51 encuestadores del Sisbén atracados desde marzo en Ciudad Bolívar

51 encuestadores del Sisbén atracados desde marzo en Ciudad Bolívar

Las autoridades responden que no hay personal suficiente para hacer acompañamiento personalizado.

encuestadores

En Ciudad Bolívar, cerca de 200 encuestadores realizan visitas todos los días.

Foto:

Cortesía Planeación

Por: Camilo Andrés Castillo
18 de junio 2019 , 09:41 p.m.

Según el registro que lleva un coordinador del consorcio Sisbén IV, cuya labor consiste en encuestar personas en Ciudad Bolívar, desde el 23 de marzo del 2019 se han presentado 51 atracos contra las personas que efectúan esta labor.

Esto no solo afecta la seguridad de los trabajadores, sino que retrasa el censo, indicó la fuente.

Una exencuestadora del consorcio Sisbén IV alertó sobre esta situación a través del consejo de redacción que se realiza todos los lunes, a la 1 p. m., en el Facebook de EL TIEMPO: “Sería bueno que ustedes denuncien los atracos a los encuestadores del Sisbén que se encuentran adelantando el proyecto de Sisbén 2020”.

Ante esta denuncia, este medio visitó la localidad para conocer la gravedad de los hechos. Para ello, hablamos con algunos trabajadores a cargo de este proyecto.

María (se omite el nombre con apellidos por seguridad)
cuenta que trabajó durante cuatro meses en esta actividad. Obtuvo un contrato de prestación de servicios con el consorcio Sisbén IV mediante una convocatoria pública, desde el 6 de abril hasta el 22 de mayo del 2019.

Eran las 8:30 a. m. del 4 de mayo, se encontraba junto a su supervisora en el barrio Verona, a pocos metros de la Universidad Distrital, sede Candelaria la Nueva. Ambas mujeres esperaban la llegada de otras cuatro encuestadoras, cuando las abordó un hombre que las amenazó con cuchillo y las obligó a entregar sus celulares y equipos de trabajo.

Ella manifiesta que esto no es un caso aislado y que los hurtos al personal son recurrentes. A raíz de esta situación y del poco acompañamiento que reciben, Gloria decidió renunciar. “Han sido frecuentes los robos a las personas que participamos en este proyecto. Renuncié por un tema de seguridad personal y porque sé que para la Policía Nacional es muy difícil estar detrás de cada uno de nosotros”, señaló.

Tendrá que haber un muerto para que se prendan las alarmas

Al respecto, la Policía afirmó que se realiza un acompañamiento territorial coordinado con la Secretaría de Seguridad a las trabajadoras. “El Sisbén y la Secretaría de Planeación envían un cronograma a Seguridad para que coordinen el auxilio”, afirmó un vocero de la institución, quien añadió que “es muy difícil asignar un policía para cada trabajador”.

Esta versión coincide con la entregada por la Secretaría de Seguridad. Desde la entidad manifestaron que este tipo de asaltos no tienen que ver con la labor que ellos realizan, sino que están relacionados con la inseguridad de la zona. Además, hicieron énfasis en la importancia de reportar los casos.

A propósito, la exencuestadora señala que apenas ocurrió el robo, ella y su supervisora hicieron la denuncia. “En la Fiscalía asignaron un fiscal, pero no sé si el caso avanzó. Cuando fui me pidieron una descripción del señor, pero yo del susto no me fijé en eso. Tendrá que haber un muerto para que se prendan las alarmas”, indicó.

Esta versión coincide con la entregada por el coordinador de la zona, quien manifiesta que todos los robos han sido denunciados ante la Fiscalía y que en los contratos que firman los visitadores existe una cláusula que los obliga a denunciar hechos de ese tipo.

“Ellos deben hacer tramitar la denuncia ante la Policía, la Fiscalía y la empresa encargada de brindar el soporte técnico de los equipos”, señaló Iván Prieto, encargado del proyecto en Ciudad Bolívar.

encuestadores

Los trabajadores realizan en promedio 12 encuestas por día.

Foto:

Cortesía Iván Prieto

Cuando le roban el equipo a una persona, inmediatamente se bloquea este y la información que estaba dentro se pierde, aclararon.

Planeación, por su parte, manifestó que desde la entidad han venido coordinando la disposición de apoyos al operativo del Sisbén: “Como resultado se ha logrado contar con respaldo de la Policía, tendiente a minimizar los riesgos e identificar a los responsables”.

Esto sin contar el pánico que estas situaciones generan en el entorno de los visitadores y las consecuencias de ello: “Actualmente hay más de 200 personas en campo, pero durante los últimos meses han renunciado 82 por el tema de los atracos”, afirma Prieto. En esta base de datos también es posible determinar las zonas en donde más robos se presentan, siendo los barrios Verona (10 robos), Jerusalén (6) y Las Brisas (4 ) los más riesgosos.

Los tres barrios están uno junto al otro y se ubican en la parte baja de la localidad. La mayoría de robos se presentan en la mañana y con armas de fuego.

A mí me robaron en el barrio Verona. En esa zona hay un banda organizada grande. Todos saben quiénes son

Pese a la negativa por parte de las encuestadoras a afirmar que los atracos están ligados a una banda organizada, algunos aseguran que la forma en la que actúan los delincuentes es similar. “Son personas con las mismas características y la misma moto”, señala Nani Sierra, víctima de dos atracos.

Nani relata que el primer hurto del cual fue víctima se presentó a los dos días de empezar a trabajar. “Estábamos en el barrio El Perdomo, yo tenía el celular del trabajo en la mano, cuando dos hombres pasaron en una moto y me lo robaron”. Y advierte: “Ese mismo día, esos dos tipos ya habían robado a una compañera”.

Respecto a la segunda vez que fue asaltada, afirma que la modalidad fue similar, pero que en esa ocasión, ella notó que un hombre en moto la estaba siguiendo: “A mí me robaron en el barrio Verona. En esa zona hay un banda organizada grande. Todos saben quiénes son”, relata la trabajadora.

¿Qué les roban?

Posiblemente, uno de los detonantes de los atracos sean los equipos que los visitadores traen consigo. Se trata de un celular marca Huawei en el que registran toda la información que recopilan durante el día.

Esta situación es preocupante pues cuando un celular es hurtado, toda la información que esta dentro del dispositivo y no fue descargada en el centro de operaciones, se pierde. ​Lo que para el trabajador significa volver a realizar el trabajo desde cero.

“A mí me robaron a mí me tocó devolverme a hacer el trabajo de nuevo, cómo es posible que me toque devolverme sola”, concluyó María.

CAMILO ANDRÉS CASTILLO
En Twitter: @camiloandres894
REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.