Se reducen filas en hospitales en un 90 % con citas telefónicas

Se reducen filas en hospitales en un 90 % con citas telefónicas

Desde mayo del 2016 no se presenta la muerte de niños por desnutrición, en Bogotá. 

Filas en hospitales bajan con citas telefónicas

Las filas en hospitales como Meissen eran un dolor de cabeza, y la construcción de la torre de urgencias estaba empantanada.

Foto:

Cortesía. Secretaría de Salud

22 de julio 2018 , 10:48 p.m.

En la mañana del miércoles 3 de febrero de 2016, el recién posesionado alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se dirigió al hospital Kennedy, en el sur occidente de la ciudad. Desde allí declaró la emergencia sanitaria.

Las interminables filas, hacinamiento, la falta de camas, las obras de infraestructura sin terminar o empantanadas por la herencia del ‘carrusel’ de la contratación y la ineficiencia administrativa, entre otros problemas, tenían en jaque la salud.

Hubo protestas, se intentó boicotear el proceso de reorganización, se hicieron debates políticos y hasta pidieron la cabeza del secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales.

Hoy, el balance oficial refleja una reducción del 90 por ciento de las filas por el modelo de atención en el hospital de Kennedy, que se implementó con el apoyo de la fundación internacional Bloomberg. A esto se suma la apertura de 20 Centros de Atención Prioritaria en Salud (Caps) que han atendido más de 1’200.000 pacientes en especialidades como pediatría, medicina interna, ginecología y obstetricia.

La descongestión también obedeció al incremento de los puntos de atención para pedir citas, que pasaron de 17 a 103. Y la más reciente decisión fue la puesta en marcha del servicio de citas telefónicas que es atendido por 240 personas entre las 6 a. m. y las 8 p. m. con 200.000 consultas en 26 especialidades.

Uno de los temas que todavía está por resolver de forma definitiva es el hacinamiento. Para la época de la emergencia la cifra cabalgaba en el 251 por ciento en los cinco hospitales más grandes de la ciudad. Morales dijo que hoy es del 120 por ciento, es decir, menos de la mitad.

La reorganización también llevó a la fusión de los 22 hospitales públicos que operaban como rueda suelta y que pasaron a una sola red integrada en cuatro subredes. Se calcula que el ahorro con el nuevo modelo supera los 110.000 millones de pesos.

La ciudad sufrió el lastre del servicio de las ambulancias, un negocio que en el pasado reciente dejó a varios funcionarios y concejales tras las rejas. Hace una semana llegaron 41 nuevas con una inversión de 7.000 millones de pesos. Hoy, Bogotá cuenta con 141 vehículos monitoreados todos por GPS.

Un capítulo por destacar: los 401 gestores han realizado 350.000 visitas domiciliarias. Desde mayo de 2016 no hay un solo niño muerto por desnutrición, se redujo en 10 por ciento el embarazo en adolescentes, 53 por ciento en mortalidad materna, disminución del 10 por ciento en mortalidad perinatal y reducción del 11 por ciento de muertes de menores de 5 años.

Y Capital Salud, la EPS que atiende a más de 1’200.000 afiliados, que estuvo a punto de liquidarse y que aún mantiene vigilancia especial de la Superintendencia de Salud por los problemas del pasado, reporta utilidades de $41.000 millones. Además, eliminó el 70 por ciento de los trámites para autorizaciones, resultados que llevan a pensar que la salud salió de cuidados intensivos.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.