Cerrar
Cerrar
Incautación de armas traumáticas subió 23 % en Bogotá: ¿por qué hay tantas?
Armas en Bogotá

Autoridades entregaron los resultados operativos de incautación de armas en lo que va del año.

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá.

Incautación de armas traumáticas subió 23 % en Bogotá: ¿por qué hay tantas?

Autoridades entregaron los resultados operativos de incautación de armas en lo que va del año.

Kennedy y el sistema de transporte masivo son los dos lugares donde más armas se presentan.

Uno de los delitos que más ha golpeado a los bogotanos durante lo corrido del año ha sido el hurto a personas y el de celulares; también los homicidios selectivos y los sicariatos, que aunque reportan cifras a la baja, han dejado escabrosos casos en la capital. Sin embargo, hay un factor común en la comisión de estos delitos y es el incremento en el uso de armas de fuego, cortopunzantes, contundentes o de fogueo para intimidar a las víctimas.

(Podría interesarle: Alias 19: Primer condenado por desmanes en el Paro Nacional)

De acuerdo con las cifras entregadas por la Secretaría de Seguridad y la Policía Metropolitana de Bogotá, entre el 1.° de enero de este año y el 25 de octubre, en Bogotá se han incautado 261.868 armas blancas, 727 armas de fuego y 1.534 armas entre neumáticas, traumáticas y/o de fogueo; lo que a su vez representa un crecimiento de 24 por ciento del último ítem frente al mismo periodo de 2021. En el caso del decomiso de armas blancas y contundentes, los aumentos son de 23 y 30 por ciento, respectivamente.

Según los cálculos de las autoridades, respecto a armas blancas, se estarían incautando en promedio cada mes unas 26.186 unidades; esto significa que al día son cerca de 872. Ahora, por el lado de las traumáticas, de fogueo y neumáticas (que es la cifra que alarma) sería cerca de 153 al mes y 5,4 al día; mientras que de las contundentes, la incautación mensual es de 72 armas y diaria de apenas 2,4.

Las variaciones en los datos del porte de armas en la ciudad comparados con las cifras de 2021 también se han visto reflejadas en el aumento del uso de estas en la comisión de delitos como el hurto a personas. Por ejemplo, entre enero y septiembre de este año el hurto a personas tuvo un crecimiento de 16,1 por ciento, con una registro de 89.577 casos; de esos, 19.691 se realizaron usando un arma cortopunzante, un dato que supera en 435 los datos del año pasado.

En el caso del uso de armas de fuego, los datos muestran que entre enero y septiembre de este año se han registrado 11.217 casos, mientras que por el lado del uso de armas contundentes han sido 2.510. Ambas cifras son menores al registro del mimo periodo de 2021.

Estas fueron las armas blancas incautadas.

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá

“La Policía ha venido trabajando con aliados para avanzar en un proceso de destrucción de las armas que han sido incautadas porque debemos sacar de circulación y destruir cualquier elemento que pueda poner en riesgo la vida de los ciudadanos”, señaló Aníbal Fernández de Soto, secretario de Seguridad.

A reglón seguido, el comandante operativo de la Policía Metropolitana, teniente coronel Carlos Benítez, señaló que el valor de las armas incautadas supera los 1.200 millones de pesos.

En esa misma línea, el coronel señaló que las localidades donde más armas se han encontrado son Kennedy, con un conteo de 28.851 armas; Bosa, con 25.609; y Rafael Uribe, que acumuló 21.054. También se advirtió de la masiva presencia de estos artefactos circulando dentro del sistema de transporte masivo de la ciudad que ha sumado un decomiso de 41.936 armas entre enero y la tercera semana de octubre.

“Algunas de las armas que hemos que hemos incautado son modificadas y buscan causar letalidad. Estos resultados nos permiten sacarlas de circulación y nos permite desarticular, en muchos casos, estructuras y personas que se encargan de cometer delitos usando esas armas. Las vamos a destruir para que no vuelvan a ser usadas en contra de las personas”, añadió el coronel Benítez.

Respecto a los perfiles de quienes son sorprendidos portando armas en la ciudad, la Policía detalló que los jóvenes entre los 16 y 25 años son los mayores portadores de armas blancas y contundentes; mientras que las armas tipo traumáticas, que tienen un valor superior a los 500.000 pesos, son adquiridas y portadas por mayores de 27 años y que por lo general pertenecen a alguna estructura delictiva o son civiles que las comparan como método de defensa personal.

¿Por qué tantas armas?

La pregunta que queda de estas cifras es si Bogotá es una ciudad que está armada. Para Néstor Rosanía, investigador y corresponsal de conflicto y director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, el fenómeno de las armas en Bogotá es algo que se ha venido nutriendo del mercado negro nacional que tiene una estrecha relación con el intercambio de drogas como la cocaína a cambio de armas para el delito.

El experto señala que las investigaciones demuestran que las armas de este mercado negro ingresan a la capital por la ruta que desemboca de Norte de Santander en la autopista Norte. “Los delincuentes usan camiones de alimento refrigerado para camuflar los artefactos desarmados. Hay dos entradas principales de las armas al mercado negro capitalino: primero, por la costa Pacífica de Nariño y Cauca; y segundo, por las fronteras venezolanas”.

Estas fueron algunas de las armas incautadas.

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá

“No hay un mercado negro de armas en Bogotá, eso no existe. Pero sí hemos visto que las armas tipo traumáticas las están vendiendo en los almacenes”.

Ahora, el comandante operativo de la Mebog, coronel Carlos Benítez, le explicó a este diario que encuentran en la falta de regulación el incremento en la circulación de armas tipo traumáticas en la ciudad.

“Ahí podemos observar dos variables para el tema: el primero, que efectivamente hay más armas circulando por la ciudad; y dos, que hemos venido realizando en la institución más labores de requisa y control para poder frenar ese fenómeno que, combinado con la falta de tolerancia de la ciudadanía, puede desembocar en episodios de fatalidad”, anotó.

Según detalló el coronel, no se trataría de un mercado negro que hay en la ciudad, pues estos “no existen en la ciudad”, pero lo que sí es claro, según su explicación, es que las armas tipo traumáticas se estarían comercializando de forma libre en algunos almacenes. “La regulación ya esta lista y se hará para poder frenar esta situación. Por ahora, los permisos están suspendidos para el porte de armas y solo se otorgan en algunas excepciones”.

JONATHAN TORO
REDACCIÓN BOGOTÁ

Recomendados

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.