‘Me siento encarcelada en mi hogar’ por culpa del administrador

‘Me siento encarcelada en mi hogar’ por culpa del administrador

Lo que comenzó con quejas por la gestión de un administrador terminó en pelea y dos denuncias.

Intolerancia

Martha vive en un apartamento en Villa Alsacia, Kennedy. Dice que el pleito con el administrador acabó con su tranquilidad.

Foto:

Néstor Gómez

Por: Carol Malaver
20 de junio 2019 , 06:05 p.m.

Martha García baja despacio las escaleras del conjunto de apartamentos en donde vive desde el 2003 en Villa Alsacia, Kennedy. Es una mujer de baja estatura que sufrió los estragos de un cáncer en 2014, una enfermedad que afectó su cuerpo y la fuerza de sus movimientos. Hoy se apoya de un bastón para evitar caídas.

Pese a todo, ha luchado para recuperar la tranquilidad en su hogar, acompañada de sus hijos y de una perrita que la ha ayudado a superar sus terapias y tratamientos. Cuenta que todo iba bien en su conjunto hasta que Néstor Segura asumió el cargo de administrador en el 2018.

“Al comienzo el trato era nulo. Pero luego tuve que pedirle en muchas ocasiones que cumpliera con responsabilidades como tener al día la poda del pasto, la entrega de los recibos de pago de la administración, que cortaran el agua sin avisar y, pues, el arreglo de las tejas porque cuando llueve se entra el agua por varios bloques del conjunto”.

Martha acepta que exigía el cumplimiento de sus deberes, por los que, al fin de cuentas, se le paga un sueldo mensual que sale de los bolsillos de los propietarios. “Pero su trato era displicente. Daba excusas como: yo qué puedo hacer, la máquina está dañada o el personal está ocupado. Nunca había una solución y usaba términos como: ¡usted sí que jode! En fin, ni lo de las tejas se solucionó. Siempre fue grosero”.

También hubo un incidente en el que Martha fue acusada por unos jóvenes residentes de no botar las heces de su mascota. “Ese día yo sí la saqué a hacer chichí, pero la perrita no hizo popó. Entonces, yo les dije que no iba a recoger porque eran desechos ajenos. Después, yo misma le comenté al administrador lo que había pasado”.

Pero fue el 28 de mayo de 2019 el día en que la llegada de una impresora se convirtió en el ‘florero de Llorente’ de una denuncia que ya llegó a los estrados judiciales.

Intolerancia

Martha fue incapacitada por dos días por su pierna, pero dice que dolieron más las ofensas.

Foto:

Néstor Gómez

Martha cuenta que el portero del edificio no permitió que la empresa de mensajería llegara hasta su apartamento con la encomienda. “Yo vivo en un quinto piso. Me cuesta bajar por mi estado de salud. Sin embargo, lo hice, y le pedí a un trabajador que en ese momento trapeaba que si me ayudaba, y dijo muy amable que sí. Pero que esperara a que terminara su actividad”.

Luego, lo que molestó a Martha es que la asistente de administración le dijera al joven que él no tenía por qué colaborarle, que eso no estaba dentro de sus funciones. “Eso fue tan triste. Le dije: ‘¿Usted por qué es tan odiosa?’. Y luego, una hora y media después, aprovechando que iba a hacer unas compras, le conté al administrador el incidente y la respuesta fue: ‘¿Pero le subieron la puta caja, sí o no?’. Obvio yo le dije que no me tratara así. Que me respetara”.

Luego, la pelea se acaloró más y los reclamos del administrador, dice Martha, fueron más groseros. “Estoy mamado de su perro, se caga por todos lados. Mis empleados no tienen por qué subirle sus trasteos, usted no es la dueña del conjunto”.

Y, a su vez, Martha le decía que él era un empleado más con funciones y responsabilidades. “Eso lo sacó de casillas, se puso histérico. Me dijo que me largara de su oficina y me levantó la mano para agredirme. Si no es porque su asistente le grita: ‘¡No le pegue!’, el asunto habría sido más grave”.

El administrador me dijo que yo
era una asquerosa cochina, que debería vivir en el cartucho. Cuando me cerró la puerta en mi pierna nadie me auxilió. Todos son sus subordinados

Al final, en un intento por sacar a Martha de la oficina, según su relato, su pierna quedó aprisionada en la puerta. “Me salió un hematoma, pero lo que más me dolió fueron todas las vulgaridades que me dijo: asquerosa, cochina, debería vivir en el cartucho. Y lo peor, nadie me auxilió, solo una señora del conjunto”.

Llorando llegó hasta un CAI, pero allá, como siempre, la remitieron a instaurar una denuncia a la Fiscalía. “También fui al médico. Me dieron diez días de incapacidad”, aseguró Martha, quien mostró documentos que prueban lo relatado.

Decidida a denunciar lo ocurrido, esta mujer buscó antecedentes de Segura. “Quedé aterrada cuando me enteré que varios medios de comunicación mencionaban su nombre y lo involucraban en graves hechos de violencia contra la mujer. Ahí dijimos con mis hijos: ese señor es de cuidado”. Por eso, hoy, cursa una demanda por lesiones personales y amenazas. “Pero la protección que me han dado las autoridades es un papel. No ha venido ni una sola vez la Policía. Vivo asustada, como si estuviera en una cárcel en mi propio hogar porque todos los empleados son subordinados del administrador”.

Intolerancia

Administrador dice que el problema comenzó porque Martha no recogía heces de su perro.

Foto:

Néstor Gómez

‘Me he sentido acosado laboralmente’

EL TIEMPO habló con Néstor Segura para conocer su versión. Según explicó, “Martha es una señora que ha tenido problemas de convivencia en el conjunto. Su perro se hace popó en donde juegan los niños, no se le puede decir nada. Yo le hice un llamado de atención cuando unos jóvenes la acusaron de no recoger las heces de su mascota y desde ahí comenzó la pelea con ella. Me convertí en su enemigo”.

El administrador también asegura que ella solía insultar a las empleadas domésticas y a quienes hacen trabajos y obras en el conjunto. “Una vez trató muy mal a un joven que arreglaba unas humedades”.

Respecto al incidente que terminó con la denuncia formal no lo negó, pero afirmó que: “Llegó peleando a la oficina. Echando culpas. Se le explicó cuál era el procedimiento con la mensajería, pero ella no admitía respuesta y yo le dije que a ella no le gustaba nada de lo que se había hecho. Le pregunté: ¿qué hago yo para tenerla contenta?, ahí le dije que se saliera de la oficina, que no la quería ver más, que peleara sola en su casa”.

Segura dice que pese a eso, ella seguía peleando. “Ahí yo cerré la puerta de la oficina, pero ni la toqué. Ella se alborotó. Le dije a una señora que pasaba que la calmara. Pero luego yo me encerré en la oficina y nada de lo que ella dice pasó”.

Aseguró, además, que va a iniciar acciones penales por injuria y calumnia porque, según dice, tiene las pruebas para demostrar que todo lo que dice Martha es mentira.

El administrador  ratificó también que él ha sido la víctima principal en todo este pleito. “Me ha tocado renunciar a mi cargo. Me he sentido acosado laboralmente porque además colocaron carteles en todo el barrio acusándome de cosas que yo no cometí”.

En su carta de renuncia, que le envió a este medio, aseguró  que durante su gestión al frente del conjunto logró el recaudo más alto por concepto de parqueaderos en la historia del mismo. “Esto fue gracias al control de los recibos y el equipo de vigilancia. Todos los dineros que ingresaron se encuentran soportados, así como los gastos”.

Agregó que gracias a su gestión se adecuaron luces en los parqueaderos, las canchas y que se hicieron varios arreglos en las tuberías del agua y las humedades. “Yo no le robé un peso al conjunto, como lo ha dicho esa señora en las asambleas”.

Néstor aseguró que ha recibido muchos mensajes de apoyo de varios residentes. “La mayoría de las personas del conjunto son buenas. Realmente es  un grupo de ocho personas que no dejan hacer nada y que no quieren que se investigue en qué se invirtieron unos recursos en el pasado. Yo estaba a cargo de eso”.

Cada una de las partes dice tener testigos que prueban las agresiones de parte y parte. “Y de lo que publicaron los medios en el pasado sobre una denuncia por maltrato, tengo las pruebas de que gané todos esos pleitos y no por falta de pruebas sino porque yo demostré que quien me acusaba estaba mintiendo”.

Segura se refiere a la denuncia que instauró en su contra Yamile Arango, su expareja. Fue una periodista que lo denunció por haberle propinado una golpiza en el 2016 y quien dice haber salido del país por miedo a sus retaliaciones.

Este caso, que comenzó como un acto de intolerancia y que ha escalado a otras denuncias, terminó en los estrados judiciales. Tendrá que ser resuelto con base en las pruebas existentes. “Solo pido que ese señor ya no trabaje más en el conjunto. Y dejar claro que si me pasa algo, es su culpa”.

Me ha tocado renunciar a mi cargo. Me he sentido acosado laboralmente porque además colocaron carteles en todo el barrio acusándome de cosas que yo no cometí

Esta es la cuarta nota de una serie de crónicas que se publicarán semanalmente y que reflejan el grado de intolerancia al que estamos llegando en la ciudad y la importancia de reflexionar sobre un problema de convivencia y autocontrol que en muchas ocasiones tiene desenlaces fatales. Lea aquí el tercer episodio.

CAROL MALAVER
Twitter: @CarolMalaver
Si tiene un caso de intolerancia escríbanos a carmal@eltiempo.com
Subeditora Bogotá EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.