El Virrey Solís: 75 años de formación al servicio de la sociedad

El Virrey Solís: 75 años de formación al servicio de la sociedad

Este año el colegio implementó estrategias académicas innovadoras para la enseñanza en el siglo XXI.

Virrey Solis

Los más pequeños aprenden cada componente (asignatura) en las ‘aulas maker’ dispuestas para ellos.

Foto:

Carlos Ortega

Por: Zaida L. Piñeros H. - ESPECIAL PARA EL TIEMPO
09 de mayo 2019 , 10:13 p.m.

Desde su fundación en 1944 y con una sede educativa de 58.000 metros cuadrados, el colegio mixto Virrey Solís enseña a sus más de 500 alumnos formación en valores, deportes y excelencia académica, apoyado en el proyecto ‘Four Talents’ (cuatro talentos) y de bilingüismo.

El rector Fray Sergio Iván Rojas Díaz, OFM, afirma que es una propuesta de valor que se “hace realidad” no solo desde la manera en que se prepara al estudiante virreyista para el futuro profesional, sino en las herramientas que se le proporcionan para aprender.

Por eso, el Virrey Solís tiene 36 salones, de los cuales 26 están dotados con tecnología de punta, son exclusivos para una asignatura específica y en ellos rotan los estudiantes de bachillerato. Diez son ‘aulas maker’ con espacios especialmente diseñados para aprender haciendo, donde los alumnos de grado 1.° a 5.° cursan los ‘componentes’ de cada talento o casa (como se les llaman a las asignaturas que se cursan en primaria).

Tiene laboratorios de física, química, biología e inglés que fortalecen sus habilidades científicas, y en una segunda lengua. Un teatrino, salón de artes y de música en el que desarrollan sus talentos, y la Virrey City, que es “un lugar en donde los más pequeños se divierten mientras conocen su entorno”, dice Yeimy Viviana Barragán, docente de grado 5.°.

También, un gimnasio psicomotor que los infantes usan una vez a la semana en sus procesos escolares de terapia ocupacional. La granja, restaurante y huerta que muchas veces da frutos para vender en la feria empresarial o para disfrutar en el almuerzo. Un auditorio, emisora, canal de YouTube y un amplio coliseo que ha sido testigo de la dedicación deportiva y los triunfos en ultimate (juego en equipo con un disco volador) y fútbol de los que el Virrey Solís se ha hecho merecedor.

Y una capilla en la cual se enseña la espiritualidad Franciscana que, para la docente de grado 5.°, Jennifer Beatriz Fraser Cajamarca, se acerca al ser humano y a la naturaleza con el objetivo de motivar la creatividad y la felicidad en los estudiantes. “Por ello, los hermanos Franciscanos son muy cercanos a las familias y alumnos, ya que su interés es apoyar de manera personalizada cada proceso educativo. Verlos sonreír en su pupitre, mientras caminan por los pasillos y se asoman para revisar cómo van las clases”, agrega.

Un lugar en donde los más pequeños se divierten mientras conocen su entorno

El rector cuenta que el modelo pedagógico conceptual y el modo franciscano de llevar la pedagogía del colegio incentiva en sus estudiantes el aprendizaje desde lo ‘cognitivo’, como la exigencia académica; lo ‘emocional’, que combina los deportes, arte y cultura, y lo ‘axiológico’, en la formación en valores que transversaliza todas las áreas del conocimiento “para poder servir a la sociedad con educación de alta calidad”.

En la calle 195 n.° 50-65, norte de la capital, está ubicado el colegio el Virrey Solís en el cual, por sus amplias zonas verdes y parque infantil, se respira tranquilidad y la diversión está a unos cuantos pasos de cada aula.

Es fácil ver durante el descanso estudiantes que, luego de salir de la biblioteca, se sientan en el prado para leer alguna novela o cuento de Francis Scott Fitzgerald, la Odisea de Homero o la Divina Comedia de Dante. Un hábito que poco a poco ha sido cultivado por sus docentes y la disciplina que esta institución ha enseñado en sus costumbres.

Pero no solo la lectura es una de las fortalezas que tienen sus estudiantes. Hace varios años, la institución viene implementando, y “de manera intensiva”, la formación en una segunda lengua dentro de su pénsum académico, razón por la cual el colegio se encuentra en el proceso de certificación bilingüe ante el Ministerio de Educación. Desde prejardín hasta undécimo cursan el 60 por ciento de sus asignaturas o componentes en inglés, con docentes bilingües certificados en esta lengua.

La formación integral de sus estudiantes se observa en el alto desempeño académico que clasifica al colegio Virrey Solís como A+ en las pruebas Saber 11.°. Esto gracias a sus destacados resultados en las competencias que evalúa el Icfes y lo sitúan dentro de los 500 colegios que alcanzan esta categoría a nivel nacional, lo cual le ha permitido obtener, durante su historia de funcionamiento, lugares representativos en estas pruebas.

Este año, en conmemoración a sus 75 años al servicio educativo, el 24 de mayo se hará el encuentro de egresados, y en octubre, se realizará el tradicional bazar Virreyista, en el cual se reúnen todas las familias para disfrutar de juegos, encuentros deportivos, comida, fiesta y muestra cultural.

Las actividades académicas que fortalecen a sus estudiantes

Una de las ventajas competitivas del Virrey Solís es la formación integral de sus estudiantes: además de la excelencia académica, deportes y artes son fortalezas que caracterizan a los Virreyistas. Desde pequeños, cursan las asignaturas de artes plásticas y escénicas; teatro, danzas y música, y en bachillerato, eligen el énfasis que más se adapte a sus gustos y talentos.

Otras de las actividades escolares en las que se destacan es la simulación del Modelo de Las Naciones Unidas, en la cual los estudiantes de grado 5.° a 11.° fortalecen sus habilidades de argumentación, oratoria y composición escrita en el trabajo que desarrollan durante tres días, y una vez al año con otros colegios de la ciudad que también participan. Para este evento, se crean comisiones de Unicef, Corte Penal Internacional, Organización Mundial de la Salud, entre otras que cuentan con un presidente, vicepresidente y delegados de cada país, quienes “plantean temas de debate; se convierte en un juego de roles y se fortalecen diversas habilidades en los estudiantes”, comenta la docente de grado 3.°, Kimberly Díaz.

Igualmente, los alumnos de grado 6.° hasta 9.° crean sus empresas y, apoyados por el área de ciencias y biología, organizan la contabilidad, ejecutan su parte social, misión ecología y objetivo. La docente de biología en bachillerato, Vanesa Cárdenas, sostiene que el propósito no es solamente la satisfacción al cliente sino que, de acuerdo al proyecto que transversaliza todas las áreas y los valores Franciscanos, “la empresa debe buscar un costo beneficio en prioridad a la conservación del medioambiente”. Así, al final del año escolar, se organiza una Feria Empresarial donde se muestran los resultados de estas creaciones.

Finalmente, el colegio les ofrece a sus estudiantes una Feria Universitaria en la que van distintas instituciones de educación superior para presentar sus programas académicos e inscripciones. Además, se tiene a disposición el proceso de inmersión con la Universidad de San Buenaventura, donde los educandos tienen la oportunidad de hacer cursos en alguno de los programas que ofrezca esa alma mater.

Virrey Solis

Todas las aulas de clase tienen tecnología de punta para la enseñanza de cada asignatura.

Foto:

Carlos Ortega

‘Cuatro talentos’, una propuesta educativa innovadora

En el año 2019, el colegio Virrey Solís implementó la pedagogía educativa ‘Four Talents’ (cuatro talentos) para los estudiantes de grado 1.° a 5.° de primaria como “una experiencia de aprendizaje innovadora”, sostiene la docente de grado 5.°, Yeimy Viviana Barragán.

Su metodología está enmarcada dentro de los principios Franciscanos. El rector Fray Sergio Iván Rojas Díaz, OFM, afirma que las asignaturas que los estudiantes cursan ya no están divididas en materias individuales, que se ven con un profesor distinto, sino en casas o talentos que agrupan los contenidos, o para este caso, en componentes (asignaturas) que se aprenden en primaria.

De esta manera, el currículo escolar se dicta a través de cuatro casas, que representan cuatro talentos para desarrollar y potenciar las habilidades de los más pequeños, denominadas: ‘Guardianes de nuestra casa común’, dedicada a enseñar las competencias de matemáticas, informática y ciencias naturales; ‘Grandeza al servicio de los demás’, en la cual se aprende a comunicar e interactuar por medio de español, inglés y ciencias sociales; ‘Fraternidad con nosotros mismos, los demás y lo demás’, en la cual se descubren y experimentan talentos en artes plásticas, escénicas, música y deportes, y ‘Trascendentes para ser personas de paz y bien’, en la cual se cursan cátedra para la paz, ética y religión.

Virrey Solis

El colegio tiene a disposición de sus estudiantes espacios lúdicos y recreativos en donde aprenden mientras se divierten.

Foto:

Carlos Ortega

La docente de grado 3.°, Kimberly Díaz Peña, cuenta que los niños ya no dicen ‘voy a clase de matemáticas’ sino de ‘Guardianes de nuestra casa común’. Por ejemplo, en grado 2.° hay 18 estudiantes que se dividen en tres grupos de seis, mientras uno aprende informática, el otro, matemáticas y el último, biología, con la misma docente y en una única ‘aula maker’ e interactiva con espacios diseñados para cada experiencia. Estas son franjas de 135 minutos, en las cuales los grupos rotan por los tres componentes y vivencian los contenidos que se dictan en cada casa o talento.
Es así que la unión de las asignaturas o componentes de cada casa responde a desarrollar el conocimiento desde distintos puntos de vista “para que con los talentos individuales contribuyan a construir un excelente ser humano y profesional exitoso”, agrega Díaz.

Este es un modelo pedagógico exitoso que a través de la unión de asignaturas busca la apropiación del conocimiento. En la casa ‘Grandeza al servicio de los demás’, mediante la combinación de los componentes español, inglés y sociales, se crea un proyecto común para enseñar las formas de comunicación, idiomas, costumbres e interpretación en las diversas religiones o culturas del mundo. Mientras que para el caso de ‘Guardianes de nuestra casa común’, las matemáticas, informática y ciencias naturales generan que el estudiante oriente su pensamiento a la construcción de acciones para mejorar el espacio en el cual habita, a través de la conservación del medioambiente y el uso consciente de la comunicación e imagen en internet.

Zaida L. Piñeros H. - ESPECIAL PARA EL TIEMPO@ZayPyneros

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

""
Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.