Movilidad o recreación: ¿A qué se le debe dar prioridad en Bogotá?

Movilidad o recreación: ¿A qué se le debe dar prioridad en Bogotá?

Ciclistas piden respeto a su libre circulación al igual que más de 1.500 conductores.

La subida a Patios, un desafío para la ciudad

Más de 5.000 ciclistas que ascienden los domingos hasta Patios, vía La Calera, piden respeto a su libre circulación.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

19 de mayo 2018 , 07:00 a.m.

Bogotá está dividida este fin de semana por tres eventos que afectarán, sin duda, la movilidad de los ciudadanos y que, por otro lado, alegrará a quienes disfrutan de hacer deporte en sus tiempos libres. Unos y otros se han enfrentado en redes esta semana, cada uno reclamando su derecho a circular libremente.

Los primeros cierres serán por la media maratón Allianz 15 K. El recorrido se iniciará en el parque Lisboa de Usaquén (carrera 9.ª con calle 134 A) y culminará en el parque metropolitano Simón Bolívar. Hay que recordar que este evento se suma a la tradicional ciclovía dominical y, además, a otra actividad que colmó la paciencia de algunos ciudadanos: el ascenso, este domingo, de unos 12.500 deportistas que se tomarán la vía Bogotá-La Calera hasta el peaje a Patios en una cronoescalada organizada por el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD). Según el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, una oportunidad para que los aficionados a esta disciplina deportiva disfruten del corredor.

La restricción del paso de vehículos será entre las 6 y las 9:30 de la mañana. Eso quiere decir que el tránsito entre Bogotá y La Calera en buses intermunicipales y vehículos particulares se deberá tomar por la vía El Codito-La Calera.

Ante los inconvenientes que estos cierres seguramente van a ocasionar, ha surgido la inquietud de qué prima: ¿el flujo de la movilidad en Bogotá o la posibilidad de los ciudadanos para hacer deporte? Para Ricardo Montezuma, director de la Fundación Ciudad Humana, es una buena alternativa para los deportistas.

“Sin embargo, creo que se le está dando mucha importancia al flujo de ciclistas el domingo a Patios cuando hay corredores igual o más masivos que requieren atención del Distrito y la Gobernación de Cundinamarca”.

Agregó que un ejemplo es la salida por la calle 80 hacia el Alto del Vino, las salidas por la calle 13, la autopista Sur y la autopista Norte. “¿A esas por qué no les prestan atención?”. Abogó además por más pedagogía para quienes apenas comienzan en la práctica del ciclismo. “Muchos jóvenes no han adquirido destreza. Se necesitan circuitos para esta práctica dentro de la ciudad, alternativas para el ciclismo de aficionados”.

Se le está dando mucha importancia al flujo de ciclistas el domingo a Patios cuando hay corredores igual o más masivos que requieren atención

Para Diego Silva, experto en gestión y desarrollo urbano y docente de la Universidad del Rosario, es claro que existen asimetrías en el uso de los corredores viales de la ciudad. “Hemos construido ciudades en las que durante más de 300 días al año la prioridad es el automóvil. Celebro que se hagan estos eventos deportivos pero también creo que debe haber una mejor coordinación para que no todos sucedan en los mismos días. Tienen que haber buenos planes de contingencia”. Agregó que estos eventos son una oportunidad para que los demás ciudadanos piensen en un domingo distinto y sin carro.

Pero no todos opinan lo mismo. El urbanista William Alfonso Piña explica que eventos como la cronoescalada son poco equitativos. “Es que los demás ciudadanos no tienen otra opción. La salida a Patios es la única vía en mediano estado para la salida y entrada de carros desde y hacia la ciudad. Esa ya es una zona urbanizada a la que mucha gente necesita acceder. En este caso debe primar la movilidad”. Agregó que cerrar la vía completamente vulnera el derecho a la movilidad. “Las alternativas que da el Distrito no son viables por peajes y por el pésimo estado de otras vías alternas”, añadió.

Las alternativas que da el Distrito no son viables por peajes y por el pésimo estado de otras vías alternas

Ana Lucía Escobar, alcaldesa del municipio de La Calera, Cundinamarca, una población con más de 28.000 habitantes, también opinó sobre los contras del evento. “En previa reunión con funcionarios del Distrito, manifestamos que somos respetuosos de la soberanía y las decisiones de Bogotá, pero a su vez les solicitamos que por favor busquen otras alternativas que no afecten nuestra movilidad”, afirmó Escobar.

Todos los días por la carrera 7. ª con calle 85 suben decenas de ciudadanos que viven a las afueras de Bogotá. Así las cosas, la discusión va para largo porque aún no hay planes cercanos para habilitar otros accesos que unan a la ciudad con municipios dormitorios.

Somos respetuosos de la soberanía de Bogotá, pero a su vez les solicitamos que por favor busquen otras alternativas que no afecten nuestra movilidad

‘Si quieren que El Codito sea una vía alterna, que la pavimenten’

La otra parte del conflicto en temas de movilidad ya se está manifestando entre los ciudadanos que los fines de semana viajan a los municipios de La Calera o Sopó y entre los que viven allá y trabajan en Bogotá o viceversa.

Para todos ellos, incluso para los deportistas que toman esta “vía alterna” que tanto recomienda el Distrito, este corredor no es más que una trocha llena de huecos que ni el Distrito ni la Gobernación de Cundinamarca han arreglado en su totalidad. Así también lo corroboró EL TIEMPO en varios recorridos. “Si el mandatario de Bogotá y los alcaldes municipales quieren que la vía a El Codito sea un corredor alterno, de verdad, pues que la diseñen para buses del SITP, camiones, carros y ciclistas”, manifestaron miembros de la Junta de Acción Comunal de la vereda Márquez, una de las más afectadas por la situación.

Si el mandatario de Bogotá y los alcaldes municipales quieren que la vía a El Codito sea un corredor alterno, de verdad, pues que la diseñen para buses del SITP, camiones, carros y ciclistas

Con lo primero que se encuentran los conductores que suben por este corredor vial, al que se accede por la calle 185, es con la ocupación del espacio público y con los buses del SITP que parquean en las aceras y obstruyen todo el paso vehicular, además con ventas ambulantes en plena vía y la nula presencia de las autoridades del tránsito. “Además La Calera está en emergencia vial. La construcción de la Perimetral de Oriente avanza lento. Para los habitantes de La Calera, Sopó, Guasca y Guavio es un viacrucis de trancones, desvíos y empeoramiento de las vías conectantes. Hay mucha improvisación y para rematar, el acceso por El Codito es una trocha”, dijo Alfredo Sánchez, miembro de la JAC.

Los residentes de La Calera y las veredas contiguas piden un plan de movilidad que responda a una realidad: la densificación urbana. “La ausencia de un plan estructurado ha generado un enfrentamiento entre la sociedad, la Administración Municipal, la concesión vial, los ciclistas, los trabajadores, los turistas y los estudiantes que no obtienen soluciones. Todo esto agravado por una fuerte ola invernal que evidencia la negligencia administrativa y el olvido gubernamental de muchos años”, dijo Sánchez.

Otra queja de los residentes de ambos costados es que desde hace 20 años se habla de un túnel de conexión vial entre La Calera y Bogotá por la calle 170 como alternativa para acabar con el embudo que representa llegar a Bogotá por la calle 85 con carrera séptima. “Pero eso no ha pasado de los anuncios”, dijo Claudia Hernández, residente de La Calera.

Los miembros de varias Juntas de Acción Comunal de La Calera han sostenido reuniones con la alcaldía municipal. “Le hemos propuestos salidas como arreglar los ejes viales prioritarios entre La Cabaña y Serrezuela, La Calera y El Triunfo y entre La Aurora y El Carmen. Los tres están sin atención y entre todos no suman más de 20 kilómetros que le sirven mucho a Bogotá pero también a la región”, explicó Sánchez.

Estos son los cierres programados en Bogotá
‘Si quieren que El Codito sea una vía alterna, que la pavimenten’

Esta foto muestra claramente el estado de vía que por El Codito conduce a La Calera y a Sopó. 

Foto:

Alfredo Sánchez. 

Por la cronoescalada del IDRD, este domingo estará cerrado el paso para vehículos motorizados por la vía a Patios, desde la carrera 7.ª con calle 85 hacia el peaje, entre las 6 y las 9 a. m. Cada 45 minutos bajará un bus para quienes tengan que ir a Bogotá por este corredor. El servicio lo ofrece el Distrito y es gratuito.

Para el segundo evento, organizado desde Usaquén hasta el parque Simón Bolívar, el sábado se presentará afectación de un carril de la carrera 9 A con calle 134 A, desde las 8 a. m., en donde se descargará el material de la tarima.

Tenga en cuenta el recorrido de la maratón, por la que habrá restricciones viales: sale de la carrera 9.ª con calle 134 A al sur, toma la diagonal 92 hasta la NQS hacia el sur. En el puente de la diagonal 61 C se toma al oriente. Un tramo de las carrera 24 y 28 al sur, y de la calle 53 al occidente también presentarán cierres, así como las inmediaciones al parque Simón Bolívar, como la calle 44 y las carrera 60 y 58.

REDACCIÓN BOGOTÁ 
Escríbanos a carmal@eltiempo.com​

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.