El arquitecto ciego que ahora diseña edificios inclusivos

El arquitecto ciego que ahora diseña edificios inclusivos

Chris aprovecha su condición para resolver obstáculos que la ciudad les pone a personas como él.

light house

Un ‘render’ del LightHouse for the Blind, el proyecto más importante de Chris Downey.

Foto:

Jasper Sanidad / 544 Media. Courtesy of Mark Cavagnero Associates Architects

Por: Ana Puentes
17 de noviembre 2019 , 10:03 a.m.

En 2008, la luz se fue para siempre de los ojos de Chris Downey, un arquitecto de San Francisco que hasta entonces había hecho de la vista su principal herramienta de trabajo. Después de que una cirugía dañó su nervio óptico y lo dejó ciego, Downey tuvo que redescubrir la ciudad y reinventar su trabajo para mantenerse vigente.

En varias de sus charlas en TED, Downey, con gran sentido del humor, relata cómo fue enfrentarse a un mundo urbano que no estaba del todo preparado para los ciegos o las personas con discapacidades visuales. Esto, además, renovó su forma de entender la profesión. EL TIEMPO se contactó con el arquitecto, que ahora dirige el proyecto Architecture for the Blind, que combina su experiencia de más de 20 años en el área con su nueva forma de entender las construcciones.

“Mi percepción del mundo cambió dramáticamente. Ser un arquitecto requiere estar muy visualmente orientado. Pero sin vista, la experiencia cambia: los sonidos, las texturas y la iluminación de la ciudad comienzan a ser más relevantes. Entendí aún más cómo la arquitectura hacía parte del espacio urbano y debía ser clara para todos”, explica Downey.

Ser ciego en la ciudad puede ser difícil si la arquitectura no es inclusiva y los entornos siguen siendo diseñados pensando en los carros. Según Downey, “para un ciego, una mejor experiencia comienza por crear un ambiente peatonal enriquecido que, al final, no solo beneficia a la discapacidad, sino a toda la ciudad”.

Según el arquitecto, esto incluye tener texturas en la acera que le permitan seguir un camino, información geográfica y sonidos en los cruces que ayuden a cruzar de manera segura.

Por encima de todo, me di cuenta de que, en realidad, las ciudades son lugares fantásticos para los ciegos


Cita el caso, por ejemplo, de ciudades que han implementado intersecciones que, al presionar un botón, ofrecen información de ubicación y emiten sonidos y vibraciones que dan a los ciegos un parte de tranquilidad para atravesar la calle. Descubrir estas opciones y pensar en otras nuevas para hacer su vida más fácil en la ciudad lo ha fascinado.

“Por encima de todo, me di cuenta de que, en realidad, las ciudades son lugares fantásticos para los ciegos”, dijo Downey en una charla TED de 2013, y sorprendió a los asistentes con una confesión: ser ciego le ofrece una experiencia multisensorial y más conectada con la ciudad.

“Incluso implica cambios sociales. Te exige confiar en la gente a tu alrededor y vivir todo de forma más activa y consciente”, le asegura Downey a este diario.
Ahora, todo su aprendizaje en las calles lo traslada a su trabajo como arquitecto.

Para seguir diseñando, Downey imprime planos en braille y hace ajustes sobre el papel con una especie de plastilina. Recientemente ha explorado nuevas herramientas tecnológicas que le permiten diseñar más rápidamente.

Le apuesto a la acústica para que haya un buen retorno de sonido. Tengo cuidado con la luz, la mayoría de ciegos tienen algún nivel de percepción de la luz

Uno de sus proyectos insignia es el LightHouse, o Casa de Luz, para ciegos y discapacitados visuales en San Francisco, que funciona como un centro de capacitación con el fin de que estas personas y sus familias puedan seguir su vida de la mejor forma posible.

“Todo se trata de diseño y ambientación. Le apuesto a la acústica para que haya un buen retorno de sonido. Tengo cuidado con la luz, porque la mayoría de ciegos tienen algún nivel de percepción de la luz aún y esta puede ser clave para orientarse. También procuro que el suelo tenga herramientas que les permitan ubicarse y entender hacia dónde quedan ciertos salones”, detalla Downey.

Chris Downey

El arquitecto Chris Downey dando un paseo por la ciudad.

Foto:

Rosa Downey

Y como él hay más de uno. El norteamericano conoce el trabajo de Carlos Mourão Pereira (Portugal), quien también sigue diseñando sin ver. Hace poco conoció el caso de una universidad en Londres que ofrece formación en laboratorios de diseño especiales para jóvenes ciegos que quieren ser arquitectos.

“Los cambios culturales y tecnológicos hacen esto posible. Con más arquitectos ciegos, el panorama de las ciudades podría estar cambiando para bien en el futuro”, asegura Downey, y suelta una carcajada al otro lado de la línea: “Es increíble que ya lleve once años ciego”.

ANA PUENTES

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.