Bicicleta todoterreno o de ruta, ¿quién le gana a quién?

Bicicleta todoterreno o de ruta, ¿quién le gana a quién?

La cicla triunfa en cualquiera de sus modalidades, pero en su versatilidad, una se lleva a la otra.

AUTOPLAY
Bicicleta todoterreno o de ruta, ¿quién le gana a quién? | EL TIEMP
Todoterreno

Carlos Ortega- El Tiempo

Por: Hugo Parra Gómez
28 de diciembre 2018 , 11:05 p.m.

No se trata de una rivalidad ni de que se miren feo, como tampoco es cuestión de clases. Es gusto, pasión, adrenalina. A su manera. A conveniencia. Y cada uno respeta al otro. Lo cierto del caso es que cada día se venden más bicicletas tanto de ruta como todoterreno, como se comprueba en este reportaje. Vamos por partes.

EL TIEMPO acompañó en varias jornadas a expertos para poder entender qué es lo que los lleva a meterse en la montaña, a escarbar terrenos, saltar barrancos o andar a todo pulmón por la autopista Norte, por la calle 80 vía al alto del Vino y pasar largas horas dando vueltas en la pavimentada del parque El Tunal, en el óvalo del velódromo Primero de Mayo o en la ciclorruta de la biblioteca Virgilio Barco.

A Janys Estrada la vimos primero en un circuito en los terrenos aledaños al embalse de Tominé, en uno de los recorridos con sus alumnos de Capital Riders a quienes les daba algunos tips claves para que aprendieran a sortear las pruebas del enduro, esa modalidad de la bicicleta todoterreno que los obliga a subir con paso fuerte y firme por entre la montaña, al igual que bajar a toda velocidad como alma que lleva el diablo

La preparación es exigente; hay que tener un nivel físico alto. Son cinco o seis horas compitiendo, aunque no a full pero sí con bastante resistencia. Y luego vienen los descensos, que es lo que vale. Ahí hay que tener explosión, confianza, fortaleza. Y para eso es clave el tema del gimnasio”, dice esta mujer que fue pionera en estas modalidades de la todoterreno y campeona en varias oportunidades.

A su lado está Luisa Cristancho, una joven estudiante de arquitectura que recuerda las primeras veces que se escapó de su casa para ir a competencias en los pueblos vecinos a Bogotá, en una modesta bicicleta de marca nacional.

La otra cara de la moneda son los ruteros. Sus máquinas son más delgadas, livianas, se ven más aceitadas, más brillantes y hasta relucientes. De hecho, los colombianos están más acostumbrados a verlos en las grandes carreras internacionales.

Acompañamos a Jaime Silva, presidente de la Liga de Ciclismo de Bogotá, a montar en su bicicleta de carreras en el circuito del parque El Tunal. Para él, la magia de la ruta es abstraerse de la rutina, disfrutar del ambiente, del paisaje, pegarse a la rueda de otros competidores, conversar con los compañeros de recorrido, desintoxicar el cuerpo y tener una mejor capacidad física.

Bicicleta de ruta en la biblioteca Virgilio Barco

El Distrito ha adecuado varios espacios para la práctica de las diferentes modalidades. Aquí por ejemplo van ruteros en el recorrido por la ciclorruta alrededor de la biblioteca Virgilio Barco.

Foto:

ABEL CÁRDENAS. EL TIEMPO. ARCHIVO.

“El uso de la bicicleta ha crecido exponencialmente en todas las modalidades. De un lado están los resultados del ciclismo profesional colombiano en todos los escenarios del mundo; lo que pasa es que hay mayor presencia de la bicicleta todoterreno por los escenarios que hay en las montañas”, dice el presidente de la liga.

Todoterreno

El Distrito ha adecuado varios espacios para la práctica de las diferentes modalidades. Janys Estrada enseña a manejar la todoterreno

Foto:

Abel Cárdenas- El Tiempo

Se calcula que por cada un rutero hay entre tres y cinco ciclomontañistas en sus diferentes modalidades: cross country o campo traviesa, cuesta abajo o downhill y enduro.

“Pero no hay rivalidad, lo que hay es una tendencia hacia la montaña que supera la todoterreno frente a la ruta. También está en auge el piñón fijo o fix en sus diferentes categorías, que va en aumento y muchos jóvenes utilizan como elemento de transporte, diversión y para ir a la universidad o el trabajo”, dice Silva.

Para viajar en la ruta hay que llevar un buen casco, guantes, impermeable; en cambio, para entrar a la montaña y recorrer caminos más agrestes hay que llevar coderas, rodilleras, ojalá un casco fullface (que cubra toda la cara) y guantes.

En un recorrido por varios puntos de venta, precisamente para estas fiestas de Navidad, los comerciantes nos aclararon que la reina de las ventas es la todoterreno. Sin lugar a dudas.

la clave es la adrenalina, la aventura, descubrir lugares y salir a descubrir con los amigos lugares increíbles

Magda Almanza, más conocida como Magola, es una de las personas más reconocidas en la venta y reparación de bicicletas en la calle 68.  “La todoterreno se lleva por delante la de ruta por ser más cómoda, porque se puede andar por cualquier sitio. Si es destapado, si es liso, si está lleno de piedras o de huecos, aguanta más”, dice la experta en este tipo de negocios.

En cuando a las preferencias, no hay distinción: hombres, mujeres y niños se deciden más por la bicicleta ancha que aguanta todos los golpes que por una de ruta o aquellas de moda, las fix, que aunque están en auge, no tienen punto de comparación.
Otro de los vendedores, David Martínez, advierte que la llanta ancha es más versátil para la ciudad; en cambio, las delgadas de ruta son solo para ir por la autopista o la calle 80, para pisos más lisos, y requieren más cuidado.

Y otro punto a favor es el precio. La demanda ha hecho que se consigan bicicletas para todos los terrenos en aluminio desde 500.000 pesos, y de muy buena calidad.

Al final de cuentas, como dice Reynaldo Escobar, un diseñador industrial experto en enduro y quien da saltos por entre la montaña en su bicicleta, “la clave es la adrenalina, la aventura, descubrir lugares y salir a descubrir con los amigos lugares increíbles”.

HUGO PARRA
Redacción Bogotá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.