El robot que asiste las cirugías en la clínica Shaio

El robot que asiste las cirugías en la clínica Shaio

Gracias a Da Vinci Xi, los pacientes sienten menos dolor y tienen una rápida recuperación.

robot da vinci

En la Clínica Shaio se hacen cirugías asistidas con robot en seis especialidades.

Foto:

Cortesía Clínica Shaio.

Por: Rafael Jaller
14 de noviembre 2018 , 10:34 p.m.

Parece ciencia ficción, pero no lo es. Cuatro brazos robóticos, controlados por un cirujano, son los que hacen las operaciones en seis especialidades en la Fundación Clínica Shaio, ubicada en la diagonal 115A n.° 70C-75.

Se trata de Da Vinci Xi, el aparato que es la pieza fundamental del programa de cirugía robótica que tiene esta clínica desde hace dos años. “Con el sistema robótico realizamos intervenciones mínimamente invasivas en urología, ginecología, cirugía general, cirugía cardíaca, cirugía torácica y en coloproctología”, cuenta Danilo Citarella, urólogo y director del programa.

Este aparato mejora las características de la cirugía laparoscópica, que consiste en hacerle al paciente incisiones menores de un centímetro para poder ingresar a las cavidades con mayor precisión.

Gracias a estas características, Da Vinci Xi es una herramienta de gran ayuda para los cirujanos, pues les facilita las intervenciones. “La eliminación del temblor natural de la mano del médico, mayor rango de movimiento y la magnificación del campo visual por 10 generan más precisión y permiten manipular mejor las estructuras del paciente”, afirma Citarella.

Mientras que la mano humana tiene un rango de movimientos de 360 grados, este robot llega a los 540 grados. Los beneficios que trae esta tecnología para los pacientes que se someten a cirugía son menor dolor en el posoperatorio, disminución del tiempo de recuperación y que, como las incisiones son pequeñas, hay un menor sangrado.

Estos beneficios hacen que cualquier persona que sea apta para una cirugía laparoscópica pueda ser operada con esta tecnología. “Es una maravilla para los pacientes de cirugía cardíaca; no abrir el tórax o el esternón para no exponer el corazón ayuda mucho a su recuperación”, dijo Citarella.

La Shaio tiene el registro de ser la primera clínica del país en hacer una cirugía asistida con robot de corazón.

El siguiente avance que espera alcanzar este programa es comenzar las cirugías de cabeza, cuello y la intervención hepatobiliar (hígado y vía biliar). De las 4.666 máquinas como estas que hay en el mundo, tan solo cinco están en Colombia.

¿Cómo es la máquina?

Este aparato tiene una consola, un carro con cuatro brazos robóticos y un sistema de visualización de alta calidad con imágenes tridimensionales.

“El cirujano se sienta en la consola, que está en la misma sala donde está el paciente, y desde ella controla los brazos robóticos y todo lo ve tridimensionalmente. Afuera, el equipo ve el procedimiento en monitores de dos dimensiones”, explica el doctor Citarella.Esta consola también cuenta con unos pedales, con los que el cirujano puede controlar la cámara y los dispositivos de energía para la coagulación.

¿Qué dicen los pacientes?

La Fundación Clínica Shaio tiene un programa de seguimiento de mediano y largo plazo a los pacientes que han sido operados con la ayuda de Da Vinci Xi.

“El índice de satisfacción que hemos medido es del 99 por ciento. Los pacientes se sienten contentos porque ven la recuperación más rápido. Al explicarles cómo funciona la tecnología, y sabiendo que quien los va a operar siempre es un cirujano experto, se sienten tranquilos, afirma el director del programa.

Según la Shaio, con Da Vinci Xi se han realizado 120 intervenciones en los últimos dos años. De estas, la mayoría fueron de urología, coloproctología, cirugía general y cardiovascular.

“Cuando el médico me comentó la opción que tenía a nivel de una cirugía robótica, con tecnología de punta, no lo pensé dos veces para aceptar el procedimiento con el robot Da Vinci Xi”, cuenta Lourdes Fonseca, pacientes que tenía un daño pulmonar.

El índice de satisfacción que hemos medido es del 99 por ciento. Los pacientes se sienten contentos porque ven la recuperación más rápido

Otro caso es el de Sandra Oslliger, paciente de cáncer que también fue operada con esta tecnología. “Sandra se entusiasmó con la idea de operarse con el robot. Aceptó realizársela y fue una de nuestras pacientes bandera”, cuenta Juan Carlos Reyes, cirujano coloproctólogo.

Para Sandra, el procedimiento al que se sometió “fue totalmente diferente. Los médicos me explicaron que era muy precisa, menos invasiva, la recuperación fue más rápida y hubo menos riesgos de hemorragias”.

Para los doctores que operan con Da Vinci Xi, lo más importante es dejarles claro a sus pacientes que quien los va a operar es un cirujano y no un robot.

EL TIEMPO ZONA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.