El ‘negocio’ que tienen los avivatos con las canchas sintéticas

El ‘negocio’ que tienen los avivatos con las canchas sintéticas

Están alquilando y luego revendiendo turnos de estos escenarios, pese a que son gratuitos.

Cancha sintética

Entre construidas y en construcción, por toda la ciudad van 89 canchas como esta, ubicada en el barrio La Fragua, en la localidad de Antonio Nariño. El propósito es llegar a 100.

Foto:

IDRD

09 de febrero 2018 , 06:33 p.m.

Son 100 las canchas de fútbol con césped sintético que la Administración espera entregarle a la ciudad al finalizar su periodo. En este momento, de acuerdo con el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), entre entregadas y en construcción van 89, lo que hace pensar que la meta se va a cumplir.

Sin embargo, para llevar a cabo esta revolución no solo deportiva sino urbana, se han tenido que sortear varias dificultades. La última de ellas viene de los avivatos que se están aprovechando económicamente de estos escenarios que están disponibles, de manera gratuita, para la comunidad.

Inescrupulosos de la comunidad que solicitan el horario de una cancha y van y lo revenden

EL TIEMPO conoció algunos mensajes enviados por WhatsApp en los que se evidencia cómo se ofrecen canchas como la del Olaya o la de Pijaos, en Rafael Uribe Uribe, en horarios y días específicos, sin precisar los costos.

“En Pijaos se hacían sorteos. Entonces uno iba a ver qué horario y qué día de la semana le tocaba jugar, pero ya por debajo de cuerda se habían separado los mejores horarios. Si valían, por decir algo, 250.000 pesos dos horas, y uno quería usarla, se la revendían por el doble, 250.000 pesos pero por equipo”, contó un vecino y usuario de este escenario deportivo.

En los mensajes se menciona además una cancha de fútbol de césped natural, la del parque Atahualpa, ubicada en la localidad de Fontibón y que también se ofrece a equipos de fútbol de empresas o clubes deportivos.

Ante esta situación, Iván González, subdirector de parques del IDRD, señaló ser consciente de las irregularidades que no solo se estarían presentando en el sur de la ciudad, sino en otros puntos, e incluso en distintas modalidades; como el alquiler de canchas para que se realicen campeonatos, en los que se paga inscripción y se dan premios, pese a que este tipo de eventos, sin la respectiva autorización, están prohibidos en los escenarios.

El funcionario advirtió que cuando se inició la operación de las primeras canchas sintéticas, el 30 por ciento del tiempo eran de uso gratuito y el 70 por ciento, de aprovechamiento económico. Según González, esto habría facilitado el accionar de los avivatos, por lo que recientemente se decidió cambiar esa asignación.

Desde ahora, la ecuación es distinta: el 70 por ciento del tiempo será sin cobro, y por el restante 30 por ciento sí se pagará; se trata sobre todo de clubes de fútbol, rugby, ultimate, etc., deportes que se pueden practicar en estos sitios.

“Se nos han presentado casos de inescrupulosos de la comunidad que solicitan el horario de una cancha y van y lo revenden, ante lo cual estamos tomando una serie de medidas, como la de que las reservas las vamos a hacer directamente desde el instituto”, explicó González, el responsable de vigilar y atender estos lugares.

Es decir que si usted quiere jugar en uno de estos nuevos escenarios de la ciudad, tendría que hacer una solicitud directamente a la oficina de Central de Reservas del IDRD, que se creará próximamente. Con esto se evita que los préstamos pasen por intermediarios.

“Cada parque lo vamos a administrar aquí en la entidad; se tendrá que registrar con correo y número de cédula cada solicitud. Esto se nos ha vuelto un tema casi que de Fiscalía porque se están aprovechando de algo gratuito y que es para el beneficio de la ciudad”, analizó el funcionario, quien agregó: “Estamos en plena acción averiguando cuáles son las personas que están detrás de esto”.

Otras de las medidas que se anunciaron desde el Distrito para contrarrestar estas dificultades es que el alquiler ya no será de dos horas, sino de una, y que quedan prohibidos los uniformes y árbitros, para impedir los campeonatos. Con esto esperan que el uso de las canchas sea más comunitario.

En la actualidad, los costos para separar uno de estos escenarios deportivos dependen de su ubicación y de las condiciones de la cancha.

“Puede costar entre 40.000 o 43.000 pesos; nuestras tarifas son muy baratas en comparación con la cancha privada, donde una hora vale casi 120.000 pesos. Si es un estadio con iluminación, pues debe estar llegando a $ 90.000 la hora”, precisó el subdirector de parques del IDRD.

Una revolución deportiva

Al anunciarse que en Bogotá se construirían 100 canchas de fútbol con césped sintético, el número parecía demasiado; sin embargo, hoy parece que serán pocas si se tiene en cuenta el rezago en equipamientos de este tipo con que cuenta la capital del país y que son de gran aceptación de la ciudadanía.

“Siempre veníamos a jugar a la cancha natural, pero era solo tierra. Si nos caímos, nos raspábamos durísimo, pero ya no; ahora, la cancha es pareja”, celebró Andrés García, un joven de 16 años que disfruta del nuevo parque Las Rampas, ubicado en Usaquén.

Este ambicioso proyecto, lo ha dicho el propio alcalde Enrique Peñalosa, no solo tiene un propósito deportivo, sino de seguridad y convivencia ciudadana.

“Seguimos entregando canchas iluminadas; estos espacios son tan buenos para la seguridad como un CAI de policía porque evitan que nuestros niños y jóvenes caigan en la delincuencia y se enfocan en el deporte”, declaró hace poco el mandatario distrital.

Si le están cobrando por el alquiler, denuncie

Iván González, subdirector de parques del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), hizo un llamada a la ciudadanía para que denuncie cualquier irregularidad que se presente con el uso de los escenarios deportivos que están dispersos por la ciudad.

“Por favor informen, hay una página de internet (www.idrd.gov.co), una oficina de quejas y reclamos en la calle 63 n.° 59A-06, en nuestras instalaciones; hay carteleras, letreros en las canchas que dicen los horarios y recuerdan que son gratuitas, denuncien”, invitó el funcionario.

González añadió que “si la comunidad está enterada de que hay avivatos que se aprovechan del asunto, y que no hay que pagar por esto, será más difícil que se presenten las irregularidades”.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO
Twitter: @oscarmurillom

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.