Calidad de vida en Bogotá, con avances y tareas aún pendientes

Calidad de vida en Bogotá, con avances y tareas aún pendientes

Expertos destacan cumplimento en mayoría de metas de gobierno. Preocupan hurtos y cobertura escolar.

El informe dice que la ciudad va por buen camino, que tiene sus finanzas sólidas pero debe tomar medidas para aumentar crecimiento de economía y generar empleo de calidad

El informe dice que la ciudad va por buen camino, que tiene sus finanzas sólidas pero debe tomar medidas para aumentar crecimiento de economía y generar empleo de calidad

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

19 de septiembre 2018 , 10:15 p.m.

Bogotá va por buen camino en asuntos como la reducción de homicidios, la disminución del trabajo infantil y el embarazo adolescente e incluso en el aseguramiento en salud de las personas más vulnerables gracias a la EPS Capital Salud.

Sin embargo, tiene enormes retos en la solución estructural de los problemas de movilidad, y en particular en garantizarles a los bogotanos un transporte público de calidad, en el que todavía hay que superar rezagos en infraestructura (vías y troncales), en la implementación del Sistema Integrado de Transportes (SITP) y en ponerles freno a fenómenos como el de los colados, que están ayudando a desangrar el sistema

Esa es, a grandes rasgos, la radiografía que entregó ayer el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ (BCV) tras veinte años de hacerles seguimiento a la calidad de vida de la ciudad y al cumplimiento de los planes de desarrollo de los alcaldes.

Precisamente, BCV viene monitoreando 50 de las metas del Plan de Desarrollo ‘Bogotá Mejor para todos’ del alcalde Enrique Peñalosa. En el informe indica que el 80 por ciento de esas metas va por buen camino: el 54 por ciento avanza satisfactoriamente y el 26 por ciento tiene avances relativos; el otro 18 por ciento no muestra avances significativos.

Para el informe, ‘Bogotá Cómo Vamos’ evaluó más de 500 indicadores con apoyo de 30 expertos, algunos de los cuales estuvieron durante la presentación del estudio que se le entregó a la ciudad.

Ellas fueron, Luis Jorge Hernández, coordinador del área de Salud Pública, de la Facultad de Medicina U. de los Andes; María Fernanda Gómez, investigadora del Observatorio Fiscal, Universidad Javeriana; Ricardo Ayala, director de Gestión del Conocimiento, de la Cámara de Comercio; Yolanda Castro, investigadora de la Facultad de Educación, U. Javeriana; y Patricia González, directora de Gestión Pública y Ciudadanía, Cámara de Comercio, quien moderó el foro en el que se discutió el informe.

41 colegios del Distrito están implementando la jornada única en todos los grados escolares

BCV alerta a la Administración sobre asuntos preocupantes en la evaluación: además de las deficiencias en la calidad del transporte público, están el hurto a personas, las ocupaciones ilegales, el desempleo y la pobreza, la reducción de la matrícula en educación pública, el aumento de casos de sida y la falta de política pública para la población que supera los 65 años. En este especial van algunas de las conclusiones.

Educación

LO POSITIVO: hay resultados positivos en eficiencia y calidad, como los esfuerzos por mejorar la alimentación escolar, los entornos escolares y la deserción en la educación pública. No obstante, las tasas de coberturas se vienen reduciendo. El 85 % de los colegios oficiales tuvieron una calificación A+, A y B en las pruebas Saber 11. De otro lado, 41 colegios del Distrito están implementando la jornada única en todos los grados escolares.

LOS RETOS: la tasa de cobertura bruta se redujo: en 2016 fue de 92,1 % y en 2017, de 89,9 %. En Bogotá, durante 2017, se matricularon 788.708 niños, 38.907 menos que en 2016 (ese año fueron 827.615). La tasa de cobertura neta ha venido en descenso: 83,1 % en 2016 y 81,6 % en 2017. La tasa de deserción en educación pública pasó de 3,6 % en 2015 a 2,1 % en 2016.

Movilidad

LO POSITIVO: las muertes en las vías han bajado comparando el 2016 con el 2017; sin embargo, hubo un crecimiento en el número de lesionados. Para los expertos, este aumento en la cifra de heridos parece estar asociada al mayor uso de la motocicleta y al exceso de velocidad de los conductores de todo tipo de vehículos. Hay que tener en cuenta que una de las metas de esta administración es bajar las fatalidades en un 15 por ciento en comparación con el 2015.

Otro tema es el aumento en el tiempo de los viajes. Según el informe de BCV, “viajar en transporte público colectivo en 2017 consume en promedio 1,5 veces más tiempo que en automóvil y más del doble que en motocicleta. Estas diferencias hacen que el transporte público sea menos competitivo frente a los modos de transporte particular. Para los expertos, estos tiempos de viaje no se pueden comparar porque las distancias son distintas.

LOS RETOS: implementar y reestructurar el SITP. Incentivar el uso de la bicicleta, con más y mejor infraestructura. Renovar la flota de TM e iniciar su ampliación, incluyendo el metro.

Seguridad y convivencia

LO POSITIVO: uno de los indicadores de mayor impacto en la ciudad es el de los homicidios, que experimentó un gran descenso. “El logro más importante de la ciudad en el 2017 es la reducción de la tasa de homicidios por 100.000 habitantes, que se situó en 14,2. El reto ahora es mantener la tendencia y lograr llegar a un número inferior a 1.000 homicidios en un año (en 2017 hubo 1.150)”, dijeron en BCV. Por otro lado, se destaca la reducción en el número de casos de violencia interpersonal. Se observó una disminución importante entre 2013 y 2017 de 19.165 casos.

LOS RETOS: los datos que sobre seguridad arrojó ‘Bogotá, Cómo Vamos’ están marcados por el aumento de los hurtos, que, según aclararon, podrían no ser precisos por la integración de cifras de la Fiscalía y la Policía y la implementación de la aplicación ‘ADenunciar’. Sin embargo, los datos presentados muestran que en el 2017 hubo 76.588 denuncias por robos a personas, frente a las 37.948 reportadas en el 2016. En cuanto al comportamiento de los hurtos por localidades, las mayores cifras estuvieron en Suba (7.399 casos), Kennedy (6.796) y Chapinero (5.931).

Demografía

LO POSITIVO: la capital sigue siendo la ciudad más poblada del país, pues se estima que para el 2017 alcanzó una población de 8’080.734 habitantes. Los cálculos de la Organización de la Naciones Unidas señalan que para el 2030 Bogotá podría superar los 12 millones de personas.

Con este panorama, sigue siendo una de las ciudades con mayor fenómeno de migración. Además, los datos del informe indican que hay una tendencia hacia la reducción de niños y jóvenes entre los 0 y 14 años.

LOS RETOS:
la migración de población colombiana y venezolana, sumado al envejecimiento de los bogotanos, que viene en aumento, plantea desafíos para la formulación de políticas tanto de vejez y bienestar ciudadano, como de vivienda, salud, movilidad y acceso a servicios públicos.

También, frente a la gestión de uso de suelo para planeación y expansión de la ciudad. Por ello, las discusiones sobre el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) serán claves.

Las finanzas

LO POSITIVO: Bogotá es una ciudad cuyas finanzas provienen, en un 92 por ciento, de sus impuestos. Esto es una ventaja, en la medida en que le permite tener una independencia de los recursos de transferencia de la nación, y a nivel de recaudos cuenta con buenos niveles, dado que ha incentivado el pago de los ciudadanos.

Según el informe, las finanzas muestran un buen índice de gestión, ya que la mayoría de los gastos tienen que ver en su mayoría con inversiones en proyectos de la ciudad, lo que se debe a que la deuda del Distrito ha venido disminuyendo.
Este hecho le ha valido para tener buenos resultados ante las calificadoras de riesgo internacionales.


LOS RETOS: Bogotá depende principalmente de impuestos como el de industria y comercio, el cual tuvo un decrecimiento durante el 2017. Es decir, hubo menos establecimientos a los que gravarle. De otro lado, aunque en el predial se han hecho actualizaciones de catastro para recaudar más, esta es una labor que aún debe intensificarse.Además, los expertos advierten que también debe mejorarse la identificación de la capacidad real de pago de los contribuyentes con el fin de no generarles asfixia fiscal, y evitar que ello termine en evasión.

Pobreza y atención social

LO POSITIVO: Para destacar, los logros en materia de atención a los habitantes de calle y la reducción en la tasa de trabajo infantil. En este sentido, Bogotá Cómo Vamos recomienda “continuar con los programas distritales que han permitido vincular a cerca de 1.400 habitantes de calle a los programas de inclusión social, y contribuir a que de 32.000 niños, niñas y jóvenes abandonen el trabajo infantil”.

LOS RETOS: La pobreza monetaria extrema tiene el índice más alto respecto a otras ciudades del país como Medellín, Barranquilla y Manizales. Según el último informe de BCV, un 2,4 % de la población se encuentra en condiciones de pobreza extrema, lo que quiere decir que su ingreso no cubre los gastos básicos para su supervivencia. Además, al día de hoy existen un millón de personas cuyos ingresos no superan los 275.000 pesos al mes.

En cuanto a la percepción de pobreza, tres de cada 10 ciudadanos afirman que su situación económica empeoró en 2017. Rafael Uribe Uribe, Antonio Nariño, Usme y San Cristóbal son las localidades con el mayor porcentaje.
La capital registra la mayor desigualdad en la distribución del ingreso, pero es la ciudad que registra mayores ingresos per cápita: en la ciudad es de $ 1’034.681 frente al resto del país, que es de $ 646.298 .

Ruralidad

LO POSITIVO: El Distrito, a través de sus entidades y alcaldías locales, tiene diferentes programas con los que está llegando a la zona rural de Bogotá, que supera las 122.000 hectáreas y que corresponde al 75 por ciento del suelo.

Además, las metas del Plan de Desarrollo, de aumentar a 200 hectáreas las que están en proceso de restauración y/o conservación, así como aumentar el número de predios que implementen buenas prácticas productivas, avanzan satisfactoriamente.

LOS RETOS: Pese a que hay acciones gubernamentales en la zona rural, en diferentes áreas, estas no son acciones articuladas entre las entidades, por lo que el observatorio sugiere coordinarlas. También hay dificultades para reunir información actualizada de la ruralidad, con excepción de la localidad de Sumapaz, que es la única totalmente rural. Bogotá Cómo Vamos sugiere la construcción de información conjunta para implementar un modelo de desarrollo rural sostenible.

También señala que es necesario fomentar la creación de microempresas en estas zonas y brindar acompañamiento para el fortalecimiento y sostenimiento de las familias.

Medioambiente

LO POSITIVO: El informe destaca mejorías en la calidad del aire. En particular en lo que tiene que ver con las reducciones de las concentraciones de material contaminante en el aire como PM10, PM 2.5, ozono y dióxido de nitrógeno. La norma nacional establece que el límite permitido para material particulado PM10 es de 50 micrómetros por metro cúbico, y el promedio anual fue de 41. Y, para PM 2.5, la norma es de 25, y el promedio en Bogotá estuvo en el orden de 19.

De otro lado, el programa de Bogotá Cómo Vamos reconoce “el avance reportado para el número de kilómetros de ríos urbanos con índice de calidad hídrica que pasan de aceptable a buena o superior y que para el año 2017 fue de 20,12 km, lo que resulta satisfactorio. También son significativos los avances en relación con una mayor cobertura de árboles a escala de toda la ciudad.

LOS RETOS: Si bien hay avances, lo que no se explica es por qué hasta ahora las mediciones del aire realizadas en Kennedy y Carvajal siguen por encima de la norma. Esto obedece a falta de decisiones de fondo para atacar esta problemática que afecta la salud de los habitantes del sector. Y, por último, se solicita información verificable sobre la supervivencia y éxito en la rehabilitación de las especies de fauna y flora silvestre incautadas.

Espacio público

LO POSITIVO: A cada ciudadano de Bogotá le correspondían en el 2017 un promedio de 21,08 metros cuadrados de espacio público total, que es el que integra parques, plazas, plazoletas, zonas verdes, sistema vial y estructura ecológica principal. “Las localidades que presentan la mayor aglomeración de estos son: Teusaquillo (42,14 m²/hab.), Usme (37,17 m²/hab.) y Chapinero (38,58 m²/hab.)”, se lee en el informe. Algo destacable es que en el último año se recuperaron 553.405 metros cuadrados de espacio público de la ciudad, lo que representa un aumento del 47 por ciento con respecto al total recuperado en el año 2016 (375.332 m²).

LOS RETOS: En lo que corresponde al espacio público efectivo, que es aquel con el que se relaciona un ciudadano (parques, plazoletas, zonas verdes, etc.), experimentó un descenso. En el 2016, la proporción era de 4,5 metros cuadrados por habitante; en el 2017, de 4.41 m²/hab. “Bogotá aún está muy lejos de consolidar las áreas mínimas de espacios públicos efectivos por habitante, definidos tanto en la norma nacional (15 m²/hab.) y distrital (10 m²/hab.)”, explicaron.

Salud

LO POSITIVO: Una reducción del 25 por ciento de las muertes de niños menores de cinco años por infección respiratoria aguda (IRA), al reportarse 24 casos en el año 2016 frente a 18 casos en 2017 por cada cien mil menores. Y también del 14,8 por ciento por neumonía al pasar de 54 casos a 46 en el mismo periodo, según los datos suministrados para el informe de calidad de vida del programa Bogotá Cómo Vamos (BCV).

Se destaca que en el 2017 no se presentó ni un solo niño (0-5 años) muerto por desnutrición. En cuanto a los embarazos en adolescentes, se bajó de 13.762 casos en 2016 a 11.980 en 2017.

LOS RETOS: Las alarmas están disparadas por los aumentos en los casos de VIH/sida. La tasa por cada 100 mil habitantes va en aumento al pasar de 27,3 por ciento en el 2015 a 38,9 por ciento en el 2017. La Secretaría de Salud sostiene que dicha tendencia puede estar influenciada por una mayor disponibilidad de pruebas diagnósticas.

También se recomienda estar en alerta con la caída de las coberturas en vacunación y el bajo peso al nacer. Según el informe de calidad de vida, en 2017 no hubo avances en el tiempo de atención para las citas médicas.

Cultura, recreación y deporte 

LO POSITIVO: En cuanto a infraestructura cultural y deportiva nueva y/o rehabilitada se han construido 38 canchas sintéticas, intervenido 11 equipamientos culturales y realizado mantenimiento a 103 parques. Las actividades preferidas por los ciudadanos son ir a parques (58%), visitar centros comerciales (54%) e ir a restaurantes (46%), mientras que ir a cine (42%), leer libros (29%) y periódicos (28%), en lo cultural, es lo predilecto. Aumentó la satisfacción con estas actividades. Otro buen dato es que según el Instituto Distrital de Turismo (IDT), en 2017 llegaron a Bogotá 10'067.288 turistas.

LOS RETOS:
El nivel de participación en espacios culturales es menor al de los deportivos. La población que habita en un nivel socioeconómico bajo dice estar menos satisfecha. El Distrito debe fortalecer la oferta en todos los grupos poblacionales. Otro aspecto por mejorar es que el 16% de los ciudadanos no realiza actividad física mientras que solo el 35% participa en la ciclovía. Por su parte, el 24% de las personas no participa en actividades culturales . El Distrito debe trabajar para disminuir el sedentarismo y fomentar la participación.

Las alertas

La vejez debe ser una prioridad de las políticas públicas

En Bogotá siguen bajando la natalidad y la mortalidad, y ya se tienen las cifras de vejez que se esperaban para el 2022 por el aumento de personas mayores de 65. La política pública debe priorizarlos y también se debería pensar ya en acciones para personas mayores de 85 años.

Economía, Bogotá debe crecer al 7 %

​Este año se espera un crecimiento de la economía de la ciudad de al menos al 3 %. Los expertos dicen que debe buscar un 7 % sostenido para cerrar brechas con otras ciudades de América Latina. Debe promover la industria, la construcción, los servicios y especialización inteligente.

Jóvenes. Acceso a educación superior y formación pertinente
​Urge ampliar oportunidades para que los jóvenes ingresen a educación superior, con formación técnica y profesional para cerrar brechas de talento humano. Fomentar la atracción de talento humano calificado, para ampliar el crecimiento y la generación de empleo de calidad.

Reducir las víctimas en accidentes de tránsito
Los muertos en las vías siguen siendo un grave problema: los más vulnerables son los peatones, 50 %; motociclistas, 26 % y ciclistas, 11 %. Una de las sugerencias del informe de BCV es que se deben tomar acciones efectivas e inmediatas para revertir esa tendencia.

​Aumentaron las  motos y los vehículos
​Se debe mejorar el transporte público en infraestructura, tiempos de desplazamientos y que los accesos al bus sean más rápidos. Esto para evitar que el parque automotor siga aumentando. Entre 2016 y 2017, las motos crecieron 3 por ciento y los vehículos particulares, 10 por ciento.

Migración: el desafío con los venezolanos
​Las cifras hablan por sí solas: se calcula que, a diario, más de 600 personas del país vecino ingresan por la terminal de transportes. Hay más de 300.000 en Bogotá. BCV advierte que es un desafío para la ciudad porque tiene que ver con la oferta de servicios y efectos de la informalidad.

@BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.