Las imágenes del atentado a El Espectador, hace 30 años
Galería
El espectador
Archivo particular

En la madrugada del 2 de septiembre de 1989, El Espectador fue víctima de un atentado terrorista por parte del Cartel de Medellín. El ataque fue un intento más del capo Pablo Escobar de doblegar a
El Espectador y a la familia Cano por su lucha frontal contra el narcotráfico y su poder corruptor, pero la respuesta del diario fue la portada de la edición del día siguiente, hecha sobre las ruinas del periódico: "¡Seguimos adelante!". Recopilamos fragmentos de la forma como Fidel Cano, director de este diario, recuerda aquel día a través de una entrevista con la agencia EFE. 

El espectador
Archivo particular

"Fue como nacer y morir en unas pocas horas o (mejor) morir y volver a nacer en unas pocas horas", recuerda Fidel Cano, director actual del diario y miembro de una dinastía de periodistas que comenzó con su bisabuelo Fidel Cano, fundador en marzo de 1887 de El Espectador y de quien heredó no solo la vocación sino también el nombre. 

El espectador
Archivo particular

El periodista recuerda que el día de la bomba, cuando llegaron al edificio, "todo parecía perdido, parecía que finalmente habíamos perdido esa batalla, que finalmente iban a ganar los que querían silenciar
el periódico".

El espectador
Archivo particular

Sin embargo, la determinación de directivos y empleados que no se habían doblegado con los asesinatos de su director, Guillermo Cano, el 17 de diciembre de 1986; del periodista y abogado del caso, Héctor Giraldo Gálvez (29 de marzo de 1989), y de otros miembros de El Espectador, fue no ceder al terrorismo del narcotráfico.

El espectador
Archivo particular

Todos se pusieron entonces manos a la obra para limpiar el diario de escombros y Cano considera que haber "logrado armar un espacio de trabajo y que al día siguiente hubiera salido ese periódico fue un renacer y realmente impulsó a El Espectador a seguir hacia adelante".

"Yo creo que si en aquel momento no hubiese salido el periódico del día siguiente hubiera sido una derrota para el país muy fuerte", dice con convicción.

El espectador
Archivo particular

Cano recuerda el oscuro año de 1989 como "una época terrible en Colombia" no solo por los asesinatos de periodistas y ataques a medios sino también contra las instituciones, que se cobraron muchas vidas valiosas que hoy sirven de inspiración para no bajar la guardia en su lucha por un periodismo independiente y de calidad.

El espectador
Archivo particular

"Obviamente que la presión sigue, la criminalidad sigue, el narcotráfico sigue muy poderoso en este país", afirma, y agrega que hay además "otro tipo de amenazas", como la de cuestionar su credibilidad como medio de comunicación.

El espectador
Archivo particular

En su opinión, "esa es otra de las formas sutiles de ataque contra el periodismo, el tratar de igualarnos a las 'fake news' para decir "que somos todos mentirosos y que no cumplimos nuestra labor; eso es un ataque frontal orquestado para desprestigiar al periodismo".

El espectador
Archivo particular

Detrás de esos ataques está "la criminalidad" pero también distintas formas del poder porque "cuando
el periodismo se hace bien incomoda y siempre habrá presiones de todo tipo". "El periodismo en general tiene muchas amenazas hoy en día y eso cubre a El Espectador y a muchos otros medios, comenzando por los ataques a la credibilidad que vienen además desde los gobiernos y desde los políticos en general", sentencia.

Sus posiciones, siempre en defensa de los principios liberales -como es la filosofía de El Espectador desde hace 132 años-, de la paz, la democracia, contra el narcotráfico y la corrupción, le han costado al diario muertes, ataques, amenazas y persecuciones, pero Fidel Cano considera que como el día de la bomba, hay que seguir adelante. "Yo sí creo que ha valido la pena, El Espectador sigue siendo una voz diferente, una voz importante, sobre todo alejada de los poderes y que le ha servido a este país.

El espectador
Archivo particular

Y al hablar de las regiones es imposible no tocar el tema de los asesinatos de centenares de líderes sociales, un problema grave que se vive principalmente en esos lugares apartados de los centros de poder. "Es terrible, eso es una tragedia para una sociedad, para un país, que las personas que están protegiendo sus regiones, que están luchando por la igualdad, por las tierras, por el medio ambiente estén siendo eliminadas", manifiesta.

El periodista, siempre crítico y neutral con el poder, considera que en parte eso sucede "porque el Estado no llegó a esas regiones" que quedaron a expensas del crimen organizado, principalmente después de la firma de la paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc en noviembre de 2016.

Bogotá 02 de septiembre de 2019 , 07:36 p.m.

Las imágenes del atentado a El Espectador, hace 30 años

Tres décadas después del atentado en 1989 Fidel Cano recuerda el día como "morir y volver a nacer".

Sal de la rutina

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.