Mamá, papá e hijos, el clan familiar dedicado a robar taxistas

Mamá, papá e hijos, el clan familiar dedicado a robar taxistas

La Policía de Bogotá desarticuló la estructura criminal que tenía azotados a estos conductores.

Padres asaltaban taxis con ayuda de sus hijosPrimero solicitaban el servicio y luego, entre todos, amenazaban a los conductores.
Ladrones de taxistas

Policía de Bogotá

Por: Bogotá
18 de septiembre 2018 , 12:54 p.m.

Más de seis meses duraron las investigaciones de las autoridades para identificar y capturar a los integrantes de 'Los Curtidos', un clan familiar que se dedicaba a robar taxistas en la capital del país. 

De acuerdo con la Policía de Bogotá, esta estructura era liderada por alias La Mona, esposa de alias Sergio y madre de Brayan y Duver, los otros integrantes de la banda criminal. En su accionar delictivo los acompañaba otra persona, con antecedentes incluso desde menor de edad por hurto, estupefacientes y porte de armas de fuego.

La familia se las ingeniaba para engañar a los taxistas, solicitándoles
servicios de transporte, con el único fin de llevarlos a lugares que ellos mismos
ya tenían identificados, para amenazarlos con armas de fuego e incluso
lesionarlos si se oponían a los atracos. "En la investigación, la Sijín de Bogotá recopiló 10 denuncias de conductores que fueron víctimas de esta estructura; a algunos de ellos, les hurtaron sus celulares y elementos de valor", explicaron en la Policía de Bogotá.

Así operaban los delincuentes
Ladrones de taxistasEn este video se observa cómo operaban los delincuentes.
Capturados ladrones de taxistas

La familia de criminales llevaba a los taxistas a sitios desolados para quitarles sus pertenencias. 

La zona preferida de estos criminales para atacar era la localidad de Rafael Uribe Uribe, principalmente en los sectores de Granjas de San Pablo, Lomas y Pesebre, donde aprovechaban algunas zonas despobladas, para despojarlos de sus pertenencias. Sin embargo, los investigadores detectaron que ya se habían desplazado a otros lugares como Suba y Usaquén.

En medio de las pesquisas se logró establecer también que el punto exacto donde se reunían para dividirse las ganancias y planear los hurtos, era generalmente un negocio de venta informal de alimentos ubicado en vía pública del sector de las Lomas.

Los integrantes de esta familia dedicada al crimen fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales por los delitos de concierto para delinquir y hurto
calificado, y según las autoridades, se les cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.