El fallo del embalse San Rafael paralizó obras de mejoramiento de agua

El fallo del embalse San Rafael paralizó obras de mejoramiento de agua

El juez sexto dejó en suspenso la posibilidad de ampliar el tratamiento de agua de 12 a 20 m2.

Fallo de San Rafael

Esta es una imagen proyectada de lo que se quiere hacer en el parque San Rafael para garantizar el acceso del público a esta zona de reserva.

Foto:

Acueducto

Por: Bogotá
07 de mayo 2019 , 09:06 p.m.

El juez que suspendió la licitación para construir un parque en el embalse San Rafael, de La Calera, también paralizó las obras de ampliación de la planta de tratamiento Wiesner con las que el Acueducto busca ampliar la capacidad de tratamiento de agua potable de 12 a 20 metros cúbicos por segundo.

La alerta la dio la gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Lady Johana Ospina, al advertir que esas obras, consistentes en la instalación de nuevos filtros y cuyo costo es de 108.000 millones de pesos, quedaron en suspenso con la decisión del juez de parar toda intervención en la zona de reserva del embalse.

Ospina anunció que esta misma semana se solicitará una aclaración de la medida cautelar para que el juez sexto administrativo del Circuito de Bogotá, Mayfren Padilla Téllez, precise si con su decisión también quería paralizar estas obras que buscan garantizar el suministro de agua futuro de la ciudad y los municipios vecinos a los que el Acueducto les vende el líquido.

En la planta de tratamiento Wiesner, ubicada en la zona de reserva, el Acueducto está trabajando en la instalación de ocho baterías de filtros para complementar el trabajo de tratamiento que cumplen otros 16 con los que hoy cuenta el sistema. Las obras van en un 25 por ciento del contrato, según explicó la gerente Ospina.

El Acueducto explicó que requiere con urgencia la aclaración del juez para poder reanudar esas obras, o en caso de que deba suspenderlas, medir las consecuencias de no cumplir el plan de inversiones de la entidad, que está atado a las tarifas que autoriza la Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA).

Con la aclaración, el Distrito espera despejar el futuro de las obras de la planta, las cuales son vitales para garantizar el aumento del abastecimiento de agua de la ciudad y los municipios vecinos, para después decidir si apela o no la suspensión de la licitación del parque San Rafael.

Una obligación ambiental

Ospina defendió la obra del parque San Rafael por dos razones: la primera es que construir ese espacio es una obligación que tiene pendiente el Acueducto desde hace 20 años, cuando se comprometió a hacerlo como compensación ambiental para reponer el que existía en la zona donde se inundó para crear el embalse San Rafael. El Acueducto quiere saber cuál es la consecuencia de no cumplir esa obligación ambiental debido a la decisión del juez.

El otro asunto que quiere precisar es que los 11 kilómetros de senderos que están previstos en el proyecto del parque San Rafael corresponden a la actual vía que se usa para circulación de los carros de operación, y por lo tanto no se va a generar un daño al embalse, sino que se va a mejorar la vía para el acceso de los ciudadanos.

De 1.200 hectáreas que tiene la reserva, el Plan de Manejo Ambiental aprobado para la construcción del parque desde el 2003 solo contempla 51 hectáreas, de las cuales menos de tres se van a utilizar en el proyecto (el 4 por ciento).

“Somos conscientes de que el uso y el acercamiento de los ciudadanos a la naturaleza debe ser respetuoso y respetando las normas técnicas y ambientales, y eso es lo que buscamos acondicionando el parque”, afirmó Ospina al señalar que no hay riesgo de contaminación, pues ese es un embalse artificial, de agua cruda, que se usa en casos de emergencia.

Somos conscientes de que el uso y el acercamiento de los ciudadanos a la naturaleza debe ser respetando las normas técnicas y ambientales, y eso es lo que buscamos acondicionando el parque

Este proyecto, estimado en 138.000 millones de pesos, busca garantizar que las personas puedan hacer senderismo, montar en bicicleta, hacer observación de flora y fauna y acceder a pedagogía sobre el agua. “Vamos a tener un centro interactivo en donde podremos enseñarles a nuestros niños, a nuestros bogotanos, a nuestros ciudadanos de la región cuál es el ciclo del agua y cómo les garantizamos esa agua que todos los días reciben en las mejores calidades”, afirmó Ospina.

En la Calera, los más afectados por suspensión de parque

La alcaldesa del vecino municipio de La Calera, Ana Lucía Escobar, lamentó la decisión de suspender la licitación para la construcción del parque ecológico. Dijo que los fallos hay que acatarlos, pero advirtió que esa es una deuda que Bogotá tiene con esa región desde hace años.

“Hay muchas personas ambientalistas que no querían el proyecto, pero es una deuda que tiene la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá desde hace más de 20 años, cuando nos quitó el parque para hacer el embalse”.

Según la funcionaria, este es un proyecto con beneficio ecoturístico, de empleo y recreación.

REDACCIÓN BOGOTÁ
@BogotaET
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.