Secciones
Síguenos en:
En dónde y por qué están creciendo los homicidios en la ciudad
Asesinatos en Bogotá

El porcentaje de esclarecimiento de asesinatos en Bogotá es de un 34 por ciento aproximadamente.

Foto:

Juan Manuel Vargas. Archivo EL TIEMPO

En dónde y por qué están creciendo los homicidios en la ciudad

El porcentaje de esclarecimiento de asesinatos en Bogotá es de un 34 por ciento aproximadamente.

En Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy ocurre la mayoría de los asesinatos.

Juan Pablo Rodríguez, de 26 años de edad, estudiante de odontología, fue asesinado esta semana por robarle el celular. Iba caminando con su novia por la calle 122 con carrera 18B, en Usaquén, a las 8:30 de la noche del pasado martes 27 de julio, cuando un hombre que vestía ropa oscura y traía un casco de motocicleta encima se atravesó en su camino.

El delincuente intimidó a la pareja con un arma de fuego, y la reacción de las víctimas fue salir corriendo. Sin embargo, el criminal los siguió y, tras una corta persecución, disparó: las balas alcanzaron a Rodríguez, que quedó tendido en el piso. Según testigos, el joven, que trabajaba cerca del lugar donde ocurrió todo, recibió dos balazos.

“Adelantando investigaciones preliminares, damos cuenta de que este señor fue víctima de un hurto y fue lesionado por arma de fuego”, reconoció la mayor Nancy Cardozo, comandante de la estación de policía de la localidad de Usaquén, en el norte de la ciudad. Los médicos de la clínica Reina Sofía, donde llevaron moribundo a Juan Pablo, establecieron que los proyectiles ingresaron por la región axilar izquierda y salieron por la toracoabdominal derecha.

Cinco días antes de estos hechos –la noche del jueves 22 de julio–, pero en el otro extremo de la ciudad, en Kennedy, un arma de fuego también fue usada para cometer un asesinato. Después de permanecer por un largo rato hablando con algunas personas en una esquina del barrio Pastranita, un hombre de 35 años fue atacado por los mismos que lo acompañaban.

Lea también: Conozca cuáles son las técnicas de los atracadores para robarlo.

Tres disparos en la cabeza, y su cuerpo quedó tirado en un andén. Tras algunos minutos, las autoridades llegaron para hacer el levantamiento y empezar las primeras indagaciones.

Información de las autoridades indica que este hombre habría sido asesinado en medio de disputas violentas entre bandas de microtráfico que quieren tomar el control de esta zona del suroccidente de la ciudad. Este caso ocurrió en Kennedy, la segunda localidad, después de Ciudad Bolívar, con más muertes violentas en Bogotá.

Estos dos asesinatos ejemplifican tres de las principales razones que estarían detrás del aumento de los homicidios en la ciudad: la violencia con la que se están cometiendo delitos como el hurto, abiertas disputas territoriales entre bandas que quieren gobernar el ilícito del microtráfico, y el aumento del uso de armas de fuego.

Ómar Oróstegui, director del centro de pensamiento Futuros Urbanos (FU), lee con preocupación lo que está pasando. Recuerda que, antes de la pandemia, e incluso durante una etapa de esta, los asesinatos se reducían en la capital, pero que esta tendencia ya se quebró. De hecho, las cifras indican que durante los primeros tres meses de este año se redujeron, pero esta tendencia se quebró en el consolidado semestral.

“En el primer semestre de este año subieron los homicidios en un 9,5 por ciento, al pasar de 506 a 554 casos. Para algunos no se deben comparar esas cifras con el 2020, por la pandemia. Siendo así, y tomando como referencia el primer semestre del 2019, se evidencian valores aún más preocupantes. En este caso, el incremento sería del 14 por ciento. En la práctica pasamos de 486 a 554 casos para el periodo analizado”, advirtió Oróstegui.

Armas de fuego

Por otro lado, cifras oficiales muestran el aumento del uso de las armas de fuego en la comisión de estos crímenes. Mientras que entre enero y junio del año pasado se usaron en 303 casos, en el mismo periodo de este año fue en 326. En cuanto a armas blancas, estos elementos fueron responsables de generar el asesinato a 164 personas en el primer semestre del 2020 y de 174 en el 2021.

“Nos dejamos tomar ventaja de las armas de fuego. En comparación con el año pasado, se incrementó el uso para atentar contra la vida en un 8 por ciento, mientras que las armas cortopunzantes un aumento del 6 por ciento. En tan solo un semestre, 12 de las 20 localidades muestran incrementos en los homicidios (…) Estamos a tiempo de corregir la tendencia; de lo contrario, vamos a perder lo que habíamos ganado con tanto esfuerzo en los últimos años”, agregó Oróstegui.

Inquieta, tal y como lo tiene identificado el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, lo que sucede en Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa, las tres localidades que integran el cordón del suroccidente de la capital del país, y que juntas acumulan 237 muertes violentas de las 554 que sucedieron en las 20 localidades.

“El plan que venimos trabajando con la Policía es focalizando acciones donde hay más homicidios, particularmente en cinco zonas: Usaquén, Kennedy, Bosa, Usme y Ciudad Bolívar. Lo que se busca no es solo presencia (estamos trabajando en un plan de fortalecimiento de pie de fuerza), sino también un tema de investigación criminal e inteligencia”, precisó el funcionario.

Un análisis de la Fiscalía General de la Nación (FGN) sobre los homicidios en Bogotá da cuenta de lo que está pasando en la capital del país. Por un lado, actualizan las cifras al 29 de julio de este año, muestran que el aumento de los homicidios ya está por el 15,44 por ciento frente al 2020 y aclaran que la Seccional Bogotá es la que tiene la tasa de esclarecimiento más alta del país, cercana al 34 por ciento.

Pero, por otro, enumeran las seis razones que estarían detrás de esta alza. “1) La ausencia de presencia de policía de vigilancia, que se ha concentrado en manifestaciones. 2) El aprovechamiento de las bandas criminales para ingresar a territorios de dominio de otras estructuras, ante la ausencia de presencia de fuerza pública. Esto ha generado disputas por el control del negocio del microtráfico, lo que aumenta el homicidio. 3) No hay controles ni retenes suficientes de la fuerza pública para la incautación de armas de fuego y blancas. 4) El hurto se ha tornado más violento. 5) Han aumentado el homicidio por actos de intolerancia y las riñas. 6) El levantamiento de las restricciones de la pandemia”, se lee del documento.

‘Nos preocupa la sevicia de los delincuentes’

Aníbal Fernández de Soto, secretario de Seguridad de Bogotá.

¿Cuál es su diagnóstico sobre el tema de homicidios en la ciudad?

Las cifras son públicas, existen y me parece que independientemente de lo que ellas signifiquen, tenemos que pensar cómo las revertimos y mejoramos esos indicadores. Hay situaciones que pueden explicar el fenómeno. Compararnos con el año anterior es atípico por la pandemia, pues de pronto no nos da un entendimiento completo de la situación, pero no quiero pelear con las cifras, compartimos la preocupación y queremos actuar hacia adelante, tenemos una estrategia con la policía, robusta, importante, que está en marcha y esperamos que en estos tres años podamos recuperar esos indicadores y volver a los indicadores de antes de las protestas.

¿Qué tanto influye en el aumento de los asesinatos que la Policía centre sus esfuerzos en contener disturbios y no en estar en los barrios vigilando?

Cuando se presentan manifestaciones públicas y cuando se tornan violentas, la policía tiene que atender la situación, acompañar la protesta pacífica, pero cuando se torna violenta hay una intervención que concentra la atención de la policía, y eso el general Camacho lo ha descrito con mucha claridad.

En lo que va corrido del año ya hemos tenido 237 policías que han pasado del área administrativa a vigilancia para aumentar la presencia, tenemos ingreso a policía judicial

Por eso una de las cosas que estamos trabajando con el Gobierno Nacional, el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, es un aumento de pie de fuerza, la meta de esta Administración es cerrar el periodo con algo más de 2.500 policías nuevos en distintas especialidades. Por ejemplo, en lo que va corrido del año ya hemos tenido 237 policías que han pasado del área administrativa a vigilancia para aumentar la presencia, tenemos ingreso a policía judicial.

La violencia ha aumentado en algunos delitos como los hurtos, ¿qué hacer con esto?

Nos preocupa mucho que en la ocurrencia de delitos contra el patrimonio, hurto de bicicletas y celulares se está generando mucha violencia para ese tipo de actividades criminales; la sevicia con la que están actuando los delincuentes nos preocupa y tenemos herramientas para controlarla. Parte de esa estrategia es un ejercicio de desarme en la ciudad, en los registros tenemos más de 120.000 armas blancas decomisadas en lo que va del año y 650 armas de fuego; vamos a seguir, vamos a proponer incentivos para que los mismos ciudadanos entreguen estas armas.

REDACCIÓN BOGOTÁ 

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.