Las claves a tener en cuenta para el nuevo POT de Bogotá

Las claves a tener en cuenta para el nuevo POT de Bogotá

‘Bogotá, Cómo Vamos’ dio 60 recomendaciones para el Plan de Ordenamiento Territorial.

Calidad de vida en el plan de ordenamiento territorial

Expertos explicaron que la prioridad del POT debe ser la calidad de vida.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

Por: Bogotá
09 de abril 2018 , 06:09 a.m.

Si los tiempos de socialización con las comunidades de la ciudad avanzan, si luego la Corporación Autónoma Regional da su visto bueno y después el Concejo discute durante tres meses y aprueba la propuesta de la Secretaría de Planeación, Bogotá podría estrenar Plan de Ordenamiento Territorial (POT) a finales del 2018, o a más tardar en el primer trimestre del 2019.

Así lo precisó el secretario de ese despacho, Andrés Ortiz, tras recibir las 60 recomendaciones que elaboró el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ (BCV), con el apoyo de 80 académicos y expertos de las universidad Javeriana y los Andes, así como la Cámara de Comercio de Bogotá, para que sean tenidas en cuenta en la construcción del documento.

La Administración lleva meses construyendo la propuesta, que una vez sea aprobada marcará la hoja de ruta del Distrito –y por extensión de la región metropolitana– durante los siguientes 12 años. Remplazará el vigente, que data del año 2000.

Al observar los seis renglones en los que dividieron los planteamientos (movilidad, medioambiente, hábitat, ruralidad, seguridad e integración regional) se encuentra que se enfocaron en la calidad de vida como eje del desarrollo de la capital.

Hay que definir “hacia dónde debe crecer la ciudad, cuál debe ser el modelo de ocupación del suelo y en qué zonas serán posibles la expansión, la densificación, la renovación urbana y la revitalización”, explicaron los miembros del equipo técnico de BCV”.

Así mismo, hay que definir el tipo y cantidad de equipamiento urbano que se requiere en materia de servicios públicos, educación, movilidad, seguridad y medioambiente. Estas preocupaciones resultan fundamentales no solo para orientar y priorizar las inversiones del sector público, agregaron, sino para regular la inversión privada en el desarrollo de proyectos de vivienda, comercio, servicios e industrias”, precisaron.

EL TIEMPO revisó el documento con las recomendaciones y les muestra a los lectores los puntos esenciales.

En seguridad, facilitar el acceso a servicios

Uno de los principales señalamientos que se hace es que se modifiquen algunas normas urbanas y se impulse la instalación de más equipamiento en temas de seguridad y justicia. O sea, que se eliminen restricciones para edificar, por ejemplo, centros de traslado de menores, o de denuncia, más cercanos a los barrios, o dentro de los mismos, y así facilitar procesos de denuncia y otros trámites.

Otro punto en el que enfatizaron fue el de la densificación, para concentrar el recurso humano y económico de la seguridad en un solo lugar; e incluir criterios de diseño urbano innovadores en iluminación, visibilidad y mobiliario urbano, entre otros.

Ciudad para andar y no para los carros

Sin duda, el concepto transversal a las recomendaciones en el tema de hábitat fue que el nuevo POT apueste por la construcción de manzanas pequeñas en los futuros planes de renovación urbana. Esto para estimular a los ciudadanos a desplazarse a pie.

La mezcla de usos de suelo también fue protagonista, pues sugieren que se cambien los modelos de conjuntos cerrados que solo sirven como espacios residenciales a otros donde el comercio y los servicios puedan ubicarse allí mismo. Esto apunta a reducir la necesidad de desplazamientos motorizados.

También hicieron un llamado a fortalecer medidas para desarrollar más planes de renovación urbana.

Medioambiente, en conexión territorial

Sugieren que lo ambiental sea el articulador de la calidad de vida, y en ese contexto apuntaron que se deben generar instrumentos efectivos para contener la expansión urbana en los bordes sur y norte del Distrito, pues estas dinámicas ponen en riesgo activos como cauces de agua y fuentes hídricas. Además, generar mayor conexión entre humedales.

Se debe vincular el existente plan de manejo del río Bogotá con el nuevo POT, para que ambos tengan coherencia y faciliten las acciones de conservación y desarrollo. La protección de los espacios ecológicos debe ser en asocio con los demás actores de la región metropolitana.

Área metropolitana, indispensable

La integración territorial de Bogotá con los municipios que la rodean está presente en todos los capítulos de recomendaciones, haciendo de la capital el eje que articula a las demás. Para eso se necesita buscar de forma insistente la figura jurídica que permita esa unión de intereses, que hoy por ley tiene dificultades.

Cada decisión que se tome y se incluya en el POT debe tener en cuenta las repercusiones en la región, ya no se puede desarrollar la ciudad aislada.

Invitan a desarrollar un sistema de transporte multimodal regional, que garantice acceso y cobertura. Debería contemplar metro, corredores férreos regionales y fluviales.

Transporte público y sostenible, clave

Priorizar y promover los desarrollos orientados al transporte sostenible, agregando redensificación y renovación urbana en los corredores de transporte masivo nuevos y actuales de la ciudad.

Los proyectos de vivienda tanto de expansión urbana como de densificación deben garantizar una buena infraestructura y equipamientos en movilidad, en particular aquellos destinados al transporte público, zonas especiales de carga y movimiento masivo de pasajeros, patio talleres zonales, áreas de espera, etc.Fortalecer la interconexión de vías exclusivas para viajar en bicicleta y a pie, con equipamiento para parqueo en vía y zonas de descanso.

Sugieren fortalecer la interconexión de vías exclusivas para viajar en bicicleta y a pie, con equipamiento para parqueo en vía y zonas de descanso

Ruralidad protegida para desarrollarse

En el tema de ruralidad sugieren incorporar la figura de Zona de Reserva Campesina en algunos territorios del campo bogotano, a fin de frenar la expansión de la frontera urbana y desarrollar territorios.

Dotar a más localidades y barrios con plazas de mercado para la distribución y venta de la producción campesina en relaciones comerciales justas.

E incorporar infraestructura dotacional para el acceso a servicios públicos que aseguren el bienestar y la calidad de vida de las viviendas rurales. Preservar la red de acueductos veredales como figura de ordenamiento comunitario especial en el acceso al recurso hídrico.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.