Secciones
Síguenos en:
De Cundinamarca para el mundo: hay talento campesino en fotografía
Fotos Arts Collegium

Fotos programa Mensajeros de Vida y Conservación.

Foto:

Vanessa Rodríguez, 12 años (Guatavita)

De Cundinamarca para el mundo: hay talento campesino en fotografía

Arts Collegium cumple 10 años formando niños, jóvenes y adultos. Sus imágenes han llegado lejos.

Los niños de Guasca llevan la fotografía en la sangre; tal y como la llevaba Luis Benito Ramos, pionero de la reportería gráfica en Colombia, nacido en este municipio de Cundinamarca y autor de fotografías tomadas en los años 30 que dan cuenta de la vida campesina del país.

Casi 100 años después, inspirados en el maestro Ramos y bajo la guía de la artista y fotógrafa Claudia Ruiz desde la Fundación Arts Collegium, decenas de niños, jóvenes y campesinos de la región aprenden a tomar fotografías de su territorio y a llevarlas lejos, muy lejos. Su trabajo, incluso, ha llegado a ser parte del material gráfico que lució el estand de Colombia en la COP25, la cumbre de cambio climático que se celebró en Madrid en 2019.

(Le puede interesar: María Lilia, la guardiana de semillas nativas)

Fotos Arts Collegium

Fotos programa Mensajeros de Vida y Conservaciòn.

Foto:

Arts Collegium

La foto principal del estand, que vieron cientos, miles de personas de todo el mundo, fue tomada por María Alejandra Ramos, una niña de 15 años que vive en la vereda Trinidad, Guasca, y sueña con ser fotógrafa.

“En mi casa no tengo cámara, pero desde pequeña me ha llamado la atención la fotografía. Entonces me vinculé hace año y medio a la fundación”, cuenta Alejandra, y recuerda la mañana cuando la llevaron al páramo de Chingaza y cómo sacó la foto que llegó a Madrid. “Ese día nos dieron las medidas antes de salir. Ya en el páramo, con una compañera nos adelantamos a mirar las plantas y los frailejones. En la cima, tomé la foto. Yo nunca he salido del país, pero mi foto sí”, dice Alejandra, quien espera a que pase la pandemia para volver clases y seguir explorando “la parte artística de la fotografía”.

Fotos Arts Collegium

Fotos del proyecto Mensajeros de Vida y Conservación.

Foto:

María Alejandra Ramos, 15 años (Guasca)

Como Alejandra ya son decenas de personas las que han pasado por la fundación desde 2010. Aunque el trabajo central está en Guasca, también han llegado a trabajar con comunidades de Guatavita, Sopó, Cogua, Villapinzón y otros municipios.

“Más allá de volverlos fotógrafos, mi idea es que haya cambios en la comunidad a partir de la formación en fotografía, de enseñarles a ver su entorno y que esto no sea un clic y ya, sino su medio de expresión”, cuenta la fotógrafa Claudia Ruiz.

(Lea también: Cundinamarca tendrá un velódromo)

Con el apoyo del Ministerio de Cultura han logrado que todos los talleres sean gratuitos y que la fundación tenga un pequeño lote de cámaras compactas y algunas réflex gama baja con sus lentes para que los participantes pueda trabajar.

Fotos Arts Collegium

Fotos programa Mensajeros de Vida y Conservación.

Foto:

Sofìa Acero, 19 años (Guasca).

“Hacemos salidas de campo, para que ellos tengan contacto con su tierra. En Guasca, por ejemplo, hacemos mucho énfasis en la fotografía de naturaleza y tenemos al biólogo y tallerista Fredy Gómez Suescún. A veces, cuando hacemos fotografía de aves, él les cede su lente de 500 mm a los más experimentados para que hagan sus imágenes”, relata Ruiz, y recuerda una anécdota: “Una vez en el Parque Natural Vista Hermosa logramos avistar un venado. Y en ese ejercicio de compartir logramos que desde los más chiquitos hasta los más grandes se dieran el lujo de hacer su propia foto del venado”.

Fotos Arts Collegium

Fotos programa Mensajeros de Vida y Conservaciòn.

Foto:

Sofìa Rodríguez, 12 años (Guatavita)

Los resultados son, verdaderamente, deslumbrantes. El portafolio de estos fotógrafos cundinamarqueses incluye fotos de paisaje, fotos macro de insectos y plantas, retratos a sus campesinos y fotos artísticas.

(Además lea: Los 10 municipios de Cundinamarca donde más se abandonan mascotas)

Sus imágenes no solo han llegado hasta la COP25, sino a galerías nacionales, exposiciones itinerantes e, incluso, han permitido publicar un libro y una cartilla (El ABC de la biodiversidad de Guasca) y hacer una publicación con la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Guatavita (Ameg Maravilla Láctea).

Fotos Arts Collegium

Fotos programa Mensajeros de Vida y Conservaciòn.

Foto:

Wilson Romero, 13 años (Guatavita)

Aunque la pandemia cambió los planes este año, el equipo se las arregla para seguir con los talleres. “Hemos hecho clases virtuales, pero no siempre es fácil porque hay población que es muy rural y tenemos problemas de conexión. También hemos hecho fotos con celular, así sean de gama más baja. O hemos tratado de cambiar la temática a patrimonio gastronómico”, afirma Ruiz.

Mientras la fotografía regresa al campo, la fundación recuerda que tiene sus puertas abiertas para interesados de otros municipios de Cundinamarca. Todo para seguir encontrando talentos y ojos que retraten y protejan la región.

Fotos Arts Collegium

Fotos del proyecto Mensajeros de Vida y Conservación.

Foto:

Alejandra Acosta, 27 años (Guasca)

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.