Crece el debate por las fallas en el servicio de energía de Bogotá

Crece el debate por las fallas en el servicio de energía de Bogotá

Alcaldesa dice que tomará medidas y en el Concejo programan debate. Empresa anuncia inversiones.

Energía Eléctrica

En la localidad de Chapinero la empresa Enel-Codensa viene realizando obras en las redes de energía.

Foto:

Enel Codensa

Por: Bogotá
15 de febrero 2020 , 09:19 p.m.

De un tiempo para acá, las quejas por los frecuentes y prolongados cortes de luz en Bogotá han ido en aumento. Esas fallas en el servicio, que es prestado por la empresa Enel-Codensa, afectan tanto a usuarios residenciales como a sectores comerciales y de oficinas, y también tienen impacto en los semáforos y hasta en la seguridad.

“El asunto viene siendo preocupante en los últimos cuatro meses y las zonas más afectadas son los barrios Quinta Camacho, Juan 23, Chapinero Centro y la vereda El Verjón”, dice Eduardo Silva, edil de Chapinero, una localidad con gran actividad comercial durante el día y la noche y alta presencia de oficinas, además de un sinnúmero de conjuntos residenciales.

(Le puede interesar: Grupo Energía Bogotá eligió a su presidente de junta)

La molestia de la gente también tiene que ver con que luego de que se hacen las intervenciones en las redes, vuelven a presentarse interrupciones.

Además, los usuarios reclaman por la demora para restablecer el fluido eléctrico, una vez se produce el corte. Y aunque muchas de esas suspensiones son programadas, estas pueden tardar casi todo un día, de 8 a. m. a 5 p. m.Chapinero es la localidad más golpeada con la suspensión del servicio en los últimos meses, pero también Ciudad Bolívar y Teusaquillo, de acuerdo con el reporte de la Superintendencia de Servicios Públicos. Igual ocurre en Usaquén y Suba, entre otros.

Los reclamos de los usuarios no son solo en Bogotá. En Cundinamarca, donde Enel-Codensa tiene unos 900.000 clientes, el servicio de energía es particularmente crítico en 20 municipios.

Desde el 2016, con la fusión de Codensa y la Empresa de Energía de Cundinamarca, la compañía bogotana empezó a atender los 116 municipios del departamento, así como otros de Meta y Tolima, para un total de 130.

(También lea: Qué hay detrás de la pelea en el matrimonio entre GEB y Enel)

En ese territorio, Enel-Codensa tiene 3,5 millones de suscriptores, incluyendo los de la capital del país, y el mantenimiento de una red de 80.000 kilómetros, buena parte de ella en zonas de difícil acceso y clima agreste.

Los continuos reclamos desembocaron a finales del año pasado en un acuerdo entre la Superservicios y la empresa comercializadora para que se redujera en un 3 por ciento anual el número de usuarios afectados y compensados (descuentos a través de la factura).

En cuanto al departamento, la meta es bajar en un 30 por ciento la duración y reiteración de las interrupciones en los próximos tres años.

Los indicadores del organismo de control señalan que en la capital se ‘cae’ la luz cerca de 9 veces en promedio por usuario al año. La duración de esos cortes fue de 6,3 horas, aproximadamente, por usuario.

No obstante, cabe reconocer que estos dos indicadores son mejores que los de muchas otras regiones del país. Bogotá es la cuarta capital con mejor comportamiento por interrupciones y la segunda por frecuencia.

Frente a los reclamos, la Superservicios reporta que estos crecieron 17,5 por ciento en 2018 y 13,91 por ciento en 2019. Entre los dos años hubo aproximadamente 120.000 quejas.

En Cundinamarca, tal vez el municipio más afectado por los cortes de energía es Gutiérrez, a 75 km de Bogotá, en la provincia de Oriente. A septiembre de 2019, se registraban allí 50,6 cortes en promedio por usuario y una duración de 237 horas al año.

El aumento de los reclamos por las caídas del fluido y la duración de las mismas trascendió el debate público y llegó hasta donde la alcaldesa Claudia López, que decidió ponerle la lupa a la prestación del servicio de energía. Y en el Concejo, entre tanto, el tema entró en la agenda de los próximos debates.

“Estamos llenos de quejas de la ciudadanía por los constantes cortes de luz y la mala prestación del servicio de @CodensaEnergia-enel. Vamos a tomar medidas de control desde @Bogotá y a pedirle a la Superintendencia de Servicios Públicos que también tome medidas”, escribió en Twitter la mandataria, al responder a usuarios que por esta red se vienen quejando. Esta semana se espera que el problema de Bogotá sea tratado en la Superservicios.

Por su parte, la concejal Lucía Bastidas, del Partido Verde, viene promoviendo un debate para el 26 de febrero. “Como concejal de la ciudad solicito una explicación pública de esta situación y el soporte técnico de los constantes cortes de energía a los usuarios”, dijo.

Vamos a tomar medidas de control desde @Bogotá y a pedirle a la Superintendencia de Servicios Públicos que también tome medidas

Respuesta de Codensa

Enel-Codensa reconoce que hay fallas en la prestación del servicio en Bogotá y Cundinamarca, y dice que estas se encuentran focalizadas. El gerente de la compañía, Francesco Bertoli, precisa que están trabajando en soluciones a corto, mediano y largo plazo, y aclara que los indicadores promedio de la empresa cumplen con la regulación para el servicio.

Nuestro compromiso es robustecer y mejorar la infraestructura, hemos iniciado ya el refuerzo de nuestra operación de mantenimiento en zonas como Chapinero, Usaquén y algunos municipios de Cundinamarca, que permitirá a los clientes ver resultados positivos en el primer semestre de 2020”, aseguró.

Si bien hay que advertir que son evidentes las quejas de los usuarios, también es claro que la percepción negativa sobre el servicio ha estado influenciada por las redes sociales, un espacio en el que la ciudadanía se siente más empoderada a la hora de reclamar.

De hecho, la declaración de la alcaldesa obedeció a decenas de tuits, entre los cuales hay testimonios reales y también mucha desinformación.

El inconformismo ciudadano ha dado para que algunos interpreten que las fallas tienen que ver con los líos administrativos y judiciales que enfrentan al Grupo Energía Bogotá (GEB) –holding en el que la ciudad es accionista mayoritario– y su socio, Enel Colombia, dueños de Enel-Condesa y Enel-Emgesa.

Sin embargo, voceros de la empresa lo niegan. “Es importante no confundir las disputas legales entre los socios con el servicio de Enel-Codensa, pues son cosas diferentes”, dijo Bertoli.

Y añadió que el 2019 fue un año récord en inversiones en redes, con 800.000 millones de pesos destinados al mejoramiento de esa infraestructura, y que en los próximos tres años (entre 2020 y 2022) tienen proyectado, en el marco del acuerdo con la Superservicios, invertir 2,4 billones de pesos adicionales.

“Estos recursos nos permitirán continuar haciendo mejoras en la red para optimizar la calidad del servicio a nuestros clientes”, aseguró Bertoli, quien destacó que, en todo caso, los beneficios de esas inversiones se irán viendo gradualmente y no de manera inmediata. Los primeros se empezarán a sentir en junio próximo.

Además, el plan de inversiones de la empresa Enel-Codensa contempla construir 30 subestaciones en los próximos 10 años en Bogotá y Cundinamarca. Una obra de esas puede costar hasta 50.000 millones de pesos y tomarse entre 3 y 5 años, eso si las comunidades no se oponen a tener cerca una infraestructura de estas.

Todo lo anterior suena bien. Lo que la ciudadanía quiere ver ahora es que tales anuncios se traduzcan en menos cortes de luz y con menor frecuencia; de lo contrario, las quejas se multiplicarán.

Hemos iniciado ya el refuerzo de nuestra operación de mantenimiento en zonas como Chapinero, Usaquén y algunos municipios de Cundinamarca

La dificultad de reparar una red

Enel-Codensa explica por qué muchas veces es complejo realizar una reparación en una red. En el caso de Chapinero, donde la empresa hay 85 km priorizados, la mayor dificultad es cuando las interrupciones se producen por una falla subterránea. Esta red tiene 342 km.

Y si bien este tipo de redes tiene menos riesgos de cortes, frente a las áreas, la dificultad es detectar el punto exacto donde se presenta el problema que, por lo general, ocurre por inundación.

En estos casos se utilizan equipos telecontrolados que permiten, desde un centro de operación, aislar el circuito afectado para luego restablecer el suministro para el 80 % de los clientes. Pero para el resto, la reparación puede tomar horas.

Por eso, la empresa viene realizando obras de impermeabilización de la red, mejoras en los desagües y adoptando tecnología para detectar oportunamente las fallas y restablecer el servicio.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Editor de Bogotá
@BogotaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.