‘Construir para peatones es más barato que hacer metros o autopistas’

‘Construir para peatones es más barato que hacer metros o autopistas’

Morten Kabell, exalcalde para asuntos ambientales de Copenhague (Dinamarca), habló con EL TIEMPO. 

Morten Kabell

Morten Kabell,, CEO de Copenhague Design Co., experto en movilidad y desarrollo urbano sostenible.

Foto:

Cortesía

Por: Felipe Motoa
12 de febrero 2019 , 08:50 a.m.

El experto llega para el seminario ‘ABC de las ciudades inteligentes’. Es un evento organizado por las embajadas de los países nórdicos, con apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá, para observar las buenas prácticas sobre ciudades inteligentes.

¿Cuál es su principal idea para Bogotá?

Mostrar que la bicicleta puede ser un modo viable de transporte y que, además, puede ser la corriente principal; es aplicable para todo el mundo. Permite mover cientos de miles de personas por día al trabajo, con unos costos muy bajos para la ciudad y la gente.

Copenhague y Bogotá promueven la cicla como alternativa de movilidad, ¿en qué se diferencian en la forma de incentivarla?

La principal diferencia es la infraestructura. Las tres principales claves para crear una buena ciudad ciclística son infraestructura, infraestructura e infraestructura. Porque mientras más construyas esta para los ciclistas, más impulsarás a la gente a que la use. En cambio, si dejas que solo vayan por avenidas vehiculares, pocos lo harán. Bogotá, comparada con otros casos del mundo, va bien, y puede mejorar: no tiene suficiente infraestructura, pero tampoco tiene poca.

¿Qué se debe tener en cuenta al diseñar ciclorrutas y ciudades para caminar?

Que los espacios peatonales y de ciclas estén bien separados del carril vehicular es fundamental para reducir la accidentalidad. Cuando digo ciclorrutas separadas y seguras, esto quiere decir que un niño pueda ir de la casa al colegio sin problemas, seguro.

Desarrollar espacios para peatones y biciusuarios es construir la infraestructura más barata del mundo. Más barato que construir metro o autopistas. Copenhague tuvo un tiempo de serios problemas económicos, le apostó a la infraestructura ciclista-peatonal y hoy, los resultados son muy positivos en calidad de vida.

¿Y cómo reducir el uso del carro particular?

Creo que la cicla es el camino. Cuando adecúas suficiente espacio de calidad para los biciusuarios, notas que más gente empieza a pedalear y que pronto la congestión vehicular se reduce, porque las bicis ocupan menos espacio y en la ciudad pueden mover mucha más gente por hora que el carro. Son más eficientes. Esto trae más calidad de vida, no solo por tiempos de desplazamiento sino porque se mejora la calidad del aire, hay menos polución.

Las tres principales claves para crear una buena ciudad ciclística son infraestructura, infraestructura e infraestructura

Pero hay personas que no pueden usar la bici...

No planteo que se prohíban los carros particulares porque hay quienes los necesitan, pues no pueden usar las ciclas por alguna discapacidad física o caso especial. Por supuesto, necesitan un modo de transporte, que puede ser el carro; pero se observa que si la otra mayoría usan la cicla, ellos podrán moverse también más rápido en sus carros.

¿Mejor metro o TransMilenio?

Todos son bienvenidos: metro, BRT y tranvía, porque son complementarios. Son medios distintos y con operaciones diferentes. Cito el caso de Copenhague, pues empezamos a construir el metro muy tarde (se inauguró en el 2002). Pero, además, estamos pensando en líneas de bus rapid transit (BRT, sistema tipo TransMilenio), pues observamos que en Bogotá funciona y que podría también funcionar allí; además, construiremos tranvías.

En Asia y Estados Unidos avanzan los sistemas de patinetas eléctricas compartidas, ¿qué opina?

Son un desafío porque funcionan como los sistemas de bicicletas compartidas sin anclaje. Si los gobiernos las regulan apropiadamente, bienvenidas, beneficiarán a la ciudad; pero se debe ser estricto en las condiciones de seguridad vial para ellos, además de ordenarlas para que no se conviertan en un caos, como algunas ciudades de China donde estos aparatos, y bicicletas son abandonados por cantidades en el espacio público.

Copenhague espera ser ciudad sin emisiones contaminantes en el 2025, ¿cómo lo harán?

Con dos líneas. La primera, energía: estamos transitando a fuentes renovables, solar y eólica. Está demostrado que estas pueden proveer lo que necesita el mundo. En Copenhague no se usa más carbón.

La segunda: llevar más gente al transporte público y la bicicleta. La gente de los suburbios tendrá que poder acceder a transporte público y a opciones de ciclas.

FELIPE MOTOA@FELIPEMOTOA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

""
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.