Secciones
Síguenos en:
Habla agente que sobrevivió a ataque en CAI
CAI de La Aurora

Así quedó el CAI de La Aurora tras el ataque de los vándalos en la noche del martes.

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

Historia

Habla agente que sobrevivió a ataque en CAI

15 policías vivieron momentos de angustia cuando intentaron quemarlos mientras estaban en un CAI.

Fredy Perdomo se encontraba, junto a otros 14 compañeros, prestando vigilancia este martes en las cercanías del Centro de Atención Inmediata (CAI) La Aurora, ubicado en la localidad de Usme, sur de Bogotá. Aunque estaban desde horas de la mañana por esa zona y todo transcurría con normalidad, en la noche ser uniformados de la Policía casi les cuesta la vida.(Siga el minuto a minuto del paro nacional)

(Además: 'Vándalos nos amenazaron con quemarnos las casas')

Alrededor de las 8 p. m. este grupo de policías vio que se acercaban unos manifestantes. “Nos dijeron que nos iban a atacar el CAI, ya teníamos a la gente muy encima”, narra Perdomo. Ante esto, los uniformados buscaron refugio dentro de la infraestructura mientras pasaba la movilización o pedían apoyo de otros compañeros.

A mí me quemaron la cara. Los compañeros lograron auxiliarme echándome humo con el extintor

Unos vándalos los rodearon y empezaron a tirar piedras. Estuvieron alrededor de 30 minutos en medio de los ataques. El desespero acrecentó cuando partieron el vidrio del frente y por ahí lanzaron un objeto que prendió fuego en el interior. “A mí me quemaron la cara. Los compañeros lograron auxiliarme echándome humo con el extintor”, cuenta.

Al ver que el fuego los empezaba a asfixiar, los uniformados decidieron salir con las manos arriba y suplicando que nos les fueran a hacer daño.

(Le puede interesar: Un caos de ida y vuelta: crónica de una Bogotá paralizada)

Pensábamos que iban a acabar con nosotros, que nos iban a mata

“Pensábamos que iban a acabar con nosotros, que nos iban a matar”, dice y agrega que en medio de golpes y hostigamientos cada uno pudo salir corriendo como pudo. Algunos fueron auxiliados en casas aledañas y otros, transportados por motos que transitaban por el sitio en ese momento.

(También: Así está el tráfico en puntos claves de Bogotá)

Una señora ayudó a Perdomo hasta que llegó una ambulancia que lo trasladó al Hospital de la Policía. Después de recibir asistencia médica, quedó con manchas en su cara y afectaciones en las cejas y ojos. Está recuperándose en la casa, pero expresa que tendrá miedo cuando deba volver a salir.

Mientras que esto ocurría, en la noche del martes eran vandalizados otros 24 CAI en distintos puntos de la ciudad y la alcaldesa Claudia López manifestaba que Bogotá estaba presentando una “brutal escalada en la violencia”. Y agregaba: “Fueron tratados de quemar vivos dentro de un CAI. A ese nivel de violencia llegó la ciudad en algunos puntos”.

Tal fue la situación que en algunas zonas la misma comunidad salió a proteger los CAI. En el barrio El Socorro, localidad de Kennedy, la comunidad, alertada por un mensaje de Facebook en redes sociales en el que se ponía como objetivo la infraestructura de su barrio, avisó a policías y comerciantes sobre la situación para que abandonaran el lugar.

(Además: Noche de miedo en Bogotá: 91 heridos, disturbios y CAI atacados)

“Si no, estaríamos contando otra historia”, dice uno de los habitantes del barrio.
Luego de alertar a los vecinos, siete líderes se ubicaron frente al CAI en una forma de escudo humano. En ese momento llegó una turba, de no más de 20 personas. Dos encapuchados se acercaron a ellos y los amenazaron: “O se van o les tiramos piedras y después les quemamos las casas”.

Por temor, cada vecino se fue a la casa. Todo fue caos. El CAI, que había sido reconstruido en el 2020, volvió a arder en llamas en medio de un reguero de piedras que dejaron los vándalos.

(Lea también: ¡Ojo! Estas son las noticias falsas que no debe creer sobre el paro)

Noche de horror dejó 214 heridos

La noche violenta que vivió la capital no dejó “milagrosamente”, como dijo la alcaldesa, muertos ni heridos a bala, pero sí más de dos centenares de lesionados, así: 104 policías, para un total de 273 desde el 28 de abril, y 110 civiles (88 seguían hospitalizados ayer).

La cifra total de civiles heridos suma 255 en lo que va de las protestas. Los más graves son los 11 jóvenes que sufrieron impactos con balas de goma en un ojo, según la mandataria.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.