El día después del atentado: vecinos del sector también son víctimas

El día después del atentado: vecinos del sector también son víctimas

Residentes piden que sus viviendas sean arregladas. Distrito responde que tiene un plan en marcha.

Casas afectadas

Así amanecieron algunas viviendas en los alrededores de la Escuela de Cadetes General Santander.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda

Por: Redacción Bogotá
19 de enero 2019 , 06:08 a.m.

Vidrios rotos, ventanas con plásticos, esquirlas en los patios de las casas y agentes de la Policía custodiando. Así amanecieron los barrios aledaños a la Escuela de Cadetes  General Santander, después del atentado del jueves. 

Los residentes del sector, se despertaron conmovidos y con incertidumbre por los muertos y los heridos que dejó la explosión del carro bomba, y las secuelas que dejó en cada una de las casas al explotar el artefacto. 

La angustia, el llanto, la tristeza y la preocupación se apoderaron de los vecinos la mañana del viernes cuando despertaron, y ya superada la alarma inicial vieron la magnitud de lo que había sucedido.

Con flores blancas y velas en la mano, algunas personas llegaron hasta el lugar para realizar un homenaje y brindar un apoyo a las familias de las víctimas que dejó el ataque a la Policía Nacional.

"Estos niños apenas estaban empezando a vivir. Todo mundo está muy triste, por eso venimos a prender una velita y acompañar el dolor de los familiares. Lo peor de todo es que acabaron con una juventud que tenía sueños", aseguró Carlos Ortega, que con lágrimas, colocaba una flor y no creía lo que había sucedido.

La presencia de personas no solo fue del sector. Blanca Pérez es madre de un patrullero que presta servicio en Chocontá (Cundinamarca) y llegó desde el municipio de Soacha (Cundinamarca) a brindar un mensaje de solidaridad a todas las madres que están sufriendo por sus hijos.

" Me da tristeza que haya sucedido esto. Estoy con todas las mamás que son víctimas y que si sus hijos fallecieron o están heridos, les envío mucha fortaleza, para adelante y que mi Dios las bendiga", puntualizó Blanca. 

Casas afectadas

Muy temprano las personas llegaron a solidarizarse con las víctimas.

Foto:

Andrés Zapata

Mientras algunos residentes del barrio Muzu, Fátima e Inglés estaban realizando el homenaje, era otra la situación que se vivía a muy pocos metros de allí. Los propietarios de las casas del barrio Villa Mayor estaban preocupados por sus viviendas, ya que fueron los que sintieron y vivieron más de cerca el impacto.

"Me encontraba en mi cuarto y justo estaba en la ventana, la explosión me llevó al piso. Gracias a Dios no me pasó nada, pero fue un momento de pánico, tengo una hermana bebe y no sabía que hacer", indicó Sofía Díaz, quien también agregó que las ventanas de su vivienda se habían roto igual que las de sus vecinos. "Hoy estuvo la Defensa Civil tomando medidas de las ventanas pero que volvían a ver si las cambiaban", dijo Sofía.

Me encontraba en mi cuarto y justo estaba en la ventana, la explosión me llevó al piso, gracias a Dios no me pasó nada, pero fue un momento de pánico, tengo una hermana bebe y no sabía que hacer

Paola Alvaréz también sintió el estruendo, cuenta que no sabía qué era lo que estaba sucediendo; si era un temblor, un terremoto o una explosión. Además los vidrios caían muy fuertes y los que estaban en la casa se descontrolaron, sin embargo, hace un llamado a las autoridades para que su vivienda sea arreglada.

" Le pido a la Alcaldía que debería apoyar a las personas que no sufrimos una tragedia tan grave, pero que también somos víctimas tenemos las ventanas y tejados rotos. Nosotros no tenemos nada que ver con ese conflicto", agregó Paola, habitante del barrio Villa Mayor y quien tiene un jardín infantil, que según ella no habían ingresado a clases porque si no hubiera podido ser peor.

Casas afectadas

El IDIGER, instalará las ventanas que fueron afectadas por el estruendo.  

Foto:

Abel Cárdenas

A su paso el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) aseguró que desde el día del atentado se está llevando acabo un censo casa por casa, para valorar los daños de las viviendas y poder arreglarlas.

" Nosotros hicimos el recorrido por todo el sector, pero en alguno casos no encontramos a nadie, es por eso que no tenemos registro de algunas viviendas", afirmó Richard Vargas, director del Idiger, y quien agregó que los residentes se pueden acercar a la carpa azul que esta afuera de la escuela de cadetes General Santander, para tomar los datos y enviar a funcionarios para revisar cada vivienda.

Además , Idiger pondrá este fin de semana unas carpas de atención psicosocial en el marco del convenio con la Cruz Roja a los alrededores de la Escuela de Cadetes General Santander para que las personas afectadas por el atentado se acerquen y les brinden un servicio.


Andrés Zapata
Redacción Bogotá

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

""

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.