El último adiós a las hermanas Meléndez

El último adiós a las hermanas Meléndez

Unas 200 personas despidieron a las jóvenes víctimas del siniestro vial en la Autonorte con 146.

Accidente en la autonorte con calle 146

En la iglesia San Juan de Ávila del barrio Contador fueron veladas las hermanas Irlanda y Daniela Meléndez, de 23 y 22 años.

Foto:

María Orjuela

Por: EL TIEMPO ZONA
07 de septiembre 2018 , 06:45 a.m.

En la sala de velación número uno de la iglesia San Juan de Ávila, unas quince personas se reúnen alrededor de una mujer devastada. Se trata de Martha Lozano, madre de las jóvenes Irlanda Meléndez, de 23 años, y Daniela Meléndez, de 22, quienes fallecieron tras sufrir un siniestro de tránsito en la autopista Norte con calle 146, en la noche del pasado lunes.

La madre se pone de pie y camina, con la mirada perdida y con ayuda de dos acompañantes, hacia el oratorio. Una de las asistentes lleva una botella de agua y otra de alcohol, por si Martha se desmaya. “Dios, dame la fuerza que tenían mis hijas para aguantar este dolor”, se escucha que dice.

Es la escena de una mamá que pasó de la alegría a la tristeza en un mismo día. Esto por ver a su hija mayor, en la tarde, convertirse en profesional, y en la noche, llegar al lugar de la tragedia que le arrebató la vida.

Víctimas del accidente en la Autonorte

Irlanda Meléndez, de 23 años, y Danna Meléndez, de 22 años.

Foto:

Facebook: Irlanda Meléndez - Danna Meléndez

“Irlanda quería ser una gran política. Me decía: ‘Tía, yo voy a ser ministra y voy a luchar por las mujeres’. Estoy segura de que lo iba a lograr”, cuenta Yolanda Lozano, tía materna de las fallecidas.

“Eran hermosas. Todo el tiempo sonrientes. Juanes, el novio de Daniela, era muy cercano a la familia; ellos dos se amaban tanto que se fueron juntos”, relata.

Yolanda, igual que los demás miembros de la familia, expresan que no buscan culpables de lo ocurrido.

Irlanda quería ser una gran política. Me decía: 'Tía, yo voy a ser ministra y voy a luchar por las mujeres’. Estoy segura de que lo iba a lograr

“Estuvimos cenando por el grado de Irlanda. Hablé con ellas hasta las 9:30 de la noche. Todos salieron para el apartamento de mi hermana a dejarla a ella y a mi cuñado. Cuando iban a la casa de Juanes fue que pasó todo”, narra.

La mejor amiga de Irlanda, Juliana Giraldo, recuerda que ese lunes pudo haber estado en el vehículo accidentado. “Ese día estaba en mi universidad y quedé en llamarlas cuando saliera de clase porque nos íbamos a encontrar; sin embargo, no lo hice. No sé por qué no las llame”.

Tratar de contener la nostalgia le resulta imposible, pues se conocían hace diez años porque vivían en el mismo conjunto, en Suba Compartir.

En el oratorio, Fernando Meléndez, abuelo de las jóvenes, consuela a la madre. “Usted es más fuerte que todos en esta sala”, la anima, secándole las lágrimas.

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.