En marzo arranca plan de pico y placa para los vendedores ambulantes

En marzo arranca plan de pico y placa para los vendedores ambulantes

Empezará en la carrera 7.ª. Se aplicaría en al menos 10 zonas de congestión de ventas informales.

Ventas

El parque de los Periodistas, en el centro de la ciudad, es una de las zonas de alta congestión por ventas ambulantes los domingos.

Foto:

Óscar Murillo Mojica. EL TIEMPO

Por: Óscar Murillo Mojica
23 de febrero 2020 , 09:26 p. m.

Se estima que en Bogotá hay cerca de 85.000 personas trabajando en las ventas informales. Mientras esa cifra la confirma o desmiente el censo que está realizando el Instituto Para La Economía Social (Ipes), la Administración Distrital ya empezó a mostrar cuáles serán sus apuestas para organizar y dignificar el oficio de estas personas.

Una de ellas fue revelada por la propia alcaldesa, Claudia López, el pasado 14 de febrero. En una declaración habló de la posible implementación de un pico y placa para los informales en zonas de la ciudad donde hay saturación.

“Hay demasiada desorganización acá. Por ejemplo, en el 20 de Julio es tal el desorden que ya ni las personas que quieren venir a comprar pueden caminar. La gente tiene derecho a trabajar, sí (...) pero los ciudadanos también necesitan movilizarse con tranquilidad. Por eso requerimos organización”, manifestó la mandataria.

Aunque todavía no hay claridad de cómo se aplicará esta medida, EL TIEMPO supo que el próximo 5 de marzo, día en el que se entregará a la ciudad la segunda fase de peatonalización de la 7.ª en el centro, se iniciará un plan piloto de pico y placa con los ambulantes de ese corredor.

(Le puede interesar: El debate por las ventas en la calle, más allá de la empanada)

Libardo Asprilla, el director del Ipes, explicó que esta iniciativa no busca negar el derecho de esta población a trabajar, sino que tiene como propósito establecer acuerdos entre autoridades y vendedores. También señaló que se aplicaría en al menos 10 zonas que han sido identificadas como de alta congestión.

“Se busca el orden del espacio público, porque eso los llevará a obtener unas mejores ganancias de su actividad. Por ejemplo, que en unos horarios puedan estar en un espacio específico, en otros horarios estar en otros sectores, pero que no congestionemos las zonas”, precisó el funcionario.

Se busca el orden del espacio público, porque eso los llevará a obtener unas mejores ganancias de su actividad

Uno de los sectores que ha sido identificado como crítico es el parque de los Periodistas, en el centro de la ciudad. De acuerdo con el testimonio de Albeiro Madrigal, comerciante, integrante de la Asociación de Amigos del Parque de los Periodistas y presidente del clúster de turismo de La Candelaria, la ocupación de este espacio público se reactivó en enero pasado, después de dos años de haber retirado de allí las ventas.

“Esto aumenta el consumo de sustancias psicoactivas, y las ventas seguramente también. Crea inseguridad, lo de las basuras que es molesto, que afean mucho el parque, lo dejan de cualquier manera y lo que no venden lo dejan tirado”, lamentó Albeiro, quien destaco, respecto a la propuesta del pico y placa, que la nueva administración tenga la voluntad de buscar soluciones, pero que se deben adquirir compromisos.

Entre los informales hay opiniones divididas. Ana Rosa Velandia, que vende ropa de segunda y cuatro películas en DVD por 1.000 pesos, todos los domingos, en el parque de los Periodistas, manifestó que ella acataría sin inconveniente las órdenes para estar en determinados espacios en ciertos horarios.

Desorden

El desorden que los ambulantes suelen dejar en las zonas que ocupan es una de las preocupaciones de la ciudadanía.

Foto:

Archivo particular.

Sin embargo, hay otros como Álvaro –vendedor de herramientas, zapatos y otros objetos de segunda en este mismo lugar– que consideran que se debe aclarar cuáles serían los horarios de restricción, porque hay unos que son más rentables que otros, y si alguno resulta más beneficiado que otro, aumentaría las tensiones que ya existen entre los vendedores.

Esta persona, de 74 años, les dio la razón a los vecinos que denuncian el desorden que queda cada ocho días cuando se desocupa el parque. No obstante, advirtió que lograr acuerdos entre ellos no es una tarea sencilla.

“Mire, por ejemplo, acá hay unas personas complicadas. Hay un tipo que viene con un camión y trae toda esa mercancía que trae, uno no puede decirle ‘hombre vea, dejemos limpio como encontramos’, porque de una vez lo empiezan a insultar a uno”, compartió Álvaro.

Para el representante a la Cámara por Bogotá por la Alianza Verde Inti Asprilla es positiva la actitud de la alcaldesa López de reconocer el derecho al mínimo vital y al trabajo de los vendedores informales, y sobre la idea de imponer un pico y placa le hace algunas recomendaciones al Distrito.

“El gran reto es cómo se va a organizar la interlocución con los vendedores. Creo que la propuesta es acertada, pero antes de llevarla a cabo se deben implementar espacios de participación democrática que ha dicho la Corte que deben tener los vendedores”, afirmó el parlamentario.

Sobre la situación del parque de los Periodistas, agregó que una de las razones por las que se ha vuelto a ocupar esta zona, principalmente por ropavejeros, es porque en otros sectores de la ciudad, como en Kennedy, la administración de Enrique Peñalosa los desalojó, hecho que los obligó a migrar al centro de la ciudad. Dijo que la solución es que se les permita volver a estar en los sitios de los que fueron sacados.

Por otro lado, Inti Asprilla sugirió que este fenómeno, más allá de las medidas que puedan tomarse a nivel distrital, como la del pico y placa, debe entenderse como un problema de alcance nacional.

“El desempleo es a nivel nacional, el futuro para esto es que no solo se vea desde lo local, sino que haya una intervención para que los vendedores logren una reubicación laboral digna. No puede caer Claudia en el error de Peñalosa de hacer ofertas que no corresponden a su perfil como vendedor”, señaló el representante.

Finalmente, el director del Ipes, Libardo Asprilla, explicó que el plan piloto de pico y placa que arrancaría próximamente sobre la carrera 7.ª fue concertado con todos los actores que confluyen en ese corredor, y que esta es apenas una de varias medidas que se tomarán.

“Ya nos hemos sentado en varias ocasiones no solo con los representantes de organizaciones de vendedores, sino con los mismos vendedores. Hemos establecido unos mínimos y unos principios en lo que tiene que ver con los espacios que deben ser respetados y que bajo ninguna circunstancia podrán ser ocupados, como las ciclorrutas o las salidas de los establecimientos comerciales”, concluyó el funcionario.

A poco de que se den a conocer los resultados del censo que el Distrito está realizando a esta población, y en medio del proceso de construcción del plan de desarrollo de la nueva alcaldía, son varios los retos que deben resolverse y muchos los actores que no deben quedarse por fuera de las soluciones.

Los vecinos de zonas donde hay desorden en las ventas informales quieren disfrutar del espacio público, y los ambulantes tienen derecho al trabajo. Es por esta razón que las medidas de las autoridades deben ser audaces para poder garantizar los derechos de todos los ciudadanos.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO@OscarMurillom

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.