Murillo Mojica
15 de octubre 2018 , 10:00 p.m.

Del total de capturas por distintos delitos que realizó la Policía entre enero y septiembre de este año en Bogotá –de acuerdo con números de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia–, el 6,5 por ciento fueron contra menores de edad.
Según explicó Alejandro Peláez, subsecretario de Seguridad del Distrito, los jóvenes que son detenidos infringiendo la ley tienen dos opciones: enfrentarse a un proceso penal con la posibilidad de medidas privativas de la libertad o ingresar a un programa de justicia juvenil restaurativa.

“La típica es que un fiscal lo lleve ante un juez y que termine en El Redentor, pero hay una alternativa que es el principio de oportunidad, que debe contar con la autorización de la víctima y el juez, y que le da una opción diferente al joven”, explicó Peláez.

La típica es que un fiscal lo lleve ante un juez y que termine en El Redentor, pero hay una alternativa que es el principio de
oportunidad

A la luz de la crisis que afronta El Redentor –que en lo que va del 2018 registra 77 intentos de fuga–, y que fue evidenciada por la agresión a algunos de sus internos el pasado 28 de septiembre, contar con una alternativa que evite que los jóvenes en conflicto con la ley lleguen allí o que busquen evitar su reincidencia, se constituye en una buena opción.

Desde el 2016, cuando se puso en marcha por parte de la Administración Distrital este modelo de atención, a 195 menores de edad se les ha detenido su proceso penal y han ingresado al programa de justicia juvenil restaurativa, que consta de tres fases.

“La primera es que reconozca el daño que causó, la segunda es que repare ese daño, que es pedir perdón a la víctima, y por último la restauración a la comunidad, que se hace generalmente a través de intervenciones artísticas en lugares públicos”, señaló Peláez, quien agregó que en un 97 por ciento los menores que pasan por este tratamiento, que puede durar entre dos o seis meses, no reinciden en el crimen.


Mariana*, una joven de 15 años quien en compañía de su mejor amiga intentó robarse varios cosméticos de un supermercado, entró al programa de justicia restaurativa después de que las directivas del establecimiento comercial dieran su consentimiento.

“Cogimos el maquillaje y fuimos a cierta parte donde no había cámaras y les quitamos el código de barras. Luego intentamos salir y un celador nos dijo: ‘aguarden un momento’. Nos llevaron a una sala y llamaron a la Policía y a nuestros padres”, relató la menor, quien cursa grado décimo en un colegio de la localidad de Usaquén.
Esta era la primera vez que Mariana intentaba robar, y después de tres meses en el proceso, asegura que jamás lo volvería a hacer.

Aunque este parece ser un delito menor, la Secretaría de Seguridad reporta que ha tratado casos por violencia intrafamiliar, tráfico de estupefacientes, tentativa de homicidio, entre otras (vea gráfico). Además, aclararon que a este sistema solo se puede acceder una vez.

Ante los buenos resultados de la implementación de la justicia juvenil restaurativa en Bogotá, que según el subsecretario de Seguridad tiene un costo aproximado de 300.000 pesos mensuales por cada joven (en El Redentor la atención a un interno es de más de dos millones de pesos al mes), el Ministerio de Justicia declaró la semana pasada que replicarán el modelo en otras ciudades del país.

“Como cabeza del sistema el ministerio se va a dedicar a lograr que el modelo de justicia restaurativa se instaure en todo el país y que la Policía, los fiscales, los jueces y toda la sociedad garanticemos que los acuerdos se cumplan de manera conjunta con la Fiscalía y el ICBF, y velaremos por unificar los sistemas de información”, señaló Gloria María Borrero, ministra de Justicia.

Con esto, afirmó la alta funcionaria, buscarán “sentar las bases para que en un futuro no muy lejano podamos cumplir con el anhelo de la Constitución de una justicia pronta y así tener unos niños protegidos y ojalá alejados del delito”.

La agresión en El Redentor

Un análisis de la Policía de Infancia y Adolescencia determinó que el 28 de septiembre pasado, en medio de acciones de registro y control que realizaban funcionarios del ICBF en este centro de reclusión, cerca de 20 jóvenes se tornaron agresivos, por lo que fue necesaria le presencia de hombres de la Policía.

Los uniformados fueron agredidos con armas blancas por lo que tuvieron que recurrir al uso de la fuerza. En un video que se hizo viral en redes sociales se ve cómo algunos internos son golpeados por hombres de la Policía mientras están en el suelo. Esta agresión está siendo investigada por las autoridades.

*Nombre cambiado para proteger la identidad de la menor.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO
Twitter: @oscarmurillom
Escríbame a oscmur@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.