En Bosa, no para el robo a la infraestructura del Acueducto

En Bosa, no para el robo a la infraestructura del Acueducto

Según la entidad, se pierden 8.000 tapas de medidores al año en toda la ciudad.

tapas de los medidores

El 95 % de las tapas de los medidores están hechas en acero, las restantes, en plástico.

Foto:

Camilo Castillo

Por: Bogotá
25 de julio 2019 , 08:39 p.m.

Betania es un barrio que no supera las siete cuadras de extensión y en donde al menos 26 casas no cuentan con las tapas de los medidores del agua. También es un sector que sufre por los constantes taponamientos de las alcantarillas, debido a la falta de rejillas en los sumideros.

EL TIEMPO visitó la zona en respuesta a la denuncia que realizó nuestra lectora Dora Ruge, a través de Facebook, en la cual afirma que el robo a las tapas de los contadores del agua y las rejillas de los sumideros en el barrio Betania, de Bosa, no paran.

En un recorrido por el sector encontramos a varios ciudadanos preocupados por esta situación, pues argumentan que el número de casas sin tapas de los medidores es alarmante para un barrio tan pequeño. “No sé para qué se roban esas tapas, se supone que nadie las compra. Pero nos la tienen velada”, dice Martha Cerón, quien vive en la zona desde hace algunos meses.

Sin embargo, en este barrio no solo se roban estos elementos, también rompen las rejillas de los sumideros y hurtan las tapas de los pozos de inspección. “Cuando llueve, la cantidad de basura que cae a los sumideros inunda las calles. No entiendo para qué rompen las rejillas”, señala Martha.

EL TIEMPO consultó en tres establecimientos comerciales dedicados a la chatarrización y al reciclaje, y en todos señalaron no comprar ni vender estos objetos. “Esa práctica está prohibida, además, no tienen ningún valor en el mercado”, dice Mateo, un reciclador del sur de Bogotá. Según los agentes de Policía del CAI de Brasilia, en las últimas semanas no han recibido denuncias sobre este tipo de delito.

“Esto es pan de cada día, por eso las autoridades lo normalizaron y no hacen nada para impedirlo”, dice Ernesto Márquez, quien ha optado por colocar una tabla de madera para tapar el registro. “Hay dos opciones, comprársela al Acueducto y que le saquen un ojo de la cara, o mandarla a hacer en una siderúrgica. El problema es que le va a costar por lo menos $ 40.000”, dice. 

Consultamos en una empresa ubicada en el mismo barrio dedicada a la fabricación de objetos en metal y las cifras entregadas por los trabajadores coinciden con las entregadas por Ernesto. “Las tapas en aluminio le cuestan $ 40.000 con la instalación y $ 50.000 con rejilla de protección para el registro”, señaló el vendedor.

Hay dos opciones, comprársela al Acueducto y que le saquen un ojo de la cara, o mandarla a hacer en una siderúrgica. El problema es que le va a costar por lo menos $ 40.000

Si, por el contrario, el ciudadano decide recurrir a la empresa de Acueducto, tendrá que sacar de su bolsillo $ 160.120. “El costo del medidor corre por cuenta del usuario, quien podrá diferir el pago por cuotas. Las tapas pueden solicitarlas en la línea 116 y en un lapso de 24 a 48 horas tendrá una nueva. Además, la persona debe interponer una denuncia ante la autoridad policial”, concluyó la entidad.

Otro ciudadano del barrio Brasilia, sostiene que estas desapariciones no tienen que ver, exclusivamente, con un asunto de delincuencia. “A veces la misma gente del barrio se las roba para cubrir las que les quitaron”, sostiene.

La empresa de Acueducto de Bogotá, por su parte, sostiene que en Bogotá se roban en promedio 8.000 medidores con sus tapas por año. Además por cuenta de la delincuencia, 3.455 tapas de pozos de inspección y 1.960 rejillas de sumideros han desaparecido este año.

Para reponer esta infraestructura la EAAB tuvo que invertir $1.900 millones”, señaló una vocera de la entidad. Y es que según la entidad la rejilla de un sumidero le cuesta a la ciudad $ 385.000.

Respecto a los medidores, esta entidad indica que los sectores donde más se reportan hurtos de estos elementos y sus tapas corresponden a los barrios Marsella, Tejar, Alquería, Alcalá, Candelaria, Tierra Buena y Kennedy Central.

Las personas que identifiquen un sumidero sin rejilla pueden comunicarse a la línea 116 y reportar el caso. Según la entidad, la instalación de una unidad puede tardar en promedio 6 horas. “Si se requiere intervención en espacio público se puede demorar un poco más mientras se gestionan los permisos viales”, indicó la entidad.

REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.