Quién es el hombre detrás del metro de Bogotá y qué retos enfrenta

Quién es el hombre detrás del metro de Bogotá y qué retos enfrenta

Andrés Escobar echó a andar el principal proyecto de infraestructura del país.

Dos nuevos fallos de la justicia a favor del metro de Bogotá

Desde 2015, el ingeniero civil Andrés Escobar Uribe se encuentra al frente de la Empresa Metro.

Foto:

Empresa Metro

Por: Guillermo Reinoso Rodríguez
25 de octubre 2020 , 08:40 a. m.

Bogotá dio un paso definitivo para hacer realidad el metro, que durante más de siete décadas fue una especie de frustración. Antes de la primera línea, al menos seis o siete proyectos surgieron, pero se quedaron en el papel. Y si bien aún faltan cerca de 8 años para ver los trenes eléctricos transitando por el viaducto de 23,9 km de longitud, entre Bosa y Los Héroes, ese sueño se ve más claro y cerca.

(Le puede interesar: Metro de Bogotá, un sueño que cada vez está más cerca)

Detrás del logro están los presidentes Duque y Santos y el exalcalde Peñalosa y la alcaldesa Claudia López, pero quien tuvo sobre sus hombros la responsabilidad de replantear el megaproyecto, cuyo costo supera los 21 billones de pesos, incluidos los intereses de los créditos, es Andrés Escobar, un ingeniero paisa radicado hace 35 años en Bogotá.

Él lideró el equipo integrado por los hoy exsecretarios Beatriz Arbeláez (Hacienda), Juan Pablo Bocarejo (Movilidad), Dalila Hernández (Jurídica) y Raúl Buitrago (General) que echó a andar la licitación y sacó adelante la primera línea.

(El Concejo aprobó el plan de reactivación económica de Claudia López)

Hace casi 5 años, Enrique Peñalosa le pidió que se hiciera cargo del proyecto metro, cuando aún estaba el debate entre si era elevado o subterráneo, ¿cómo recibió esa propuesta?


Desde 1993 he estado vinculado al Distrito en varios momentos. Estaba en el sector privado, manejando una constructora, cuando Peñalosa ganó la alcaldía. Luego me dice: ‘Andrés, qué quieres hacer’. Yo le dije: ‘Absolutamente nada, estoy cansado, ya hice lo que tenía que hacer, me siento repitiendo’. Después de que arrancó el año, me volvió a llamar, y esa tarde me llamó Mauricio Cárdenas, el ministro Hacienda; me dijeron: ‘El Presidente y el alcalde están buscando una persona para gerenciar el metro, que sea capaz de sacarlo adelante, les hemos llevado varios nombres y no ha habido ningún acuerdo, hasta que apareció el suyo’. Cuando la razón es del Presidente, las cosas cambiaron y me pusieron a pensar, pase sin dormir como dos noches, al final dije "listo". Era un reto grande y hay personas a las que nos gustan los retos.

Y cuando me reuní con el Presidente le dije: ‘Usted sabe que no tengo ni idea de metros, soy ingeniero civil y siempre he trabajado en la construcción’. Y él me dijo: ‘Sí, yo sé, pero es que en Colombia no hay nadie que sepa hacer metros, hemos buscado y pedido referencias y no hay nadie que sepa de metros. Necesitamos a alguien que gerencie un proyecto y ese es usted’.

(Así serán los trenes que se empiezan a fabricar para el metro)

¿No le preocupaba, pues tuvo que replantear el trazado y los diseños?

Sí me preocupaba, pero lo que había que hacer era contratar expertos. Contratamos al FDN y una consultoría, a cargo de Systra. Ellos evaluaron las alternativas. A nosotros, sin ser expertos en metros, lo que nos correspondía era ver los resultados, las comparaciones en las alternativas y los criterios técnicos.

Eso sirvió para hacer el Conpes. Ahí salió la decisión de priorizar la línea elevada hasta Los Héroes, hasta la 76, y las troncales alimentadoras, porque era la única forma de que la relación beneficio-costo diera positiva.

¿Qué tanto tiempo le ha demandado el proceso?


Ha sido un desgaste, un trabajo muy intenso, porque implica muchas áreas de gestión y tuvimos que ir tres veces al Concejo, una vez para que aprobaran la creación de la Empresa Metro, otra para las vigencias futuras y otra para el endeudamiento con el Banco Mundial. Eran semanas y semanas en esas discusiones. Eso lo hace complejo.

(10 preguntas (y sus respuestas) sobre el Metro de Bogotá)

¿Cómo eran esas jornadas?


(Risas). Por ejemplo, cuando se hacen los documentos Conpes y para la banca multilateral, eso implica jornadas muy largas. Pero son momentos puntuales. Ahora, con la firma del acta de inicio, también hubo jornadas muy exigentes, de 18 horas, donde ni se duerme, ni se sale a la calle, ni se almuerza ni nada.

¿Le pasó que tenía tantos pendientes que no podía conciliar el sueño?

Sí, mucho. Se queda uno conectado con los temas y cuesta trabajo dormir.

¿En algún momento sintió que el proyecto se enredó?


Eso lo tuvimos como entre abril y mayo de este año, cuando estábamos consiguiendo que el ministro de Hacienda nos otorgara la garantía de la Nación para la emisión de los TPEs. La misión de 2,4 billones de pesos era un requisito para firmar el acta inicio, y era la primera vez que una entidad subnacional hace una emisión de deuda interna con garantía de la Nación. Llegamos a pensar que no íbamos a poder hacer esa emisión y nos íbamos a quedar sin completar la financiación.

Eso era crítico, ya el contrato estaba firmado...


Sí. Y otro momento muy crítico y que me generó la única discusión que tuve con el alcalde Peñalosa fue cuando decimos que la modalidad de contratación iba a ser una concesión. Esa fue una muy mala noticia para algunas constructoras de metros, porque a algunas lo que les gusta es ‘me ganó el contrato, hago obra, me pagan y me voy’. En una concesión usted hace la obra y se queda operando, y si las cosas no funcionan, es el responsable y no va a recibir el pago.

(Así será la nueva troncal avenida Ciudad de Cali de TransMilenio)

Muchas pusieron el grito en el cielo y dijeron así no participamos, y los embajadores le dijeron al alcalde que estábamos cometiendo un grave error y la licitación iba a quedar desierta. Pasamos unas noches muy difíciles, de mucha tensión. Y fuera de eso tuvimos problemas macroeconómicos, devaluaciones, y hubo problemas que generaban unos riesgos adicionales que podían quitarles el interés a las empresas de venir a Colombia. Eso fue en 2018. 

¿No fue otro dolor de cabeza esta pandemia?

Sí. Fue muy difícil porque, primero, empezaron los obstáculos reales aquí en Colombia, lo que nos afectó mucho la gestión de predios y en el exterior, la licitación de la interventoría y la misma concesión, porque estas compañías no podían hacer su trabajo, no podían conseguir la certificación, no podían viajar los ingenieros. Por eso se nos atrasó, pero eso no ponía en riesgo el proyecto.

Otro momento muy difícil fue la campaña política (2019). Se dijeron demasiadas cosas, particularmente un candidato se dedicó a demandarnos y a decirnos corruptos y de todo, eso fue muy aburridor. Por fortuna, eso no terminó en nada y Claudia López aclaró todo eso.

¿Cuántas firmas se presentaron finalmente?

Tuvimos seis finalistas que sacaron pliegos y estuvieron en la fase final, la de observaciones. El día final llegaron tres grupos, uno incompleto y dos completos, ese día respiramos porque no se cumplieron los pronósticos de los embajadores.

¿Y usted respiró?

Total. Llevaba varios días sin dormir, y volví a dormir y a comer.

¿Cómo recibió la ratificación en el cargo?

Fue muy satisfactorio. Personalmente porque quedó muy aclarada toda esa confusión y todas esas acusaciones que se habían hecho en la campaña, y segundo porque era la oportunidad de seguir trabajando, porque uno se enamora del proyecto y lo que más quiere es que las cosas salgan bien.

(‘Estamos preparados para firmar el acta de inicio de obras del metro’)

¿El consorcio ML 1 S.A.S. debía ser el contratista?

Sin duda alguna era el mejor, cumplió de sobra todos los requisitos técnicos y de experiencia; los cumplió en exceso en la primera ronda, y en la última ronda; en la propuesta económica barrió, le sacó una ventaja grandísima al segundo, con un gran ahorro.

¿Le genera tranquilidad el tema cultural de los chinos, la disposición y lo que han mostrado hasta ahora como quieren arrancar el proyecto?

Hasta en eso nos ha ido bien, la cultura china es una cultura muy lejana a la nuestra, en términos físicos y en términos de la tradición, de los valores y como viven. Hasta en eso nos ha ido muy bien, porque se ha vuelto un aprendizaje trabajar con ellos, interactuar con ellos, otra razón de más que nos tiene optimistas y seguros de que vamos a desarrollar un proyecto en unos plazos y en unas condiciones buenas, en término de cumplimiento de plazo y de presupuesto lo más cercanas o igual a lo que está planeado, aunque es muy difícil en estos proyectos están grandes.

¿Qué tanto descansa con la firma del acta de inicio, o todavía siguen más retos?

Esto se parece a una carrera de obstáculos, cuando uno salta el último hay un descanso obviamente. El acta simboliza que superamos los obstáculos, que no nos tropezamos. Este año los obstáculos fueron relacionados con la pandemia y con la licitación de la interventoría; arrancó el año pasado con Peñalosa, pero terminó este año con Claudia, esa licitación también había podido quedar desierta. Que las firmas buenas que pasaban la calificación técnica no vinieran a Colombia por cualquier razón, y eso significaba un traspiés muy grande.

¿Considera que ya cumplió la tarea?

No. Terminamos una fase muy importante, con muchísimos obstáculos, porque era la fase de creación del proyecto. Ahora la responsabilidad mayor pasa al grupo ejecutor, pero aquí hay mucho por hacer, somos los responsables de pagar las sumas inmensas, del orden de 10 billones de pesos, en estos ocho años. Eso viene por delante.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
​Editor de Bogotá
En Twitter: @guirei24

Siga leyendo:

Claudia López se despachó en elogios al Presidente Iván Duque.

Firma de acta de inicio de obras, un paso gigante para metro de Bogotá.

-Plan de reactivación, a horas de ser una norma del Distrito

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.