Secciones
Síguenos en:
El fuerte impacto de los bloqueos en las vías de Cundinamarca
AUTOPLAY
En 30 puntos de Cundinamarca se registran bloqueos en las víasEn 30 puntos de Cundinamarca se registran bloqueos en las vías
Paro Nacional

Mauricio Moreno

informe

El fuerte impacto de los bloqueos en las vías de Cundinamarca

En el departamento hay 16 carreteras afectadas por el paro. Los alimentos continúan represados.

Aunque Bogotá y Cundinamarca llegaron el miércoles a un acuerdo con los volqueteros y ayer con un sector de los camioneros, para levantar los bloqueos, en las vías del departamento y de acceso a la ciudad persisten las largas filas de tractocamiones que obstaculizan el tránsito del resto de vehículos. En 16 sitios de igual número de municipios se registran manifestaciones y solo en unos pocos había tránsito intermitente.

('Vándalos nos amenazaron con quemarnos las casas')

El tránsito de camiones en algunas de las carreteras de la región se ha venido permitiendo durante 15 minutos cada hora, lo que ha terminado represando los furgones y tractocamiones con alimentos para los municipios y la capital.

Los principales represamientos se encuentran en la vía Bogotá-Facatativá, en los sectores de la glorieta El Sosiego, el peaje El Corzo, la glorieta San Pedro y la vía Fuerza Aérea; en Funza-Siberia, en el sector de Casablanca; en Bogotá-Tunja, en los kilómetros 26 y 29 y el acceso a Suesca; en Bogotá-Ubaté, en la variante La Paz, salida del frigorífico, variante a Cogua y la salida a Pacho; en Bogotá-Fusagasugá, en Jaibaná y la glorieta Cucharal; en Chía, en el centro y la variante occidental, y en Cajicá, en Capellanía y en la vía a Manas.

El secretario de Movilidad de Cundinamarca, Nicolás Estupiñán, dijo ayer que el diálogo con el sector del transporte “no ha sido fácil” porque “hay una variedad de población que está participando en este bloqueo; empezó con Chocontá, Gachancipá, Tocancipá... luego logramos despejar el paso. A las dos o tres horas cerraron más arriba”.

Estupiñán explicó que al parecer se trata del mismo grupo de personas que “están moviéndose por el sector norte, y este es el bloque más crítico que tiene hoy el departamento: la vía Bogotá-Tunja, a la altura de Chocontá, Gachancipá, Tocancipá”.

César Carrillo, director de Abastecimiento de Bogotá, de la Secretaría de Desarrollo Económico, también le dijo a este diario que en los bloqueos de las carreteras los actores son diferentes. “A veces son muchachos o personas que no las conocen en el pueblo, como en el caso de Gachancipá, donde no escuchan razones, y otros, volqueteros, como en la calle 80”.

Es por eso que la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, le hizo un llamado al Gobierno Nacional para que “se siente a dialogar lo antes posible con los líderes de los diferentes sectores del paro”.

(Día 9 de Paro Nacional: Hay al menos 15 bloqueos en Cundinamarca)

Lo cierto esa que esa situación ha afectado el abastecimiento de productos de los municipios y de la capital. De hecho, Corabastos, la principal central mayorista del país, informó ayer que hay disminución en el volumen de alimentos que están llegando por los bloqueos y no por un problema de acaparamiento y especulación.

“Se han venido presentando disminuciones en los alimentos que llegan a abastos que van a afectar, indiscutiblemente, el precio del producto. Esta alza depende directamente del paro y no de la corporación”, señaló Mauricio Parra, gerente de la central de abastos.

Al respecto, Durán dijo que “en Bogotá hay comida, hay comida en camino o esperando el cargue en los puertos o en las fincas. Lo que necesitamos es que la dejen pasar y que la gente esté tranquila, que compre de manera consciente”.

La funcionaria recordó que el miércoles en la noche, una vez se llegó al acuerdo con los de las volquetas, pudo ingresar leche que estaba represada en las vías.

Sin embargo, el pescado importado está represado en el puerto de Buenaventura y las empresas avícolas enfrentan dificultades para el transporte de concentrado para las granjas y el pollo en canal.

(Pasos intermitentes en las vías permiten el abastecimiento)

Se han venido presentando disminuciones en los alimentos que llegan a abastos que van a afectar, indiscutiblemente, el precio del producto.

Y si bien para las autoridades ha mejorado el flujo de camiones por las carreteras de la región y en Bogotá, esto aún no lo sienten los comerciantes.

Leonardo Mosquera, mayorista de tomate –que compra en Sutamarchán y La Capilla, Boyacá, y en Cáqueza, Cundinamarca–, cuenta que el miércoles en la noche solo ingresaron a la central 12 viajes de turbos (furgones) con 3.000 canastillas (de 21 kilos cada una). “En una noche normal pueden llegar 80 turbos con 500 canastillas cada uno”, dijo, y agregó que algunos pudieron comprar apenas 20 o 30 y otros nada.

El comerciante, que también vende al detal otros productos, como arveja, habichuela, papa criolla, arracacha, yuca, fríjol y mazorca, afirmó que hay un significativo impacto en los precios de los alimentos. Una canastilla de tomate al por mayor, por ejemplo, costaba el sábado 40.000 pesos y ayer ya había subido a 75.000. Otro caso de fuertes alzas son la yuca, que pasó de 30.000 a 100.000 pesos la bolsa de 23 kilos, y el bulto de 5 arrobas de papa pastusa, de 70.000 a 130.000 pesos.

Lo mismo está pasando en los municipios. Por ejemplo, un producto esencial como la carne escasea en Anolaima, por el bloqueo en la vía a Facatativá, donde se encuentra la planta de sacrificio. El recorrido se puede hacer en una hora, pero con el paro un camión puede demorarse todo el día.

(El costo de una ciudad paralizada por las marchas y el vandalismo)

Corabastos empieza a resentirse por los bloqueos

Ya se cumplen más de nueve días de protestas y bloqueos en las vías de Cundinamarca y los productores y distribuidores de alimentos lo empiezan a sentir.

Desde Corabastos, la principal central de abastecimiento del país, emitieron una alerta. Mauricio Arturo Parra, gerente de la central, indicó que por la situación de movilidad en algunas vías del país no han podido recibir los productos agropecuarios que llegan habitualmente. Quienes sí lo han hecho han tenido que recurrir a sobrecostos porque se les ha duplicado el tiempo de los trayectos o han tenido daños en los vehículos de transporte.

“Los productos no están llegando en la cantidad que se requiere para atender la alta demanda y se genera como consecuencia un crecimiento significativo en el precio de los productos”, manifestaron desde la central.

En promedio, antes del paro, arribaban a Corabastos 10.500 toneladas. El día de ayer solo llegó el 49 por ciento de lo habitual.

Esto ha hecho que la mayoría de alimentos estén escasos o hayan subido los precios. Comerciantes de esta central manifestaron que, por ejemplo, una canastilla de tomates puede costar normalmente 25.000 pesos, pero ayer las pocas que se conseguían estaban casi en 70.000. Las bodegas de papa y yuca que suelen estar llenas están casi que vacías.

Por otro lado, Fenavi también ha informado que hay escasez de huevos y pollos en la ciudad por los bloqueos de vías. El gremio de avicultores también ha manifestado problemas para poder transportar el alimento de aves en distintos sectores del país. Gremios de alimentos solicitan que se pueda dar el tránsito de sus productos.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Editor de Bogotá

Y GABRIEL NICOLÁS GONZÁLEZ
​Redacción Bogotá

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.