¿Por qué los infractores de tránsito no están pagando sus multas?

¿Por qué los infractores de tránsito no están pagando sus multas?

Muchos le apuestan a la prescripción y las autoridades no cobran oportunamente los comparendos.

Comparendos en la avenida Eldorado

Una multa prescrita por tiempo es aquella que no tiene declaración de prescripción, estas, son las que se encuentran en lista de espera.

Foto:

Cortesía Secretaría de Movilidad

11 de octubre 2018 , 06:45 a.m.

Un comparendo prescribe tres años después de haber sido impuesto, y muchos infractores de las normas de Tránsito deciden no pagar esperando a que pase el tiempo y las autoridades no les puedan cobrar.

El asunto se ha convertido en un motivo de pugna permanente que tiene enfrentados a las secretarías de Movilidad y a los ciudadanos, entre otras razones, porque las multas prescriben y las autoridades tampoco lo declaran oficialmente.

En Bogotá hay 55.903 multas que ya cumplieron el término, pero que aún no han sido declaradas como prescritas.

En Cundinamarca 321 multas han sido declaradas prescritas entre el 2012 y el 2018.
Sin embargo, hay 14.002 que se encuentran prescritas por tiempo, pero no tienen declaración.

Las secretarías aseguran que se encuentran en proceso de cobro coactivo, y que por haber hecho la notificación correspondiente, los infractores no pueden exigir derecho de prescripción, que es una figura jurídica por medio de la cual se establece que el Estado pierde el derecho de cobrar multas impuestas a su favor por el vencimiento de un término temporal. En el caso de las infracciones de tránsito, el plazo es de tres años.

PRECRITAS MUNICIPIOS CUNIDNAMARCA

Estos son los municipios de Cundinamarca con mayor número de multas prescritas por tiempo.

Foto:

Infografía CEET

En el país, más de 1,4 millones de multas se encuentran prescritas por tiempo, según cifras del Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones por Infracciones de Tránsito (Simit).

Hay 198.302 multas adicionales que ya fueron declaradas,
lo que quiere decir que el Estado ha dejado de recibir el dinero que por ley le corresponde, además de que los infractores han hecho caso omiso al cumplimiento de sus obligaciones.

Pero el problema va más allá. Si bien es cierto que el infractor tiene el deber de pagar la multa que le fue impuesta, es obligación de las secretarías de Movilidad hacer que los procesos de cobro sean ágiles y efectivos.

PRESCRITAS POR TIEMPO COLOMBIA

Estas son las multas que están prescritas por tiempo a nivel nacional.

Foto:

Infografía CEET

PRESCRITAS POR TIEMPO COLOMBIA

Estas son las multas que ya fueron declaradas prescritas y por tanto ya no tienen ningún efecto en el sistema.

Foto:

Infografía CEET

Gabriel Chaparro* hizo llegar a EL TIEMPO varios documentos que, según él, prueban la falta de eficacia en los procesos de la Secretaría de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, y afirma que aunque las multas que le fueron impuestas en municipios de Cundinamarca ya prescribieron, la entidad no ha expedido la declaración que lo certifica para que puedan ser borradas del Simit.

Explica que a él le impusieron multas en la capital, y la Secretaría Distrital de Movilidad sí hizo la declaración de prescripción, y los comparendos fueron borrados del Simit. Asegura que las respuestas son negligentes, y que le tocó recurrir a un abogado para iniciar un proceso jurídico.

Para la directora de la oficina de Procesos Administrativos de la Secretaría de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, el problema radica en “la falta de cultura de pago de los infractores que esperan a que venzan los términos para solicitar la prescripción”.

Según esta Secretaría, los infractores radican derechos de petición ante la oficina de Procesos Administrativos para exigir la prescripción de los comparendos sin tener en cuenta lo establecido por el Código Nacional de Tránsito Terrestre.

Esto hace que los procesos caigan en un 'va y viene' entre los infractores y las entidades, hecho que ocasiona congestión administrativa.

Esta acción jurídica tiene enfrentados a los ciudadanos y a las secretarías de Movilidad en una pugna por beneficiar los intereses de cada uno.

Sin embargo, la responsabilidad es de ambos lados: los ciudadanos no deben infringir las normas de tránsito, y de hacerlo tienen que pagar la multa correspondiente; a su vez, las secretarías tienen que garantizar procesos ágiles para hacer efectivo el pago.

¿Qué dice la ley acerca de las prescripciones?

Una multa de tránsito atraviesa varios procesos antes de poder ser declarada prescrita:

  • La persona puede pagar la multa dentro de los cinco días siguientes a su imposición. Tendrá el 50 % de descuento y debe realizar un curso. En este plazo también tiene derecho a impugnar.
  • En caso de no llevar a cabo ninguna de las dos opciones, tiene 15 días más para pagar la multa con un 20 por ciento de descuento, caso en el que también debe hacer el curso.
  • Si el ciudadano tampoco pagó dentro de este plazo, le darán 11 días más para ponerse al día y deberá pagar el ciento por ciento de la multa.
    Si dentro de este plazo no se hace efectivo el pago, empezarán a correr intereses sobre el valor impuesto.
  • En caso de que la persona haya impugnado, la entidad deberá escucharla y evaluar la situación para absolverla o sancionarla. Pasaría entonces a ser contraventor, lo que significa que se convierte en un infractor de las normas de tránsito. Además, si la persona no pagó, la entidad lo declarará contraventor después de los 30 días de la imposición del parte.
  • El trámite pasa a la oficina de Procesos Administrativos de la Secretaría de Movilidad correspondiente, donde se inicia un proceso de cobro persuasivo –por medio de llamadas y mensajes– en los cuales se invita al infractor a ponerse al día; este trámite dura de 30 a 90 días.
    Si el cobro persuasivo no logra que el infractor pague su deuda, la entidad inicia el cobro coactivo. Esta acción es un procedimiento especial mediante el cual el Estado puede hacer efectivas las multas impuestas a su favor.
  • La entidad debe enviar una notificación del cobro coactivo o mandamiento de pago mediante un correo a la última dirección registrada por el infractor. Si la notificación no se da, la entidad debe publicar el cobro coactivo en la página web; en el caso de Cundinamarca, en el portal de la Gobernación.
  • Estas rutas cambiaron con la nueva reglamentación: para los comparendos impuestos antes del año 2012, la notificación también podía hacerse mediante una publicación en cualquier medio de comunicación de circulación nacional.
  • Cuando la entidad notifica al infractor el cobro coactivo, se interrumpe la prescripción; esto debe hacerse en un plazo de tres años después de la imposición de la multa, es decir, solo quienes no hayan sido notificados pueden exigir una prescripción.

ANA MARÍA MONTOYA ZORRO
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO
En Twitter: @Lacrespaana

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.