En la Semana Mundial de la Seguridad Vial, Bogotá da ejemplo
 presentado por: SECRETARÍA DISTRITAL DE MOVILIDAD
1

En la Semana Mundial de la Seguridad Vial, Bogotá da ejemplo

La capital del país sobresale ante las demás ciudades debido al número de vidas salvadas.

1

  

Foto:

   

Por:  ARTICULO PATROCINADO
10 de mayo 2019 , 02:50 p.m.

Cada 24 segundos fallece una persona en el planeta producto de un siniestro vial, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo uno de los problemas de salud pública que más preocupa en el mundo.


Por esta razón, desde hace cinco años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha venido realizando la Semana Mundial de Seguridad Vial –que este año es del 6 y al 12 de mayo y cuyo lema es ‘Liderazgo para la seguridad vial’–, no solo con el objetivo de generar conciencia, sino de contribuir con la disminución de la mitad de las muertes ocurridas por esta razón de cara al 2030.

Solo el año pasado fallecieron 1’350.000 personas en el planeta en accidentes de tránsito, es decir, el equivalente a la población de Barranquilla, Atlántico, o de la localidad de Suba en Bogotá. Por si fuera poco, según la OMS, esta es la principal causa de muertes violentas a nivel mundial, mientras que aquí, en Colombia, es la segunda, después de la agresión con arma de fuego.

Entre los agravantes de este problema de salud pública sobresale que, en lugar de cesar, por lo menos a nivel nacional y global, se ha incrementado. Entre 2000 y 2018, las muertes por siniestros viales aumentaron en 200.000 en el mundo (17 por ciento); en Colombia hubo un incremento de 300 fallecidos (5 por ciento).

Bogotá, reducción histórica

En medio de la preocupación porque en el 2018, en comparación con el 2014, las muertes por accidentes de tránsito aumentaron en 400 en el país, hay una noticia tanto positiva como inspiradora en Bogotá, con la mayor reducción: se salvaron 92 vidas en ese lustro, cuando en Medellín se salvaron 52 y en Cartagena, 38. Contrario a ello, en Cali (–10), Bucaramanga (–7) y Barranquilla (–7), en lugar de salvar más víctimas, el número de fallecimientos aumentó.

¿Por qué 92 vidas? Porque, en Bogotá, de 606 fallecimientos en 2014 se pasó a 514 en 2018. Mientras que cinco años atrás murieron 322 peatones, el año pasado fueron 245. Cuando hace un lustro morían 112 adultos mayores por estos siniestros, en el 2018 fueron 95.

Hablando específicamente del 2018, el balance también es positivo en el Distrito Capital, puesto que la tasa de muertes por accidentes de tránsito por cada 100.000 habitantes fue de 6,3, mientras que la tasa a nivel nacional está sobre los 13,8 fallecidos por cada 100.000 habitantes, según Medicina Legal.

La importancia del dato anterior, más allá de que la mortalidad por siniestros viales en Bogotá esté por debajo de la mitad del promedio del país, es que nunca antes en la historia se había tenido una tasa tan baja en la capital, según los registros del Sistema de Información de Accidentes de Tránsito (Sigat) de Bogotá.

Cabe resaltar que de las grandes ciudades, Cali es la que más alerta debe estar, pues la tasa de muertes es de 14,8, o sea, 1 punto por encima de la del país. Bucaramanga (11,7), Medellín (9,6), Barranquilla (8,8) y Cartagena (8,1), al igual que Bogotá, también están por debajo de la tasa de 13,8 muertes por cada 100.000 habitantes a nivel nacional.
Al preguntarle al experto en movilidad Darío Hidalgo (director ejecutivo de la Fundación Despacio y consultor del Centro WRI Ross de Ciudades Sostenibles) sobre las razones de la disminución en la tasa de fallecimientos por accidentes de tránsito, aseguró que se debe en parte al control del exceso de velocidad.

“Lo que la gente no sabe es que un 20 por ciento de los conductores exceden el límite de velocidad y que, en buena parte de los casos, los siniestros son por acelerar de más. Está comprobado que al manejar a 50 km/h, en lugar de 60, se reducen los accidentes en un 45 por ciento”, dijo el experto.

Darío Hidalgo añadió que, aunque la gente piensa que el control realizado por las autoridades es con el fin de obtener mayores recursos para el Estado, no por ello deben disminuirse los operativos de control de velocidad y sancionar al que incumpla la norma.

“La cuestión es sencilla: si infrinjo la ley, que me sancionen. Le gente me dice: ‘Multas por todo, lo que quieren es quitarle a uno la platica’. No, no se trata de un tema de recaudo; si yo me porto bien, no tienen por qué multarme, además es la vida de un mortal la que, con mi comportamiento en la vía, está en riesgo”, mencionó.

Como complemento de lo dicho por Hidalgo, las palabras de Henry Murrain, director de Corpovisionarios –un centro de pensamiento y acción cuyo enfoque es la cultura ciudadana–, acerca de la disminución de víctimas fatales por accidentes de tránsito, explican el porqué.


“Lo que evidencia la disminución de la tasa de siniestros viales en Bogotá, que incluso es una de las más bajas en Latinoamérica, es que las estrategias de cultura ciudadana sí han funcionado; ahora resta entender que estas estrategias tienen que ser permanentes, que a nivel Distrital y Nacional se debe hacer de la cultura ciudadana toda una política pública”, dijo Murrain, cuya propuesta es seguir buscando cómo afrontar los nuevos retos: “La gente no puede morirse por colarse en TransMilenio, por ejemplo”.

Otro de los expertos a los que EL TIEMPO consultó fue Alejandro Maya, exdirector de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y exviceministro de Transporte, quien manifestó que Bogotá es un ejemplo por seguir en el país para la disminución de víctimas por accidentes de tránsito.

“Uno de los problemas de Colombia es que en siete de cada diez municipios falta control operativo en materia de movilidad, algo que se mide, por ejemplo, en el uso de casco al movilizarse en moto, mientras que en Bogotá sí existe tal control. Pero la capital no es ejemplo en solo esto sino en el programa Visión Cero, que Medellín también optó por adoptar desde el año pasado”, explicó Maya.

Tres preguntas a Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad‘En el mundo y en el país los índices suben; aquí se reducen’

A propósito de la reducción histórica del número de siniestros viales en Bogotá, que además es modelo para otras ciudades del país, hablamos con el secretario distrital de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

1. ¿Cuál es su balance en materia de seguridad vial?

Hoy, los bogotanos estamos dando ejemplo en Colombia, América Latina y el mundo, pues mientras los índices de siniestralidad suben en las principales ciudades, nosotros estamos logrando una reducción significativa. A diario, la Secretaría Distrital de Movilidad evalúa los sitios y comportamientos riesgosos para llevar a cabo planes de control y medidas que nos permitan garantizar el bienestar de todos los actores viales, en especial los más vulnerables.

Con campañas de cultura ciudadana y control reforzamos las conductas y contaremos con nuevas tecnologías como las ‘cámaras salvavidas’, con las que esperamos seguir mejorando nuestros índices de siniestralidad.

2. ¿Qué conclusión le dejan los primeros meses de la restricción de 50 kilómetros por hora en siete corredores?

Los resultados obtenidos a la fecha nos han permitido confirmar que esta es una estrategia efectiva para reducir el número de víctimas fatales por siniestros de tránsito.

Lograr estas reducciones en materia de siniestralidad en tan solo unos meses da cuenta de por qué esta es una medida adoptada en todo el mundo. La OMS sugiere que la velocidad máxima en entornos urbanos sea de 50 km/h, el cual proporciona condiciones más seguras en las vías sin afectar los tiempos de viaje.

3. ¿Han pensado implementar la medida de los ‘50’ en otros corredores de la ciudad?

Nuestro objetivo es cerrar el año con 10 corredores principales con límite de velocidad máxima de 50 km/h. En este momento les estamos haciendo seguimiento a los indicadores de siniestralidad y exceso de velocidad de varias avenidas principales para establecer cuáles serán las siguientes tres vías en las que se implemente esta medida. Entre los posibles corredores que se incluirán están las avenidas Suba, Villavicencio y la calle 13.

¿Cómo llegó Bogotá a evitar muertes en siniestros viales?

Las muertes por exceso de velocidad no son un accidente. Justo en esta premisa enfatiza Ricardo Galindo, exdirector de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), para quien es clave que las personas comprendan que “cuando alguien fallece por exceso de velocidad es un siniestro vial, porque lo accidental es algo sobre lo que no se tiene control. Es fortuito. Y el conductor sí puede escoger la velocidad a la que se va y si se distrae o no”, dijo Galindo.

Por eso, conseguir conciencia ciudadana sobre la responsabilidad a la hora de conducir, crear espacios bien demarcados donde los actores viales más vulnerables (peatones y ciclistas) puedan transitar seguros, y establecer normas como el límite de velocidad a 50 kilómetros por hora en siete corredores viales, son algunas de las apuestas de esta administración.

Estos esfuerzos están enmarcados en el Programa de Gestión de Velocidad (PGV), que busca mejorar el entorno vial y también garantizar la seguridad de los actores viales. Por ejemplo, desde 2016 se han implementado más de 2.695 zonas escolares en toda la ciudad.

El PGV hace parte de Visión Cero, una política internacional que se ha aplicado en países como Suecia, Dinamarca, Canadá y Estados Unidos y es la ‘hoja de ruta’ en la capital.

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM), se ha trabajado por “el rechazo a la pérdida de vidas en el tráfico y por una movilidad sostenible que contempla el diseño de calles seguras para las personas, con pasos y andenes amplios para peatones, entre otros”.

Siguiendo esta línea se implementó el diseño de dos intersecciones peatonales en diagonal. Estas se inauguraron hace un mes en la calle 53 entre carreras 17 y 24.

“Las intersecciones diagonales me parecen novedosas, porque le dan la prioridad al peatón sobre los vehículos. Además, Bogotá es pionera en implementarlas en el país”, dijo Alejandro Maya, exdirector de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y exviceministro de Transporte.

Este tipo de cruce en X también se ve en Japón, España y Reino Unido.

En cuanto a los conductores de motos, otros de los actores viales más afectados por los siniestros de tránsito, en abril de este año se realizó el Mes del Motociclista.

Durante 30 días, más de 2.500 usuarios asistieron a capacitaciones, en las que se buscaba promover comportamientos responsables entre motociclistas y crear conciencia sobre su vulnerabilidad, en especial cuando interactúan con vehículos pesados.

Estrategias como estas pueden ser una muestra de resultados positivos: en el primer trimestre de 2019, las muertes de usuarios de motocicleta se redujeron en un 36 %, al pasar de 36 víctimas mortales en entre enero y marzo de 2018, a 23 este año.

Reducción a 50 km/h

En octubre del año pasado, en los corredores de las avenidas Boyacá, Cali, Las Américas, 68 y 80 se implementó la disminución de la velocidad máxima de 60 a 50 kilómetros por hora. Luego de siete meses de la implementación, en estas cinco vías se redujo en un 40 por ciento el número de fallecidos.

Mientras que entre octubre de 2015 y abril de 2018 el promedio de muertos en estos corredores era de 81 personas al mes, desde que se comenzó la restricción fue de 49, lo que significa que 32 vidas han sido salvadas.

Debido a esos resultados, en marzo de este año se extendió a la NQS y a la Primero de Mayo.
Ahora con siete corredores en total –autoridades estudian terminar este año con diez corredores de este tipo, en los que la velocidad máxima es 50 km/h– las cifras hablan por sí solas.

Por ejemplo, en abril de este año no se registró ni una sola muerte por siniestralidad vial en la calle 80, carrera 68 y las avenidas Ciudad de Cali y Primero de Mayo. Sin embargo, y a pesar de las cifras y los resultados, a algunos, la medida, no los convenció.

“Si a toda hora hay trancón, es ilógico que disminuyan la velocidad”, dicen ante la nueva restricción.

No obstante, lo que muchos conductores no tienen en cuenta es que solo en los primeros cinco corredores murieron 140 personas en accidentes de tránsito en el 2017, es decir el 25 % del total de muertes durante ese año.
Cabe destacar que a la par del anuncio de la medida, el Distrito ha venido reemplazando las señales que indican la velocidad máxima en estos corredores y la instalación de cámaras ‘salvavidas’.

Para el caso de la NQS y la Primero de Mayo, la situación también era delicada, pues entre marzo de 2015 y abril de 2018 en promedio se registraron 10 muertos mensualmente en accidentes viales.

En el poco tiempo que lleva la norma en estas dos avenidas se han reducido en un 70 % el número de fallecidos.

Si aún es de los que siguen pensando que esta medida carece de sentido, porque cree que se pierde mucho tiempo y llegará tarde a su destino, sepa que no es así.

“Pasar de 60 a 50 km/h representa apenas una diferencia de 12 segundos por kilómetro. Normalmente, los viajes en Bogotá no superan los 10 kilómetros de distancia, por lo que solo sería un aumento de dos minutos por trayecto”, dijo el experto en movilidad Darío Hidalgo.

Adicional a esto, las autoridades aseguraron que el exceso de velocidad se presenta en su mayoría entre las nueve de la noche y las cuatro de la mañana, horas en las que se incrementan los siniestros y en las que es preciso cumplir a conciencia con la restricción. Por eso, para Alejandro Maya, la consigna que deben tener los conductores es que “lo más importante es llegar vivo que rápido. No vale la pena poner en riesgo la vida por ahorrarse cinco minutos”.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.