Secciones
Síguenos en:
Protestas: ¿Por qué estalló Madrid?
Madrid, Cundinamarca

En el pueblo le rinden homenaje a los dos jóvenes asesinados.

Foto:

Óscar Murillo

Protestas: ¿Por qué estalló Madrid?

En el municipio, el 1 de mayo hubo ataques violentos y fueron asesinados dos jóvenes.

Madrid, Cundinamarca, es uno de los municipios de importancia en la Sabana de Occidente, conformada, entre otros, por Facatativá, Mosquera y Soacha. Más de 85.000 habitantes. Industrial, agrícola, floricultor y ganadero. Desde Bogotá, que queda a 21 kilómetros, se llega por la calle 80 o por la 13. Es una ciudad dormitorio y la construcción de apartamentos va en aumento.

Esta población, como tantas en el país, se unió al paro nacional que empezó el pasado 28 de abril, pero pocos días después ya estaba llorando el asesinato de dos jóvenes, curando las heridas de al menos 20 personas entre uniformados y ciudadanos, y lamentando la destrucción de un peaje y el ataque a una subestación de la Policía.

(Le puede interesar: La muerte de manifestante por la que está preso un mayor de la Policía)

La comunidad del barrio El Sosiego, en el suroccidente, el más grande y humilde del municipio, ha sido protagonista, ya que ha salido a movilizarse en gran número. Allá está la gente trabajadora del pueblo, los del salario mínimo, y menos. Los agobia el desempleo, la falta de oportunidades y el acceso a la salud, pero salieron a protestar por la inseguridad.

El lugar se ha convertido en receptor de migrantes y desplazados internos, y algunos grupos delincuenciales han visto en esto una oportunidad para hacer crecer sus rentas criminales instrumentalizando a estas personas.

Los hurtos y hechos violentos inquietan a la ciudadanía. “Hay muchísima inseguridad, al barrio lo tienen tildado como uno de los peores de Madrid, hay mucha escasez de empleo. Son muchas las cosas que unen al barrio, pero últimamente más que todo el tema de la inseguridad, que es bastante complejo”, le contó a EL TIEMPO Stiven Cruz, un comerciante del sector.

(También: Las otras enfermedades que matan a los bogotanos)

Hay muchísima inseguridad, al barrio lo tienen tildado como uno de los peores de Madrid, hay mucha escasez de empleo

Elvis Vivas, de 24 años, era de El Sosiego y, como cientos de jóvenes, salió a manifestarse de manera pacífica durante algunos días. Tras jornadas de protestas y bloqueos, el sábado 1.º de mayo ocurrió una confrontación violenta entre el Esmad y manifestantes. Según explicó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, ese día, a eso de las 6 de la tarde, un pequeño grupo de vándalos incendió un peaje y luego atacó la subestación de Policía de El Sosiego.

En ese lugar estaba una auxiliar de Policía, expuesta ante el violento ataque de los vándalos, y quien empezó a pedir unos refuerzos que llegaron a recuperar el orden con un nivel de violencia desbordada, según testigos consultados por este diario. El propio gobernador García reconoció que la decisión de la llegada del Esmad no fue tomada por él o la alcaldía municipal, sino que fue una reacción de la institución ante el ataque al peaje y a la estación.

Murió en medio de las protestas del Paro Nacional en Madrid, Cundinamarca.

Foto:

Archivo particular

La confrontación escaló y terminó dándose también con quienes se movilizaban de manera pacífica en la glorieta de Madrid. Allí, personas que estuvieron en el lugar aseguran que los uniformados dispararon gases lacrimógenos al cuerpo, y no en dirección al cielo. En ese momento fue herido Brayan Niño (24), quien murió porque un artefacto, lanzado por un policía, le golpeó la cabeza. Luego, en medio del caos, varios jóvenes aseguran haber visto cómo dos uniformados se llevaron, sano y salvo a Junior, como le decían de cariño a Elvis.

En un video que fue publicado en redes sociales, se observa que estaba con vida. Ensangrentado, herido. Sentado dentro de la semidestruida estación de Policía y bajo la custodia de dos uniformados. Lo que pasó allí es algo que están investigando las autoridades. Lo que pasó después se lo contó a EL TIEMPO una de las personas que llevó a Elvis al hospital.

“Sobre las 8:50 de la noche, más o menos, veo que Junior sale caminando, un poco desgonzado, de un lado a otro. Lo que hago es brindarle una ayuda, y a un compañero también le pedí ayuda. Salimos a la calle 23, nos le atravesamos a un carro y lo subimos, llegamos al hospital y Junior lo que hace es descansar, como que sabía que estábamos en el hospital. Allí le dieron los primeros auxilios y después lo remitieron para Facatativá”, contó el hombre que lo socorrió.

(También puede leer: Alcaldía de Madrid confirma muerte de otro joven en el marco del paro)

El otro joven que ayudó a Junior también narró lo sucedido: “Vemos cómo el Esmad iba ingresando chicos, estábamos sin carga en el celular, no podíamos llamar a nadie. Teníamos una impotencia de no poder ayudar a los muchachos porque escuchábamos las golpizas en la estación. Uno de esos era Elvis, lo entran, lo golpean, y en un momento creo que se dan cuenta de que se excedieron y lo dejan en la entrada de la estación y le dan la espalda, se hacen los locos”.

Fuentes policiales consultadas por este diario confirmaron que la investigación sobre este caso está avanzando. Como Junior no murió el mismo día de los hechos (como sí sucedió con Brayan), el caso estaba siendo procesado por lesiones, pero con el desenlace fatal ya hay investigadores de homicidios a cargo. Por el caso de Brayan Niño fue capturado el mayor Carlos Javier Arenas, como presunto autor responsable del delito de homicidio. Por el de Elvis, todavía no hay capturas.

¿Por qué tanta violencia?

El nivel de violencia que se alcanzó el 1.º de mayo en Madrid, aunque no estaba previsto que sería de tal magnitud, sí tenía un signo de alarma que para algunos no se tuvo en cuenta.

El 29 de abril, un día después de que empezó el paro nacional, manifestantes y Esmad también se enfrentaron. Aunque ese día no hubo heridos, quedó una sensación de insatisfacción por parte de muchos ciudadanos que incluso no participaron en las marchas, pero que resultaron afectados por los gases lacrimógenos, entre ellos menores de edad y adultos mayores en zonas residenciales del municipio.

Tampoco entienden algunos la razón por la que ese día no se decretó ley seca, como venía ocurriendo en el pueblo en días de movilizaciones, y más en una fecha en la que Millonarios y América de Cali se enfrentaron. Hubo mucho licor en los barrios antes de los enfrentamientos.

(También: Distrito, sin dos de sus cabezas por el covid-19)

Cuando llega la Policía y el Esmad el ambiente se pone muy pesado

“Nos informan que un montón de gente se fue al peaje, a lo cual nos fuimos a decirles que no fueran allá, que de eso no se trataba, pero la gente borracha es muy complicado manejarla, decirles. Finalmente, dentro de esto muchos pescan en río revuelto, muchos tienen cierta rabia y van a atacar cosas que no se deben dentro del paro”, le narró a este diario uno de los muchos integrantes del comité municipal del paro.

Desde la Alcaldía de Madrid se solicitó ante diferentes entidades tanto el inicio como celeridad en las investigaciones que determinen responsables por las muertes de los dos jóvenes fallecidos (Brayan y Elvis). Se radicaron las solucitudes ante la Fiscalía, Procuraduría y la misma Policía. "Hemos insistido desde el lunes 3 de mayo a primera hora y seguiremos insistiendo que haya celeridad y resultados en las investigaciones", dijo el alcalde, Andrés Tovar Forero.

Lo que se vivió ese sábado 1.º de mayo aún retumba en los oídos de los habitantes de Madrid. Hay zozobra. Los comerciantes, como Dorlys Zapata, dueña de una tienda, no han podido trabajar bien desde que empezaron las protestas, que se han vuelto a registrar en el mismo lugar donde ocurrió el enfrentamiento que terminó con la muerte de Elvis y Brayan.

“Estamos trabajando con mucha zozobra porque las protestas están pacíficas, pero cuando llega la Policía y el Esmad el ambiente se pone muy pesado y trabajamos con mucho susto y nervios. Nos toca correr las vitrinas, bajar las rejas a toda hora, parece que estuviéramos en una guerra y las ventas han estado muy malas”, narró la mujer.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO.
Twitter: @OscarMurilloM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.